Series tiempos de gloria

Inicio > Series - LA PROMESA DE LOS HIJOS
LA PROMESA DE LOS HIJOS

LA PROMESA DE LOS HIJOS

Pastora Sofía de Bocache

Hoy es un día para abrir tu mente y tu corazón, que dejes que la palabra en lo más profundo de tu ser, vamos

1 Corintios 2:9

“Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman”

Hay cosas que el ojo humano no puede ver, ni se pueden percibir con el oído, que el Señor quiere mostrarte. Dios te llevara según tu fe, según tu hambre de Él. Dios quiere bendecir a todos, pero las bendiciones no son para cualquiera, porque no cualquiera le cree, porque no cualquiera recibe su palabra, pero sobre todo porque no cualquiera cree que el puede hacer cosas sobrenaturales. Si tú crees que Dios es sobrenatural, entonces veras las maravillas de Dios; en ocasiones queremos encajonar a Dios y decirle como debe de actuar, hablar o hacer, pero Dios hace como Él quiere, no podemos limitarlo, debes dejar que Dios haga como quiera y rendirnos ante Él. Deja que el Espíritu Santo haga las cosas sobrenaturales, es tiempo de dejar de ver cosas naturales y empezar a caminar bajo su poder, con la fe de que algo increíble va a pasar. Pídele al Espíritu Santo que haga algo en tu vida, que te toque y puedas sentir su amor. El Espíritu Santo no es un poder, es una persona y está contigo en todo momento, esperando que le creas y le des el honor, entonces hará según su voluntad. Ten fe y cree como niño, la palabra dice que si crees como niño entonces veras los milagros de Dios, no seas de los que no creen, hazte como un niño y cree en lo que el Espíritu Santo puede hacer.

Esta serie debe estar revolucionando tu vida, diciéndote que es ser un hijo de Dios. Hay muchos hijos de Dios que son reconocidos en el cielo y que saben quién eres tú, por ser un hijo de Dios. Pero en el infierno también lo saben, porque cuando un verdadero hijo de Dios se levanta cada mañana y camina bajo el poder del Espíritu Santo entonces el diablo dice “ya se levanto otra vez y viene a perseguirme”, porque sabe que el poder de Dios reposa sobre un verdadero hijo y que va a hacer cosas sobrenaturales, guiado por el Espíritu que van a incomodar al mismo infierno. No puedes vivir sin saber quién eres, porque entonces serás llevado por la corriente de este mundo, pero si tú sabes que eres un verdadero hijo con una conexión directa con Dios, entonces prepárate porque todo aquello que otros no pueden ver, será lo que tú veras a causa del amor a Dios. Recuerda que el amor es verdadero, es puro; significa que no importa lo que pase tu seguirás amando a Dios, que no seas de los que aman a Dios solo si les bendice, eso es condicionar a Dios, tú debes amarle sin importar tu situación diciéndole, “aquí estoy Señor, todo lo que tengo es tuyo” y entregarte por completo a la voluntad de Dios. Que no importa lo que estés atravesando en tu vida que le ames siempre. Empieza a creer en que veras cosas sobrenaturales, porque en esta iglesia está empezando un tiempo donde los hijos de Dios van a ver cosas que nunca antes habían visto, pero que es a causa de su fe que les serán mostradas.

El domingo pasado el Pastor hablaba acerca de dejarse guiar por el Espíritu Santo. Pero para ser guiado debes ser obediente, si tú le obedeces a Dios, entonces las bendiciones llegaran a tu vida. El significado de obedecer va atado a cumplir las órdenes o instrucciones de un ser superior, en este caso Dios, empecemos por eso, en nuestra cultura es difícil que las personas sigan instrucciones, pero debemos cambiar eso en nosotros, porque en el Reino de Dios se deben seguir instrucciones. En los evangelios se muestra como Jesús le dio instrucciones a sus discípulos para que las siguieran y como las bendiciones llegaron a sus vidas a causa de la obediencia. Recuerda que Dios es un Dios de instrucciones y un Dios de orden. Cada vez que tú eres guiado y obedeces las instrucciones, entonces recibes bendición. En la Biblia siempre trata de eso, recibir instrucciones, obedecer y luego vienen las bendiciones; hay gente que recibe instrucciones y sin obedecerlas quieren recibir las bendiciones, pero no puede ser así, sin obediencia no hay bendición.

