Series tiempos de gloria

Inicio > Series - SOBREVIVIR, VIVIR Y CONQUISTAR PARTE II
SOBREVIVIR, VIVIR Y CONQUISTAR PARTE II

SOBREVIVIR, VIVIR Y CONQUISTAR PARTE II

Sobrevivir, Vivir y Conquistar II Parte

Domingo, 15 de julio de 2,012.

Pastor Alfonso

Hay muchas áreas que Dios va cambiando día con día ya que Él quiere que crezcas y bendecir tu vida. En segundos la Palabra transforma tu corazón, no te pierdas ni un minuto de recibirla.

El domingo pasado aprendimos que no hay que sobrevivir sino vivir y conquistar. Hay tres principios para que no sobrevivas sino vivas y te atrevas a conquistar.

1. Deja que los planes de conquista que Dios tiene para tu vida se lleven a cabo.
Jonás 1:1-3 “Vino palabra de Jehová a Jonás hijo de Amitai, diciendo: Levántate y ve a Nínive, aquella gran ciudad, y pregona contra ella; porque ha subido su maldad delante de mí. Y Jonás se levantó para huir de la presencia de Jehová a Tarsis, y descendió a Jope, y halló una nave que partía para Tarsis; y pagando su pasaje, entró en ella para irse con ellos a Tarsis, lejos de la presencia de Jehová”.

Dios tiene grandes planes para tu vida, así como en la vida de Jonás. Dios le estaba dando planes de conquista a Jonás y en vez de ir, huyó. No sigas huyendo a los planes de Dios, atrévete a conquistar. Dios tiene planes y te da dirección. Cuando salgas de aquí obedece la dirección que Dios te acaba de dar para ir en el camino correcto.

No importa si te has equivocado, así como el hijo pródigo volvió en sí, de igual manera tu debes de volverte en si y regresar a lo que Dios tiene preparado para ti.

Dios tiene planes de conquista y jamás regañó a Jonás por irse a otro lugar. Jonás huyó de la presencia, según él iba a esconderse pero de Dios. Nunca te podrás esconder de Él.

Dios siempre tiene buenos planes, acepta las direcciones que Él tiene para ti.

Jonás 2:1-7 “Entonces oró Jonás a Jehová su Dios desde el vientre del pez, y dijo:

Invoqué en mi angustia a Jehová, y él me oyó; Desde el seno del Seol clamé, Y mi voz oíste. Me echaste a lo profundo, en medio de los mares, Y me rodeó la corriente; Todas tus ondas y tus olas pasaron sobre mí. Entonces dije: Desechado soy de delante de tus ojos; Mas aún veré tu santo templo. Las aguas me rodearon hasta el alma, Rodeóme el abismo; El alga se enredó a mi cabeza. Descendí a los cimientos de los montes; La tierra echó sus cerrojos sobre mí para siempre; Mas tú sacaste mi vida de la sepultura, oh Jehová Dios mío. Cuando mi alma desfallecía en mí, me acordé de Jehová, Y mi oración llegó hasta ti en tu santo templo”.

Jonás pasó de ser conquistador a sobreviviente. Los planes de Dios eran que fuera a hablar a Nínive pero él prefirió sobrevivir en el vientre del pez.

Se recordó de Dios hasta cuando estaba desesperado y no cuando estaba tomando esa mala decisión. Todos los días de nuestra vida debemos de recordarnos de nuestro Dios. Incluye a Dios en tus planes. No salgas de tu casa sin preguntarle a Dios que quiere para ti el día de hoy. No lo excluyas de tus planes, Él quiere guiarte y darte la dirección. Déjate guiar por Él. Hay buenos planes.

2. Su misericordia para tu conquista

Salmos 6:3 “Mi alma también está muy turbada; Y tú, Jehová, ¿hasta cuándo?

Un hombre que era todo un conquistador pasó a sobrevivir. David de sobrevivir se levantó y recordó como son los conquistadores.

Sus misericordias son para nuevas conquistas y no para sobrevivir. Recuerda que hay misericordia no para sobrevivir sino para conquistar, creer y avanzar. No para que te quedes estancado.

Salmo 34:1-3 Bendeciré a Jehová en todo tiempo; Su alabanza estará de continuo en mi boca. En Jehová se gloriará mi alma; Lo oirán los mansos, y se alegrarán. Engrandeced a Jehová conmigo, Y exaltemos a una su nombre.

Hay muchos salvos en la iglesia que tienen a Dios en su corazón pero su alma vive angustiada, como un infierno.

Debes de bendecir al Señor en todo momento y dejar las reacciones de tu alma a un lado. Los que tienen depresión, falta de perdón y no avanzan es por que siguen sobreviviendo y no han dejado todo eso para conquistar.

Debes dejar que tu alma se glorifique en tu Dios, debes ser feliz y demostrar que lo sobrenatural está en tu vida. Perdona, deja todo atrás y camina a conquistar esas áreas que Él quiere transformar.

Las personas que tienen su alma sana, que no son almáticos avanzan y llegan a otro nivel para conquistar lo que Dios ya tiene planeado. No hay que poner pretextos para avanzar. No solo eres un cristiano sino eres un hombre y una mujer libre. No puedes sólo seguir sobreviviendo sino viviendo y conquistando a lo que Dios te ha llamado.

