Series tiempos de gloria

Inicio > Series - VIAJA LEGERO
VIAJA LEGERO

VIAJA LEGERO

Para avanzar es necesario dejar el “sobrepeso”

20 de febrero de 2011

Dios me hablaba que cuando decidimos vivir la vida que Él nos quiere dar hay cosas que nos impiden alcanzarla.

Cuando nos vamos de viaje y estamos listos para subir al avión, antes debemos pasar por el registro donde pesan tus maletas. Revisan el “sobrepeso” ya que es ese sobrepeso no permite al avión elevarse al nivel deseado.

Ese “sobrepeso” en nuestro equipaje hace que no podamos ir al nivel que Dios tiene planeado para nuestra vida.

Sabes que un piloto me contaba que cuando el avión ya está listo para despegar “taxea” (da vueltas sobre la pista alistándose para despegar) En ese momento, si el avión lleva sobrepeso, se enciende una luz en el tablero indicándolo. Entonces el avión debe regresar a la puerta de salida para dejar ese exceso de peso que no le permite despegar.

Hoy vas a salir de aquí con un equipaje ligero, pero además debes de contar con un plan de vuelo. El Espíritu Santo tiene planes diseñados para nosotros, y aunque a veces no los entendamos, sabemos que vamos a llegar al destino esperado.

Hay tantas cosas que pesan tanto que no te permiten despegar, y por eso hoy, vamos a identificar esos “sobrepesos” para poder dejarlos y elevarnos al nivel que Dios nos quiere llevar.

Cuando vas en un avión y empiezas a elevarte empiezas a ver las cosas de otra manera. Conforme más te elevas más pequeñas ves las cosas. Así es como veremos los problemas si dejamos atrás esas cargas. Recuerda que Dios está contigo en todo momento.

LA DESILUSIÓN
Las desilusiones llegan cuando no sale algo como nosotros la esperábamos. Con la desilusión llega la amargura. La amargura entra en un corazón que no está sano. Es como un herida que si no se cuida, se infecta.

Hay personas que viven amargadas. Se nota por como hablan y como se expresan de la vida. A su vez, hay personas que viven felices; hablan bien aunque hayan vivido desilusiones, por que son personas que no permiten a la amargura entrar en su corazón. Pablo es un claro ejemplo de este tipo de personas. Él tenía planes. Su ilusión era ir a predicar a España, pero terminó en la cárcel. Él pudo desilusionarse pero volvió a creer y se puso a escribir. Gracias a esto hoy podemos edificar nuestras vidas a través de los libros de la Biblia que Pablo escribió.

Hebreos 12:15 “Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados;”

La amargura contamina a muchos. El que está amargado contamina al resto. Si hay alguien amargado en la casa, contamina a todos. Pero cuando existe una persona que tiene gozo, también puede transmitirlo y llenar a los demás.

Se vale llorar cuando sientes desilusión, pero lo mejor que puedes hacer, es llevarla delante de Dios para no amargarte.

David era un hombre que decía: “Jehova es mi pastor, nada me faltará”. Era un hombre que reconocía que era una oveja delante de Dios. Él se comparaba con los carneros que se enfrentan para aparearse. Uno sale victorioso pero el otro queda herido.

Para sanar al carnero herido, el pastor le unge la cabeza con aceite. Esas eran las declaraciones de David, quien siempre ante la desilusión, se presentaba delante de Dios para no amargarse. Desde que te levantes, llénate de cosas positivas para que nada contamine tu corazón.

2) LA SOLEDAD

La soledad no es ausencia de rostros sino es ausencia de intimidad con Dios. El problema no es estar solo, sino sentirse solo. Tu puedes estar solo pero si Dios está en tu vida no puedes sentirte solo. En los momentos que estás solo son los mejores momentos para estar con el Señor.

Tu puedes estar rodeado de gente, con tu familia, amigos y sentirte solo. Cuando te sientes solo tomas malas decisiones. En busca de aceptación las personas se involucran en vicios. Otras, con tal de no dormir solas, duermen con cualquiera. No es cuestión de estar acompañado o no. Incluso hay parejas que no pueden estar solas.

Los solteros deben primero ser felices para luego casarse y compartir esa felicidad. No se deben casar para ser felices.

Es bueno aprender a estar solo, Dios está contigo. Cuando tienes a Dios en tu corazón no hay soledad alguna. ¿Habrá mejor amigo que Dios? ¿Habrá mejor esposo que Dios? Si necesitas a alguien es a Dios. Busca esa intimidad con Él.

Deuteronomio 31:6 “Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará.”

Dios nunca te va a dejar, aunque estés cansado, desanimado, desilusionado Él te da ánimo para que recuerdes que Él no te desamparará. Recuerda, NO estás solo.

3) EL TEMOR:

¿A qué le temes tanto? ¿A la muerte? Hay personas que dicen: “todo tiene solución en nuestra vida, menos la muerte”. Déjame decirte: la muerte si tiene solución. Jesús nos regaló la vida eterna.

No permitas que el temor te impida avanzar. David lo declaraba: “aunque ande en valle de sombra y de muerte, no estaré solo”. No tienes que temerle a la muerte por que Jesús fue a la cruz del calvario para que al morir tengamos vida eterna.

Debemos vivir en plenitud nuestra vida por que Él nos tiene una vida eterna preparada. Disfruta cada día. Quítate esa carga. Deja ese equipaje tan pesado de los temores.

Jesús tuvo temor en el Getsemaní Tenía tanto temor que de la tensión sudaba sangre . Jesús no buscó a sus discípulos, ni buscó a sus amigos. Fue delante del Padre a entregarle ese temor por que sabía que era el único que podía quitar ese peso de Su vida. Y luego leemos en la Palabra que descendió un ángel para fortalecerlo y prepararlo para vencer a la muerte en la cruz.

El Padre no le quitó la cruz. Le quitó el temor. Dios no te va a quitar esos retos que tienes que pasar, pero si va a fortalecerte para que puedas pasarlos y superarlos; así es como glorificarás Su nombre.

No le pidas que te quite los retos. Pídele que te anime para pasarlos victorioso en Él. Jesús sabe lo que tu puedes sentir. Él lo vivió también. Puedes sentirte comprendido, Jesús también lo pasó.

Confía que Dios está contigo y te quita ese temor. Recuerda que: “el perfecto amor, hecha fuera todo temor”

Aunque hayan miedos, temores, desilusiones o amargura en tu vida, llévalos delante de Él. Está tranquilo y recuerda que Él está contigo. Yo se que el Señor va a empezar a recordarte las malas decisiones que has tomado y te han provocado ese sobrepeso.

Si has estado dando vueltas en el mismo lugar, levanta tu mirada hacia Él, por que hay nuevas alturas para ti. Yo puedo ver al Espíritu Santo llevándose las cargas extras que llevabas en tu vida. Ríndelas delante de Él para que puedas vivir en plenitud.

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238