Series tiempos de gloria

Inicio > Series - -LA BUENA ACTITUD TE HACE AVANZAR-

-LA BUENA ACTITUD TE HACE AVANZAR-

“Una mala actitud es como una llanta baja, no puedes ir a ningún lado hasta que la cambies” (Machelle Britten).

Esta serie “Actitud” debe de ayudarte a cambiar todas aquellas actitudes que no le agradan a Dios. Hoy aprenderemos lo importante que es tener una buena actitud; ésta es tan importante en la vida de los humanos porque es lo que permite avanzar o detenerte.

¿Quieres avanzar este año? Dios tiene grandes planes y buenos pensamientos para nosotros, pero no todo lo hace Él. Hay una parte que nos corresponde. Él no puede cambiar nuestra actitud, eso solo lo podemos hacer nosotros. 

Vamos a ir al Éxodo en el contexto en que Dios saca al pueblo de Israel de Egipto después de diez terribles plagas hasta que por fin Faraón les autorizó irse. Moisés los guiaba en el desierto y acampaban frente al mar Rojo. Era un momento de cierta tranquilidad, disfrutando de la brisa del mar y de libertad, hasta que escuchan un estruendo, era un ejército que venía con todos sus caballos y carros tras ellos. Imagina la escena. ¿Qué pasaba por la mente de los hebreos? Antes esclavos y ahora perseguidos. ¿Has sido perseguido? Definitivamente no es agradable. Pero debes de saber que cuando somos perseguidos es porque estamos en el camino correcto, vamos en la dirección correcta, es el diablo que quiere desviarte.

Jesús dijo “Dichosos serán ustedes cuando por mi causa la gente los insulte, los persiga y levante contra ustedes toda clase de calumnias. Alégrense y llénense de júbilo, porque les espera una gran recompensa en el cielo” (Mateo 5:11-12). ¡Qué promesa tenemos del Señor!  Cuando estés siendo perseguido no te preocupes.

Hay tres cosas que nos muestran que estamos siendo perseguidos. La primera es que Dios está contigo. El diablo no querrá seguir a alguien que está lejos de Dios. La segunda es cuando te persiguen porque vas adelante y no atrás; esa es una buena señal. La tercera demuestra que esa persona que te persigue no está conforme con su vida y necesita estar metiéndose en la vida de otros. 

Volvamos al éxodo. ¿Qué fue lo primero que hizo el pueblo de Israel al ver el ejército? Quejarse. Fue lo primero, se quejaban contra Moisés, decían preferir haberse quedado en Egipto en vez de morir allí. Esa era una actitud de queja. La queja siempre evidencia una mala actitud. ¿Cuánto tiempo pasas quejándote todos los días? La queja es una protesta emitida a causa de una inconformidad. La queja siempre te detendrá. Cada vez que te quejas te detienes. 

Recuerda la historia de Lázaro. Su hermana Marta fue con Jesús y le dijo “si tu hubieses estado aquí mi hermano no habría muerto”. Ella llegó con actitud de queja. Luego llega María y lo encontró en el mismo lugar donde Marta le había hablado, pero su actitud fue diferente, no se quejó, pero sí se humilló. Cuando nos humillamos prepárate porque Dios está a punto de acelerar las cosas.

Hay gente que su estilo es siempre quejarse. Se queja por el calor, por el frío, porque no hay ninguno de los dos y que muy aburrido; se quejan por el trabajo, por el jefe… ¡No! Debes de ser agradecido y tengamos una buena actitud. Volvamos a Moisés en Éxodo 14.13:

“Y Moisés dijo al pueblo: «No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros; porque los egipcios que hoy habéis visto, nunca más para siempre los veréis»”.

 

Moisés les dijo “quietos”, él estaba tranquilo. Vio la persecución, pero no se alteró. Dio esa instrucción.  Sin embargo, Dios le da a Moisés otra instrucción: 

“Entonces Jehová dijo a Moisés: «¿Por qué clamas a mí? Di a los hijos de Israel que marchen»”.

Dios le decía “hey Moisés no es tiempo de orar”. Hay cosas que no se arreglan con orar sino con actitud. Hay cosas que nos toca hacer a nosotros y de eso depende nuestra actitud. Dios le cambia la instrucción “Di a los hijos de Israel que marchen”. En otras palabras Dios le decía a Moisés “Moisés, no quiero que te quedes quieto, quiero que marches… no escuches el temor, porque te paralizas, Moisés la orden que te estoy dando es de marchar”. Marchar no es solo caminar, es caminar con fe, con actitud, con seguridad. Cuando marchas ten seguro que Dios está a punto de hacer algo. Marchar significa acelerar, arrancar. 

El año 2016 es año de aceleración. No podrás lograrlo con una mala actitud. Dios le estaba cambiando a Israel su mala actitud. Eso también ha estado haciendo con nosotros: cambiando la actitud de queja por una actitud de fe. ¿Sabes cuándo se muestra la buena actitud? Cuando avanzas a pesar de todo. Imagina la mentalidad del pueblo “no veo nada pero avanzo, sigo, acelero… tendré una buena actitud… Dios va delante de mi… solo me corresponde tener buena actitud y avanzar”. Esa es la actitud que Dios espera. Piensa en que el pueblo sabía que si el diablo lo perseguía es porque Dios está con nosotros en el camino correcto.

