Series tiempos de gloria

Inicio > Series - VALIENTE
VALIENTE

VALIENTE

Pastor Alfonso Bocache

Quiero Hablarte de las características en la vida de un valiente o una valiente que debería de tener para poder alcanzar y llevar a cabo aquellos propósitos y planes de Dios para nuestra vida, y dice así:

Acompáñame a la palabra en Salmos 127:4

“Como saetas en mano del valiente,
Así son los hijos habidos en la juventud.
5 Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos;
No será avergonzado
Cuando hablare con los enemigos en la puerta.”

Veamos lo que dice el versículo acerca de las saetas, por muy buena que sea el arma si no hay valientes de nada sirve el arma, los primeros que deberíamos de ser constantes somos nosotros. El valiente es constante en lo que hace, no desmaya y sigue adelante a pesar de lo que pueda estar viviendo, necesitamos fe y santidad, pero necesitamos valentía.

La biblia menciona a los valientes de David, no dice a los santos. Necesitamos ser valientes para ciertos momentos que nos tocan vivir en nuestra vida o se va a detener aquel proceso que queremos vivir en Dios.

No es lo mismo saetas en las manos de cualquiera que en las manos de un valiente, y habla de los hijos, no es lo mismo padres con Dios que padres sin Dios, necesitamos padres llenos de la presencia de Dios porque te va a dar la valentía para poder lanzarlos como saetas y que puedan alcanzar sus propósitos, necesitamos padres valientes que se metan a la brecha, que estorben el pecado, que le crean a la palabra de Dios y que El sea lo primero en sus vidas, porque Dios los llenara de nuevas fuerzas y te llenara de valentía para poder seguir adelante y lanzar a tus hijos al plan y al propósito que Dios tiene también para sus vidas.

Hay quienes quieren las saetas para tenerlos toda la vida con ellos, pero hay un tiempo en el que hay que lanzarlos, hay que formarlos para verlos brillar en sus vidas. Las Saetas no están en manos de cualquiera, son poderosas en las manos de valientes. Necesitamos gente baliten, gente constante, gente que crea y que tenga esa valentía para poder seguir adelante, que no te des por vencido ¿cuántos valientes hay aquí hoy?

Leamos 2 Corintios 10:4:
“porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas,
5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo,”

Las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios par ala destrucción de fortalezas. Tenemos unas armas ponderosas y tenemos esas saetas en nuestra vida, pero de nada nos sirve únicamente saberlo, debemos de ser valientes y creerlo y declararlo para destruir toda fortaleza que se levante frente a ti.

David y todo el pueblo de Israel y muchos de ellos, cuando estaba el gigante enfrente de ellos Vivian en santidad, pero estaban arrinconados. David no solo vivía en santidad sino que era valiente porque llego un momento en el que el gigante estaba frente al campamento y alguien le tenia que hacer frente, pero David sabia que sus armas eran mas poderosas que la apariencia de ese hombre, que sus armas eran espirituales, que mas poderoso era Dios que iba con El.

Uno puede vivir en santidad y debemos de hacerlo, pero por mas santos que hubieran dentro del pueblo de Israel lo que se necesitaba era un valiente que dijera: “Dios va conmigo”, “lo voy a derribar”, “este no va a detener los planes que Dios tiene para mi vida” porque ver a un hombre de dos metros noventa y tres centímetros frente a usted se necesita tener la valentía para enfrentarlo. David sabia que su armamento era mas poderoso que el de Goliat, hasta que no entiendas que tienes un arma mas poderosa que la que tiene el mundo y el diablo, no vas a ver victorias, pero se necesitan valientes que se atrevan a vivir en santidad y que se atrevan a pelear esas batallas y a conquistar lo que Dios les ha dado.

De nada sirven tantas armas espirituales que Dios nos ha dado si no están en manos de valientes, necesitamos valientes para que tomen esas armas espirituales y crean por la victoria. Hay cosas que estas peleando que las peleas en la carne y es tiempo que te levantes a usar las armas que en el espíritu te han sido dadas, que seas constante, que le creas a su palabra y a Dios.

Sadrac, Mesac y Abed Nego, ¿se acuerda usted que los iban a meter al horno? Eran hombres en santidad, pero llego el día en que les dijeron: Si no adoras a esta estatua serás metido allí en el horno. Ya no era tema de santidad era tema de valentía ¿qué hubieras hecho tu allí? Dice que le horno lo calentaron siete veces mas. Necesitas valentía para estar firme en lo que has creído.

Jesús nunca te abandona, lo que te abandonan son tus convicciones.

A ellos ni en ese momento lo abandonaron sus convicciones, porque eran valientes. Todos aquellos que se levantan a servirle a Dios con pasión, con santidad tienen un compromiso y hay una constancia y un poder en lo que haces, al Dios al que le servimos nos librara. Usted recordara que los hombres que los lanzaron mueren y después Nabocodonosor cuando los ve llama a la junta directiva que tiene, y le dicen que ven a cuatro hombres en el horno, y uno luce como hijo de los dioses, era nuestro Señor Jesucristo que ya estaba ahí con ellos.

Los valientes no serán jamás avergonzados, Dios saldrá en respuesta, si estas en el horno El se mete al horno contigo, estas en el desierto El se meta al desierto contigo, pero te va honrar, a los valientes Dios los honra.

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238