Lucas 24:49

“He aquí, yo enviare la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto”

Cuando Jesús murió y resucito se apareció a los discípulos les dio instrucciones. Las instrucciones fueron claras, les dijo que permanecieran en la ciudad hasta ser investidos por la gloria de Dios. La instrucción que Dios dio por medio de Jesús era una prueba de obediencia. Pentecostés fue cincuenta días después de la resurrección de Jesús, porque fueron cuarenta días que Jesús estuvo con los discípulos y otros diez días que tuvieron que esperar para la venida del Espíritu Santo, el número diez es un número de prueba; el que pasara los diez días esperando pacientemente según la instrucción, entonces vería la bendición, igual es tu vida, si eres obediente entonces recibirás muchas recompensas de parte de Dios. Sabes que Él ya tiene el plan en tu vida, que es capaz de ver todo en tu vida, Él puede ver tu pasado, tu futuro, tú solo puedes ver una pequeña parte pero a veces insistes en llevarle la contraria a Dios, sin darte cuenta que el plan que Él tiene para tu vida es mejor que lo que tú piensas. En ocasiones quieres ser hijo, pero no obedecerle; para ser un verdadero hijo debes ser obediente.

Juan 14:15-17, 21, 23

“Si me amáis, guardad mis mandamientos. Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que este con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestare a él. El que me ama, mi palabra guardara; y mi Padre le amara, y vendremos a él, y haremos morada con él”

El que verdaderamente ama a Dios, entonces guarda su palabra. El amor verdadero no es solo decirlo, sino hacer lo que su palabra dice. Es tiempo de que empieces a conocer quién es el Espíritu Santo y lo que puede hacer en tu vida, si eres obediente. La palabra habla de una recompensa que recibes por guardar los mandamientos de Dios, dice que si obedeces y guardas su palabra se manifestara a tu vida la presencia de Dios, la palabra manifestar se refiere a aparecerse, a exhibirse en persona. Guarda los mandamientos de Dios y en cualquier momento se manifestara en tu vida. Si tu quiere ver a Dios en persona debes creerlo, si tu eres hijo de Dios debes ser capaz de creer que tu Padre se te puede manifestar en cualquier momento. Dice su palabra que Dios hará morada en tu vida, tanto el Padre como el Hijo y Espíritu Santo vivirán en ti porque guardas su palabra, no solo la conoces, sino que además la practicas. No habla de estar solo un momento, habla de vivir contigo y en ti.

Hechos 1:4-8

“Y estando juntos, les mando que no se fueran de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre, la cual les dijo, oísteis de mi. Porque Juan ciertamente bautizo con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días. Entonces los que se habían reunido le preguntaron diciendo: Señor, ¿Restauraras el reino a Israel en este tiempo? Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad; pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en toda Jerusalén”

Tú puedes recibir muchas promesas de Dios, como por ejemplo que va sanarte o que va a restaurar tu vida o muchas promesas más; pero esas son las promesas de Dios para tu vida, pero también existe LA PROMESA, que es una promesa que no se compara con otra. Esa promesa habla de un anuncio acerca de que eres hijo de Dios y que adonde quiera que vayas el poder de Dios va contigo y se manifestara en tu vida a causa del derramamiento del Espíritu Santo, a tal punto que estés lleno de mi poder. La promesa anuncia de que el poder de Dios viene a tu vida y que debes anunciarlo a otros. Hay ocasiones en nuestra vida que queremos saber como Dios hará las cosas en nuestra vida, pero la palabra dice que no nos corresponde saber cómo se harán las cosas, sino tan solo tener fe acerca de lo que Él hará, pero anuncia que el Espíritu Santo vendrá con su poder, no debemos temer a la presencia del Espíritu santo sino anhelarla. Debes dejarte usar por Dios, pero esto es solamente cuando tienes fe. Cuando el Espíritu Santo se manifiesta cosas sobrenaturales pasan, incluso en nuestro cuerpo, porque su sola presencia es poderosa, debes quitar toda religiosidad y todo argumento para no dejar que el Espíritu Santo se manifieste, si temes a las manifestaciones del Espíritu Santo y crees que son locuras es porque no lo conoces y no lo has experimentado. Esta iglesia anuncia que vienen tiempos de Gloria y que la presencia de Dios se manifestara. Recuerda que la risa y el gozo fueron creados por Dios, pero hay gente que nunca ha recibido esto y cree que es cosa del diablo, pero es la presencia de Dios la que te llena de tal manera que experimentas el gozo de Dios, porque eres hijo de Dios.

Cuando crees y obedeces llega el poder del Espíritu Santo de Dios a tu vida, y el Padre te escogió para que llegue a ti este mensaje porque te necesita para que lleves el mensaje de Dios a otros, ya sea en tu casa, en tu trabajo, o en cualquier parte que seas el portador de la presencia de Dios en tu vida para que otros crean en Él, gracias a que su presencia está contigo.

Hechos 2:1-2

“Cuando llego el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual lleno toda la casa donde estaban sentados”

Nos debemos acostumbrar a que de ahora en adelante viviremos bajo su presencia, acostúmbrate al derramamiento de su Santo Espíritu en tu vida. Porque eso es lo que veras en el cielo. Estarás en su presencia todo el tiempo cuando estés en el cielo, que vivirás siempre con gozo. Si deseas que el poder de Dios y el gozo lleguen a tu vida, pídeselo y anhélalo con todo tu corazón, porque Él quiere dártelo.

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238