La buena actitud antecede los milagros. Faltaba una cosa para ver los milagros y era que Moisés alzara su vara.  Éxodo 14.16 dice así:

“Y tú alza tu vara, y extiende tu mano sobre el mar, y divídelo, y entren los hijos de Israel por en medio del mar, en seco”.

 

Recibe esta Palabra: Cuando Dios le dice “alza tu vara” no le dijo “alza la vara”, le dijo “tu vara”. Tú tienes una vara, ¡Tú tienes una vara! La vara representa autoridad. Dios dijo que marcháramos. Avanza, ten buena actitud y con fe, yo te doy la autoridad para que cualquier cosa que te detenga puedas abrirla. Dios te da autoridad y su Poder para seguir avanzando. 

Actitud. Dios muchas veces no puede darnos autoridad porque tenemos mala actitud. Pero cuando tienes fe y buena actitud Dios te va dando autoridad y poder.

Nota que Dios le dijo a Moisés “divídelo”. ¿Fue Dios o Moisés quien hizo el milagro de dividir el mar? Cuando se fusionan la buena actitud con la fe junto al Poder de Dios prepárate porque vas a ver cómo el mar se abre enfrente tuyo de una manera sobrenatural. ¿Sabes qué significa “dividir”? Conquistar. Año 2016 es año de victoria. No puede haber victoria si no hay conquista. Este año comienza conquistando tu actitud para obtener la victoria.

Dios no hace el milagro de abrir el mar si la actitud del pueblo no cambia. Dios está muy interesado en ti. Hay cosas detenidas, mares que no has podido abrir, porque Dios está esperando que marches, que cambies tu actitud por una donde no te quejes, sino que demuestres fe.

Recuerdas el pasaje de los diez leprosos. Jesús no les habló con compasión, o se acercó a consolarlos. Él les dijo “id, vayan”. Les dio una instrucción. La actitud de éstos pudo haber sido de queja y lamento por haber ido a buscar a Jesús y que éste no los sanara sino que los mandara a otro lugar, o no se quejaron por sus molestias físicas. Jesús los mandó y cuando obedecieron, avanzaron y tuvieron buena actitud en el camino su milagro fue hecho.  Cuando tienes buena actitud verás aceleración de Dios y de sus tiempos para tu milagro.  

Jericó era una ciudad exactamente en el camino a la Tierra Prometida. En otras palabras: o los Israelitas conquistaban Jericó o no llegaban a su destino. Se cree que el muro medía aproximadamente cuatro metros de grosor. No era cualquier muro. En esa ciudad nadie entraba ni salía. En su muralla había soldados. Imagina esa ciudad. Dios le dio orden a Josué de dar vueltas alrededor de la ciudad. Y los soldados vieron al pueblo de Israel rodear la ciudad y marchar de un lado a otro. Los soldados seguramente estuvieron en guardia y atentos esperando un lógico ataque. Pero nunca ocurrió. Solo se confundieron pues ocurrió por seis días. Cuando tienes buena actitud y fe confundes al enemigo. 

Dios no los envió a caminar, mira Josué 6:4-5:

“Siete sacerdotes llevarán trompetas hechas de cuernos de carneros, y marcharán frente al arca. El séptimo día ustedes marcharán siete veces alrededor de la ciudad, mientras los sacerdotes tocan las trompetas. Cuando todos escuchen el toque de guerra, el pueblo deberá gritar a voz en cuello. Entonces los muros de la ciudad se derrumbarán, y cada uno entrará sin impedimento.»

 

Los mandó a marchar. A Moisés le dio una vara de autoridad, acá tenían la voz, el grito, que significa ruptura. Aún con tu voz Dios te da autoridad para romper y destruir muchas cosas en tu vida. Primero debía haber silencio, en otras palabras, sin quejas; luego iba el arca del pacto que representa la presencia de Dios; adelante había sacerdotes con cuernos que representan alabanza y adoración que anuncia la presencia de Dios; guerreros, hombres y mujeres de guerra, intercesores; el resto en la retaguardia, eso representa la congregación. 

Jericó estaba muy bien cerrada pero la fe, actitud y el Poder de Dios se fusionaron para romper ese muro. Estás a la puerta de que se rompa el muro en tu familia, en tu matrimonio, en tus finanzas, en tu salud… ¡Este es el tiempo en que si tienes una buena actitud Dios se encarga de romper toda muralla!

Debes comenzar a creer, comienza a marchar, ten fe… parece locura pero para Dios es cordura. Él es un Dios de Poder, de proezas. ¿Puedes comenzar a marchar? ¿A marchar con fe? Por tu familia, tu matrimonio, tus finanzas. ¡Obedece! Dios dice que si lo hizo allí lo vuelve a hacer contigo.

Esto es un anuncio profético de lo que viene para la Iglesia: muros se rompen, murallas se caen. 

Dios pidió que fueran todos juntos, en unidad. Cuando en la Iglesia nos unimos y no hay chismes ni murmuraciones entre nosotros, no importando los dones ni demás, sino que solo hay una misma actitud Él está a punto de romper toda muralla. Grita al sonido de las trompetas y los muros caerán.

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238