Series tiempos de gloria

Inicio > Series - UNA NUEVA TEMPORADA PARTE II
UNA NUEVA TEMPORADA PARTE II

UNA NUEVA TEMPORADA PARTE II

Una Nueva Temporada Parte II

Pastor Alfonso Bocache

El Señor nos ha estado hablando de una nueva temporada y quiero decirte que Dios me habla de una temporada que hemos comenzado.

La semana pasada hablamos respecto a que cuando Cristo dijo: “Consumado es” terminó una etapa en su vida y comenzó una nueva. El decidió terminarla. A Él nadie le quitó la vida, el entrego el espíritu.

Hay etapas en tu vida que no terminan hasta que tú decides terminarlas. Hay relaciones tormentosas, que sabes que están muertas y no tienen vida, y es hasta que tú decides terminar, que puede empezar algo nuevo para ti.

Hay personas que prefieren vivir con lo incómodo de lo conocido que arriesgarse a creer por fe por lo nuevo que viene para sus vidas. Quieren seguir con la misma receta en sus vidas.

Debes buscar esa nueva etapa, no por encontrar alivio sino por empoderarte del poder de Dios. Tienes que hacer espacio para lo que Dios quiere hacer. No vienen cosas nuevas a tu vida hasta que no tienes la valentía de terminar con el pasado

Cuando Pedro y Juan subieron al templo había un minusválido en la puerta esperando recibir algo de ellos. Así debes esperar recibir algo de Dios. Pedro fijó su vista en él viendo la oportunidad de hacer algo diferente en su vida. Todo el mundo le daba limosna. El quería darle algo distinto.

Tu percepción tiene que cambiar. La forma en que tú empiezas a percibir las cosas te hace estar expectante, enfocándote en su Palabra para la nueva temporada. Muchos se enfocan en lo que les falta no en el propósito que Dios tiene y la nueva temporada

Job 14:7

7 Porque si el árbol fuere cortado, aún queda de él esperanza; Retoñará aún, y sus renuevos no faltarán.

8 Si se envejeciere en la tierra su raíz, Y su tronco fuere muerto en el polvo,

9 Al percibir el agua reverdecerá, Y hará copa como planta nueva.

El árbol al percibir el agua (no estoy diciendo que le llegó agua) comienza a reverdecer. Sólo con que percibas que viene una nueva temporada comienzas a reverdecer.

Tu tienes que percibir que hay un nuevo tiempo. Tal vez te habías estado secando por dentro, tus planes, tus proyectos, pero viene una nueva temporada y si tú lo puedes percibir aunque no ha llegado el agua, viene algo nuevo. Mantente expectante como el cojo que esperaba algo diferente. Que cuando entres a un lugar las personas vean en ti que traes algo diferente.

Elías percibía que iba a llover. Si él no hubiera percibido lo que venia en fe, no se da. Tu tienes que estar despierto en el espíritu, expectante de lo que viene en tu vida.

Lo que se necesita para que toda una vida cambie es un día. A veces traes a una persona por un año a la iglesia. Habrá un segundo, una predica, que cambiará toda su temporada.

2 Reyes 4:8-9

8 Aconteció también que un día pasaba Eliseo por Sunem; y había allí una mujer importante, que le invitaba insistentemente a que comiese; y cuando él pasaba por allí, venía a la casa de ella a comer.

9 Y ella dijo a su marido: He aquí ahora, yo entiendo que éste que siempre pasa por nuestra casa, es varón santo de Dios.

Eliseo siempre pasaba por allí y comía en la casa de la sunamita. Pero hubo un día que ella percibió algo diferente y tuvo expectación en su vida.

Tu puedes venir muchos días a la iglesia para hay un día que tu percepción cambia en el espíritu y entonces comienza una nueva temporada.

Hubo un día que ella percibió algo diferente. Un día percibió que era un hombre de Dios. Ella dijo a su marido: “he ahora que yo entiendo.” Ella entendió que era un hombre de Dios y que había un propósito.

