Series tiempos de gloria

Inicio > Series - VIVIENDO SIN LIMITACIONES
VIVIENDO SIN LIMITACIONES

VIVIENDO SIN LIMITACIONES

Viviendo Sin Limitaciones

Domingo, 30 de octubre

Juan Moreno

Hay momentos en la vida donde ya no avanzamos, pero somos nosotros quienes nos limitamos ya que tenemos un Dios ilimitado, todopoderoso. Nuestro Dios es el dueño de todo.

Nosotros mismos somos quienes nos ponemos limitaciones y espiritualmente llegamos a un punto donde llegamos a ser discapacitados para hacer muchas cosas.

Debemos empezar a cambiar nuestra mentalidad y recordar que depende de nosotros que Dios obre en nuestra vida, nuestra parte es creer y confiar en Él.

Todos vivimos momentos difíciles en la vida; cuando aconsejamos a alguien en un momento difícil le decimos: recuerda que es momentáneo y tiene un propósito, pero cuando nos toca a vivirlo a nosotros, es cuando realmente debemos aplicar la Palabra que hemos aprendido.

Todo tiene un propósito, pero depende de ti, como veas cumplirse ese propósito, si lo vas a seguir esperando de mala manera o si vas a cambiar por completo tus acciones y actitud, pidiéndole a Dios que te ayude para que puedas alcanzarlo.

Efesios 6:11-13 “Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes”.

Nuestra lucha no siempre va a ser contra las personas que creemos que nos están haciendo mal. Debemos de estar preparados para no caer en el momento de la prueba.

Es como que si trataras de avanzar caminando con muletas o con un bastón o hasta con un andador, jamás vas a llegar a lograrlo de la mejor manera si sigues con esas limitaciones.

Salmo 38:3
“Nada hay sano en mi carne, a causa de tu ira; ni hay paz en mis huesos, a causa de mi pecado.”

El pecado no ayuda a salir adelante en medio de la prueba. Muchas veces es en el mismo pecado en el que tratamos de buscar la paz cuando debemos de recordar que la paz solo viene de Dios. No debemos de buscar en ningún otro lado la paz que sólo Él nos puede dar.

Debes de obrar de buena manera para que Dios te pueda seguir bendiciendo, de lo contrario, no puedes avanzar de la mejor manera. En vez de avanzar mejor se vuelve más difícil hasta que no te des cuenta que debes cambiar por completo.

Deuteronomio 8:11 – 14 “Cuídate de no olvidarte de Jehová tu Dios, para cumplir tus mandamientos, sus decretos y sus estatutos, que yo te ordeno hoy; No suceda que comas y te sacies, y edifiques buenas casas en que habites, y tus vacas y ovejas se aumenten, y la plata y el oro se te multipliquen, y todo lo que tuvieres se aumente, y se enorgullezca tu corazón y te olvides de jehová tu Dios, que te sacó de la tierra de Egipto de casa de servidumbre.”

Las situaciones adversas tienen un propósito, recuerda que siempre somos necesitados de Dios, Él es bueno, fiel y misericordioso para con nosotros.

Cuando olvidamos esto es más difícil recibir lo que Dios ya ha preparado para nosotros.

Problemas siempre vamos a tener, momentos difíciles siempre van a existir, pero depende de ti que te levantes de esa silla y empieces a recordar que nuestro Dios es misericordioso, un Dios que perdona, un Dios que olvida cuando realmente te arrepientes y reconoces que estas mal y quieres cambiar.

Todas esas bendiciones que Dios tiene están esperándote a que cambies esa actitud para que pueda dártelas y así puedas caminar sin limitaciones hacia el propósito de Dios para tu vida.

Salmo 145: 16- 20 “Abres tu mano, Y colmas de bendición a todo ser viviente. Justo es Jehová en todos sus caminos, y misericordioso en todas sus obras. Cercano está Jehová a todos los que le invocan, a todos los que le invocan de veras. Cumplirá el deseo de los que le temen; Oirá asimismo el clamor de ellos, y los salvará. Jehová guarda a todos los que le aman, Mas destruirá a todos los impíos”.

Debes demostrar esa confianza y ese amor a Él con las acciones de tu vida.

Dios está buscando gente que no dude en lo que Él tiene, sino que crean y lo amen.

Su misericordia permanece para los que lo aman, los que lo anhelan y le temen. Dios no va a dejar que te vayas con las manos vacías sino te va a llenar, porque a eso veniste, a aprender, a avanzar sin limites.

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238