Series tiempos de gloria

Inicio > Series - LA FE QUE TE DARÁ EL DERECHO PARTE III
LA FE QUE TE DARÁ EL DERECHO PARTE III

LA FE QUE TE DARÁ EL DERECHO PARTE III

Pastor Alfonso Bocache

A través de tu fe, adquieres el derecho de ver muchas cosas que Dios tiene para nuestras vidas. La fe es como un cheque en blanco; tu lo llenas tanto como tu creas.

Cuando la palabra de Dios es tan grande y nuestro corazón es tan pequeño para poder recibir esa palabra ocurre un choque en nuestra vida. Hoy tu fe y tu corazón debe de ensancharse para que la palabra de Dios pueda ser depositada en el; entonces verás muchas cosas que Dios quiere hacer en nuestra vida.

A veces creemos que con nuestra mente podemos entender a Dios, pero nuestra mente es muy pequeña para poder entenderlo.

Acompáñame a 1 de Pedro 1:3:
“Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos,
4 para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros,
5 que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero.6 En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas,”

Imagínate que el Señor tenga algo reservado para nosotros. Yo no sé si tu has hecho una reservación para llevar a tu esposa, a tu novia; la tienes que hacer con tiempo, porque tal vez el lugar es muy famoso, es muy especial y si llegas sin reservación no vas a poder entrar a aquel lugar. Gracias a la sangre de nuestro Señor Jesucristo nos ha sido reservado el lugar más precioso para todos nosotros, y por aquella fe que hay en nuestro corazón ahí estaremos.
Somos guardados mediante la fe. Muchos hemos vivido este versículo, pero yo quiero que tu vivas lo siguiente: “7 para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,

Aunque nuestra fe, mucho mas preciosa que el oro; yo no sé si tu crees que tienes algo valioso, pero yo creo que tienes lo más valioso que alguien puede tener; es tu fe.

Cuando tu has dicho “no tengo absolutamente nada para salir adelante”, te has equivocado; porque aquellos que tienen fe, tienen algo más valioso que el oro. Dice que el oro un día se termina y puede destruirse, pero tu fe, al menos que tu lo permitas, no podrá ser destruida jamás. Un día podrías perder todo el oro, pero no importa porque si tuvieras fe volverás a recuperar el oro y todo para tu vida.

Que sea hallada en alabanza; que no importa la prueba, que tu fe siempre sea hallada dándole gloria a Dios. Normalmente, quien tiene fe no importa lo que le toque vivir, sabe que hay algo más adelante que Dios tiene preparado para su vida. Los que realmente quieren expresarle su fe a Dios en medio de la crisis, adoran a Dios y levantan sus manos para declarar un mejor tiempo y que la salida esta cerca.

“9 obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.”

Cada vez que viene un reto, un momento difícil o lo que puedas estar viviendo debes de levantarte a creer por fe, pero no quedarte a medias porque tienes lo más valioso en tu vida. La fe te da el derecho a tener un final diferente. Hay quienes no obtienen el final de su fe, porque se quedan a mitad de la prueba.

¿Cuántas veces has empezado creyendo por algo grande? Y muchas veces quizás no ha llegado, pero no ha sido Dios. La primera demanda la pone la fe en ti, porque no has creído que para tu fe siempre habrá un final glorioso. La fe que tienes cuando empiezas a creer por algo tiene un final glorioso y lo vas a obtener.

El final de la fe es llegarlo a obtener y el inicio es la convicción de lo que no se ve y la certeza de lo que hoy no tienes. Debes de creer hasta el final de tu fe porque un día lo vas a obtener en tu vida.

Quiero llevarte a la palabra en Génesis 24:1:

“Era Abraham ya viejo, y bien avanzado en años; y Jehová había bendecido a Abraham en todo.”

Quiero darte este ejemplo de Abraham, te estoy hablando de los finales de Abraham, es el final de su fe, que lindo se escucha eso: “Dios lo bendijo en todo.

Uno de los principios de fe que debes de tener para que esa fe siga creciendo. La fe es la evidencia de lo que no se tiene, pero la fe son acciones basadas en la evidencia que ha sido colocada en nuestro espíritu. No sé si alguien tendrá evidencia de lo que Dios va hacer, pero esa evidencia debe estar basada en nuestro espíritu.

Sigamos leyendo en Génesis 24:34:
“34 Entonces dijo: Yo soy criado de Abraham.
35Y Jehová ha bendecido mucho a mi amo, y él se ha engrandecido; y le ha dado ovejas y vacas, plata y oro, siervos y siervas, camellos y asnos.
36 Y Sara, mujer de mi amo, dio a luz en su vejez un hijo a mi señor, quien le ha dado a él todo cuanto tiene.”
Quiero decirte que aquellos que tiene fe en Dios declaran y testifican que ha sido Dios quien lo ha hecho en sus vidas, no que has sido tu; ha sido Dios. Que claro tenía este sirviente que Dios, sólo Dios le pudo haber dado un hijo a Sarah porque ella era estéril y Abraham medio muerto. Cuando empiezas a prosperar en diversas áreas de tu vida debes, cuidar de no perder tu fe y comenzar a decir que ha sido Dios.