Los que siempre van a la iglesia, siempre van a un grupo, siempre leen la biblia pero no les ves un cambio, habrá un día que Dios atravesará su corazón y llegará una nueva temporada a su vida.

¡¡Este día va a cambiar tu temporada!!

Un día comienza una nueva temporada, pero hay quienes recuerdan solo las malas cosas que les han sucedido; cuando los despidieron, cuando los cortaron, que los hirieron y ese día no les permite entrar a una nueva temporada. Siguen viviendo ese día.

Un día no puede marcar toda tu temporada y cuando tienes mala actitud en esos días, se arruina toda tu temporada.

Les doy un tip:

Si tengo un problema, siguen pasando los días y el problema se pone peor, yo digo: “Señor este problema tiene fecha de vencimiento. Ya va a terminar.”

Tu problema tiene fecha de vencimiento. Tu problema vencerá Un problema no va durar eternamente. Termina un día y tal vez comienzan otros, pero es parte de la formación y el crecimiento.

2 Reyes 4:10

10 Yo te ruego que hagamos un pequeño aposento de paredes, y pongamos allí cama, mesa, silla y candelero, para que cuando él viniere a nosotros, se quede en él.

Le hizo espacio. Hasta que no le haces espacio a una temporada en tu vida a la Palabra de Dios. Le tienes que hacer espacio para marcar una nueva temporada

11 Y aconteció que un día vino él por allí, y se quedó en aquel aposento, y allí durmió.

12 Entonces dijo a Giezi su criado: Llama a esta sunamita. Y cuando la llamó, vino ella delante de él.

11 Y aconteció que un día vino él por allí, y se quedó en aquel aposento, y allí durmió.

12 Entonces dijo a Giezi su criado: Llama a esta sunamita. Y cuando la llamó, vino ella delante de él.

13 Dijo él entonces a Giezi: Dile: He aquí tú has estado solícita por nosotros con todo este esmero; ¿qué quieres que haga por ti? ¿Necesitas que hable por ti al rey, o al general del ejército? Y ella respondió: Yo habito en medio de mi pueblo.

14 Y él dijo: ¿Qué, pues, haremos por ella? Y Giezi respondió: He aquí que ella no tiene hijo, y su marido es viejo.

15 Dijo entonces: Llámala. Y él la llamó, y ella se paró a la puerta.

16 Y él le dijo: El año que viene, por este tiempo, abrazarás un hijo. Y ella dijo: No, señor mío, varón de Dios, no hagas burla de tu sierva.

La siembra jamás se queda sin cosecha. En cuanto ella se da cuenta que es un hombre de Dios ella lo honra.

Llegó un día que lo sobrenatural llego a la vida de la Sunamita. Lo sobrenatural no llega a tu vida hasta que no lo percibas en el espíritu. Un día necesitas percibir y hacer tuya la Palabra

Tu temporada cambia cuando tú crees. Hay tropiezos. El niño de la Sunamita se murió pero es Eliseo quien llega a orar por él y resucita.

¿Aun dudas de tu nueva temporada porque hay tropiezos? A ella se le murió su milagro. Pero no importa lo que te suceda si hay algo que revivir Dios lo va a revivir.

Tienes que ser guiado por su Palabra no por el mundo.

No te digo cuando recibirás tu milagro, pero sí que es el inicio de una nueva temporada. Necesitas percibir en el espíritu que algo viene.

Cambió su expectativa, cambio su percepción, cambio su temporada. Si no, esta sunamita hubiera estado muchas semanas cenando con Eliseo sin que nada pasara.

2 Reyes 8:1

1 Habló Eliseo a aquella mujer a cuyo hijo él había hecho vivir, diciendo: Levántate, vete tú y toda tu casa a vivir donde puedas; porque Jehová ha llamado el hambre, la cual vendrá sobre la tierra por siete años.

