Series tiempos de gloria

Inicio > Series - OBEDIENCIA A DIOS, NO MAÑANA, SINO HOY
OBEDIENCIA A DIOS, NO MAÑANA, SINO HOY

OBEDIENCIA A DIOS, NO MAÑANA, SINO HOY

Pastor Alfonso Bocache

Debes de estar atento para escuchar la Palabra en todo momento ya que no sabes cuando Dios te va a hablar. No te pierdas ni un segundo de lo que Dios tiene para tu vida.

Dios me ha hablado a través de Lady, mi perra y es lo que lo que hoy les quiero enseñar. En la mañana llego frente a la refri y llega ella moviendo la cola aunque no le de nada. Y en la noche vuelvo a llegar y nuevamente llega con fe, creyendo que va a recibir comida, feliz, moviendo la cola. A veces no han salido las cosas como pensabas y en la noche ya no tienes la misma actitud. Tu debes de creerle a Dios sin importar el tiempo que tarden en llegar las bendiciones que Él tiene para ti.

La obediencia es algo que también debe ser muy importante y que debes de aplicar en tu vida. Debes aprender a vivir en obediencia a lo que Dios quiere para ti ya que eso va a traer más y mejores bendiciones de lo que tú puedas imaginar.

Éxodo 8:1-10 “Entonces Jehová dijo a Moisés: Entra a la presencia de Faraón y dile: Jehová ha dicho así: Deja ir a mi pueblo, para que me sirva. Y si no lo quisieres dejar ir, he aquí yo castigaré con ranas todos tus territorios. Y el río criará ranas, las cuales subirán y entrarán en tu casa, en la cámara donde duermes, y sobre tu cama, y en las casas de tus siervos, en tu pueblo, en tus hornos y en tus artesas. Y las ranas subirán sobre ti, sobre tu pueblo, y sobre todos tus siervos. Y Jehová dijo a Moisés: Di a Aarón: Extiende tu mano con tu vara sobre los ríos, arroyos y estanques, para que haga subir ranas sobre la tierra de Egipto. Entonces Aarón extendió su mano sobre las aguas de Egipto, y subieron ranas que cubrieron la tierra de Egipto. Y los hechiceros hicieron lo mismo con sus encantamientos, e hicieron venir ranas sobre la tierra de Egipto. Entonces Faraón llamó a Moisés y a Aarón, y les dijo: Orad a Jehová para que quite las ranas de mí y de mi pueblo, y dejaré ir a tu pueblo para que ofrezca sacrificios a Jehová. Y dijo Moisés a Faraón: Dígnate indicarme cuándo debo orar por ti, por tus siervos y por tu pueblo, para que las ranas sean quitadas de ti y de tus casas, y que solamente queden en el río. Y él dijo: Mañana. Y Moisés respondió: Se hará conforme a tu palabra, para que conozcas que no hay como Jehová nuestro Dios”.

¿Cuándo quieres que Dios haga algo en tu vida: HOY?. ¿O vas a seguir en desobediencia y seguir posponiendo lo que Dios quiere hacer en tu vida? Recuerda el único que puede solucionar tu vida es Dios, no depende de ti sino de Él. No importa cuánto puedas tener, si desobedeces a Dios seguro vas a retrasar las bendiciones que no te dejan crecer en tu vida espiritual.

Hay quienes prefieren seguir en conflictos en sus vidas que reconocer y doblar las rodillas ante Dios. Ya no sigas buscando tú las soluciones, entrégale los problemas a Dios. Tal vez no somos perfectos pero cada día debemos ser obedientes a lo que Él nos dice.

La obediencia trae bendición, cuando Dios me llamó al pastorado, tal vez yo no entendía ni sabía cómo, pero fui obediente a Dios y fui bendecido con todos ustedes que el día de hoy están sentados hoy aquí.

Aunque no entiendas como Dios te va a usar, no lo razones sólo se obediente. Un Dios tan grande no cabe en tu mente ni en tu razón. Lo que Dios tiene para ti necesita un espacio que sólo la fe puede darle a Él. Nuestra inteligencia la debemos rendir a Él, aunque no quepa en nuestro razonamiento, debe caber en nuestra convicción.

Ya no pospongas más el plan de Dios en nuestra vida. No pospongas lo que hoy puedes hacer. Todo mal hábito y todo vicio debes de cambiarlo por la obediencia.

Deuteronomio 28:1-2 “Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios”.

Las bendiciones vendrán y te alcanzarán, al obedecerle a Dios te van a alcanzar. Debes dejar las cargas y cambiarlas por las bendiciones que estén sobre ti. Cuando eres obediente Dios pone bendiciones sobre ti.

Deuteronomio 28:3-14 “Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo. Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas. Benditas serán tu canasta y tu artesa de amasar. Bendito serás en tu entrar, y bendito en tu salir. Jehová derrotará a tus enemigos que se levantaren contra ti; por un camino saldrán contra ti, y por siete caminos huirán de delante de ti. Jehová te enviará su bendición sobre tus graneros, y sobre todo aquello en que pusieres tu mano; y te bendecirá en la tierra que Jehová tu Dios te da. Te confirmará Jehová por pueblo santo suyo, como te lo ha jurado, cuando guardares los mandamientos de Jehová tu Dios, y anduvieres en sus caminos. Y verán todos los pueblos de la tierra que el nombre de Jehová es invocado sobre ti, y te temerán. Y te hará Jehová sobreabundar en bienes, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, en el país que Jehová juró a tus padres que te había de dar. Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado. Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas, y si no te apartares de todas las palabras que yo te mando hoy, ni a diestra ni a siniestra, para ir tras dioses ajenos y servirles”.

La unción y las bendiciones siguen a los obedientes. No es mañana, es HOY que suceden las bendiciones en tu vida. Hoy debes dejar toda rebelión de tu vida en el nombre de Jesús. Hoy desato tu vida en el nombre de Jesús. Toda maldición generacional de rebelión a lo que Dios tiene para ti hoy se va en el nombre de Jesús.

Hoy te digo que te rindas delante de Dios, no importa si te has equivocado Dios te dice: te quiero bendecir. Nuestro Dios es tan bueno que sólo quiere bendecirnos. Ríndete delante de tu Dios y verás como en obediencia todo cambia para bien. A pesar de los retos y las circunstancias contrarias vamos a ser obedientes, ese liderazgo que está aquí sabe que en medio de circunstancias difíciles podemos levantarnos y acostarnos confiados por que hemos rendido nuestro corazón delante de Él.

Gracias Dios por tu misericordia porque aunque nos ha costado, no lo vamos a posponer un día más, vamos a ser obedientes. Hoy hacemos un pacto con Dios, un pacto delante de Su altar para ser obedientes y poder ser lo mejor para ti. Decidimos obedecerte hoy. Hoy rendimos nuestro corazón delante de Dios para ser obedientes, con fe y convicción lo vamos a lograr.

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238