Muchas veces creemos que hemos sido nosotros, pero ha sido Dios. Debes esforzarte y trabajar duro, por supuesto, pero solo Dios lo hará en tu vida.
Muchos de los que están a nuestro alrededor podrán testificar y decir sólo Dios pudo cambiar a este hombre, solo Dios pudo sanarlo de aquella enfermedad, solo Dios pudo sacarlo de aquella pobreza, solo Dios lo ha hecho en su vida.
Continuemos leyendo la palabra en Génesis 25:7:
“ Y estos fueron los días que vivió Abraham: ciento setenta y cinco años.

8 Y exhaló el espíritu, y murió Abraham en buena vejez, anciano y lleno de años, y fue unido a su pueblo.”

Muchos dirán: “Pastor no este predicando eso aquí esta mi suegra” jaja no, no es verdad. Ciento setenta y cinco años vivió Abraham ¿Cuantos quisieran vivir eso? Quizás muchos no porque están sobreviviendo, pero cuando vives con Jesús en tu corazón esta vida de fe es sorprendente.

Mira el final de Abraham, lleno de años, quiere decir que terminó el propósito que Dios tenía para su vida y le sobraron años; que los que estamos acá terminemos el propósito de Dios en nuestra vida y que nos sobren años.

Nuestro Dios es especialista en reescribir las historias; Èl reescribe tu historia.

Vayan conmigo al libro de Génesis 12:1:

“Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.

2 Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.”

Te hago una pregunta ¿Abram estaba cómodo en ese lugar? ¿tenia todo para pasarla bien? Si a muchos de acá lo que les falta es que los desacomoden un poco, para ir al final de lo que Dios tiene preparado para sus vidas. Hay cosas que estás perdiendo por estar tan cómodo.

Tenemos un Dios de retos.

Yo me imagino a Abraham asoleándose, tranquilo y llega la palabra de Dios y le dice: – -“Sal de aquí, tengo mas cosas para ti” – No Señor todo esta cómodo aquí; tranquilo, de mi casa al trabajo y del trabajo a mi casa. Voy los domingos a la iglesia, le paso el gasto a mi esposa.” Que pasaría si Dios nos retara y te dijera: “Me vas a servir, vas a marcar la vida de otros, no eres igual eres diferente, eres mi hijo”.

A veces creemos y nos confundimos que la voluntad de Dios es estar en un lugar de comodidad donde muchas veces estamos. Si a Dios no le gustaran los retos hubiera dejado a Abram ahí, pero mire el lío en que lo mete. ¿sabe usted quien es Taré? El padre de Abram y su nombre significa atraso .
Dios le dice debes salir de estar con tus padres y con tu parentela porque estas atrasado; es tiempo de tomar decisiones; de salir de esa comodidad y que veas hacia delante, porque los que estamos en Dios no podemos atrasarnos, no podemos parar .

Abraham tuvo que salir de la aldea, no tenía que regresar a lo mismo; esa mentalidad tiene que salir de tu vida; tienes que creer por más, no puedes estar limitado, pero en Dios vas a estar ilimitado. El ambiente en el que te mueves debe de ser un ambiente de fe.

Continua en el verso 2: “2 Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.
3 Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.”
Dios le da el final a Abraham, le dice que lo va a engrandecer y le dará una buena tierra. No te imaginas lo que Dios tiene para tu vida y has estado ahí atrasando lo que Dios tiene para tu vida. Jamás hubiera pasado al capítulo doce, solo hubiera quedado el final de su fe, pero a èl le tocaba como un valiente creerle al Señor; ir en pos de lo que Dios le había prometido.
¿Tu crees que el mundo y todos alrededor miraban ese final para Abraham? Hay gente que debe de hacer suposición de tu final; en tu matrimonio, en tu vida, en tu familia, pero el final de Dios los va a sorprender. Si eres capaz de creer y de dejar todo atrás e ir hacia delante, vas a ver el final como fue realizado; un final glorioso.
El es el autor y consumador de la fe, El te da esa revelación en el Espíritu para decir: “Es cierto, lo vamos a lograr” necesitas tener esa fe.
Si Jesús murió por nuestros pecados el final no puede ser igual, tu generación tiene que ser diferente. Dice la palabra: “Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. 5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.” (Isaías 53:4).

Esto lo profetizo Isaías, no había venido nuestro Señor Jesucristo, pero ya había ocurrido, porque Dios primero ve el final y se los anuncia desde antes lo que va a ocurrir. Aquí está anunciado que ya eres sano; ese es el final de tu fe ¿te atreverías a creer por tu sanidad? El se hizo pobre para que fuésemos enriquecidos ¿te atreverías a creer que te va a sacar adelante? ¿te atreverías a creer que el va a restaurar tu vida por completo?

Dios ya tiene un final para ti, pero está esperando que ese final se manifieste a través de tu fe.

Tu final es glorioso, pero tu presente tal vez no te permite ver el final de tu fe; las circunstancias contrarias tal vez hoy no te permiten ver el final de tu fe, ¿porque no comienzas a ver el final de tu fe? Porque yo creo que ya esta hecho.

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238