2 Entonces la mujer se levantó, e hizo como el varón de Dios le dijo; y se fue ella con su familia, y vivió en tierra de los filisteos siete años.

3 Y cuando habían pasado los siete años, la mujer volvió de la tierra de los filisteos; después salió para implorar al rey por su casa y por sus tierras.

4 Y había el rey hablado con Giezi, criado del varón de Dios, diciéndole: Te ruego que me cuentes todas las maravillas que ha hecho Eliseo.

5 Y mientras él estaba contando al rey cómo había hecho vivir a un muerto, he aquí que la mujer, a cuyo hijo él había hecho vivir, vino para implorar al rey por su casa y por sus tierras. Entonces dijo Giezi: Rey señor mío, esta es la mujer, y este es su hijo, al cual Eliseo hizo vivir.

6 Y preguntando el rey a la mujer, ella se lo contó. Entonces el rey ordenó a un oficial, al cual dijo: Hazle devolver todas las cosas que eran suyas, y todos los frutos de sus tierras desde el día que dejó el país hasta ahora.

No le dice a todo el pueblo. Le dice a esta mujer.

Hay personas que les hablas y no te escuchan ni te entienden, porque no perciben en el espíritu. Por eso me imagino que Dios pensó: “para que le voy a hablar a todo el pueblo, mejor le hablo a la mujer sunamita que sí percibe.”

Tienes que percibir en el espíritu para poder ser guiado por Dios.

Sin obediencia comenzar una nueva temporada es difícil. Ella hizo lo que el varón de Dios le había indicado.

Giezi estaba con el Rey y el Rey quería oír las maravillas de Dios. Le pidió a Giezi que le contara.

Cuando tu percibes en el espíritu tienes expectativa y te enfocas, tienes la Gracia de Dios, como la tuvo la sunamita delante del Rey.

En vez de recordar tantas cosas que no bendicen tu vida, recuerda que así como Dios lo hizo una vez lo volverá a hacer. Recuerda siempre lo que Dios ha hecho

Tenemos que recordar lo poderoso que es Dios en nuestras vidas

Hay conexiones divinas. No te imaginas todas las conexiones divinas que vienen para ti para esta nueva temporada. No importa que estés pasando, tú vas a reverdecer, tu familia, tu empresa. Percibe que Dios está aquí y Dios lo va a hacer hoy en tu vida. Es tu Dios todo poderoso. Percibe, percibe. Para mi Dios no hay nada imposible. Percibe, percibe.

4 Y había el rey hablado con Giezi, criado del varón de Dios, diciéndole: Te ruego que me cuentes todas las maravillas que ha hecho Eliseo.

6 Y preguntando el rey a la mujer, ella se lo contó.,

Porque aunque era Rey quería oír una historia del Rey de Reyes. Porque un rey, aun con todo el dinero que pueda tener, está limitado.

“Entonces el rey ordenó a un oficial”

Si tienes expectativa, le crees a Dios con todo tu corazón y percibes en el espíritu que una nueva temporada comenzó, aunque tu no lo puedas creer hoy le va a dar ordenes quien menos te imaginas para que tu temporada vuelva a cambiar. Él va a dar esa orden.

“Entonces el rey ordenó a un oficial, al cual dijo: Hazle devolver todas las cosas que eran suyas, y todos los frutos de sus tierras desde el día que dejó el país hasta ahora.”

Dijo el Rey: Le sacas una contabilidad a esta mujer y todo el tiempo que no estuvo se lo devuelves.

Hoy es un nuevo tiempo para tu vida, recíbelo hoy, ¡¡es una orden!!

Aun lo que has dejado de recibir, te será devuelto. Lo que el enemigo te ha robado te será devuelto en el nombre de Jesús. El te lo devolverá. Hoy te digo: ¡¡una nueva temporada se marca para tu vida!!

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238