Se vale decir, ten misericordia Dios de mi vida, pero misericordia para conquistar y no sobrevivir. No puedes dejar que tu alma viva en un infierno. Hay tragos amargos a veces pero pásalos rápido para que no haya ese mal sabor por mucho tiempo. Avanza de allí y muévete a conquistar.

3. Pensamientos y palabras que conquistan.

Job 17:7 “Mis ojos se oscurecieron por el dolor, Y mis pensamientos son como sombra”.

Tú oyes como hablan los conquistadores, ellos ven las derrotas como oportunidades para salir adelante.

Dios estaba tratando algo en su corazón para ser un mejor Job de lo que era antes. Un hombre que creía, vivía y era un conquistador paso a sobrevivir. En un momento de angustia dejó de ver los planes de Dios, no veía nada claro. A veces puedes estar en esta situación, no ves nada claro. Que las circunstancias contrarias, donde no ves nada ni por donde pueden ocurrir las cosas, no te lleven a sobrevivir. Recuerda que Dios tiene una salida para ti.

Aunque sientas que te han arrancado el propósito, Dios siempre tiene gloria a tu vida. Un día que pasa dentro de los procesos difíciles, es un día menos para llegar a ver los planes de Dios en tu vida. No le huyas a los procesos y no es sólo de pasarlos, sino aprobarlos delante de Dios.

Job 42:1-5 “Respondió Job a Jehová, y dijo: Yo conozco que todo lo puedes, Y que no hay pensamiento que se esconda de ti. ¿Quién es el que oscurece el consejo sin entendimiento? Por tanto, yo hablaba lo que no entendía; Cosas demasiado maravillosas para mí, que yo no comprendía. Oye, te ruego, y hablaré; Te preguntaré, y tú me enseñarás. De oídas te había oído; Mas ahora mis ojos te ven”.

Job tenía pensamientos de conquistador. Cuando escuchas a alguien puedes detectar si tiene pensamientos de conquistador o de sobreviviente. Debes buscar a Dios y adorarlo. En medio de las malas circunstancias es cuando buscas la ayuda donde no debes de buscarla.

Job cambió su corazón a humildad ya que Dios le mostró que tenía que aprender aún y que había más por delante, que no había nacido para sobrevivir sino para vivir y conquistar.

Cuando tus pensamientos y tu corazón son transformados es porque estás listo para ir a conquistar, necesitas principios en tu vida para ir a otro nivel.

Job creyó que lo reconocía, sólo lo había oído pero luego lo conoció. Te puede pasar, tal vez habías oído de Él pero es tiempo de que lo conozcas, lo veas y confíes porque Él TODO lo puede conquistar

Cambia tus pensamientos para que hoy salgas creyendo que TODO lo puedes con Dios. Así como Job que dobló sus rodillas, sus pensamientos de sobrevivencia fueron transformados a pensamientos de conquistador. Tus declaraciones deben ser de conquistador, deben de declarar fe sin límites a Dios declarando Su poder para tu vida.

Job 42:12-17 “Y bendijo Jehová el postrer estado de Job más que el primero; porque tuvo catorce mil ovejas, seis mil camellos, mil yuntas de bueyes y mil asnas, y tuvo siete hijos y tres hijas. Llamó el nombre de la primera, Jemima, el de la segunda, Cesia, y el de la tercera, Keren-hapuc. Y no había mujeres tan hermosas como las hijas de Job en toda la tierra; y les dio su padre herencia entre sus hermanos. Después de esto vivió Job ciento cuarenta años, y vio a sus hijos, y a los hijos de sus hijos, hasta la cuarta generación. Y murió Job viejo y lleno de días”.

Cuando vienen tiempos difíciles a tu vida, que tus pensamientos y tu mirada no se oscurezcan, declara que Dios todo lo puede porque serás bendecido al doble. Declara que saldrás mejor de como cuando entraste a la prueba. Vas a salir bendecido al doble.

Jesús, camino a la cruz del calvario, tuvo dolor, pero jamás estuvo sobreviviendo. Camino a la cruz vivió al máximo, demostró perdón diciéndolo: “perdónalos, por que no saben lo que hacen”, mantuvo un corazón sano ante lo que le estaban haciendo. Jesús conquistó la muerte camino a la cruz dando declaraciones de vida. El mayor conquistador llegó a la cruz del calvario por ti y por mí. Aún antes de morir, conquistó una vida. Estando crucificado conquistó el corazón del otro ladrón diciéndole que iba a estar en el paraíso con Él. Aún a Judas lo trató de salvar a pesar de que su vida tenía un plan.

¡Celébralo hoy!

Un conquistador no se da por vencido, sigue adelante, recuerda que tienes el ADN de Jesús. No te des por vencido ni un día. Jesús fue luz siempre, sin importar las circunstancias. Permítele que Él te de la dirección a donde debes de ir, toma su misericordia para avanzar y conquistar, no para seguir sobreviviendo.

Perdona y pide perdón para que puedas dejar de sobrevivir y empezar a vivir en una vida plena. Dios nos ha llamado a vivir y a conquistar. Hoy es un día para que declares: “Ya no quiero sobrevivir, Dios ayúdame a vivir, a avanzar y recibir lo que tienes para mí”. Levántate a creer, hazlo un estilo de vida para que vivas y conquistes eso que Él tiene preparado para ti.

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238