Series tiempos de gloria

Inicio > Series - EL PODER DE LA DEBILIDAD
EL PODER DE LA DEBILIDAD

EL PODER DE LA DEBILIDAD

El Poder de la Debilidad

Domingo 16 de octubre Pastora Sofia

Como seres humanos debemos de reconocer que somos imperfectos, a pesar de todo lo bueno que intentemos hacer y nos esforcemos, cometemos errores.

Estamos buscando ser mejores pero siempre nos equivocamos. Como humanos somos frágiles y tenemos debilidades.

Las dificultades y debilidades son necesarias para que la obra de Dios se manifieste.

2 Corintios 4:16-17 “Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día. Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria;”

Sabes que el cuerpo se desgasta por: el tiempo, los problemas, las aflicciones. El pecado también lo desgasta.

Las dificultades que tenemos son pequeñas y los problemas son necesarios, pero no son para siempre. Las debilidades nos ayudan a ser mejores

2 Corintios 12:6-8 “Sin embargo, si quisiera gloriarme, no sería insensato, porque diría la verdad; pero lo dejo, para que nadie piense de mí más de lo que en mí ve, u oye de mí. Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera; respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí”.

Pablo tenía muchas revelaciones por parte de Dios y tenía ese aguijón que lo hacía débil, pero Dios le dice que ante esto se bastase en Su gracia.

En nuestras debilidades es donde vemos manifiesta la gloria de Dios. Así como Pablo, debemos de gozarnos en las debilidades. En los momentos difíciles debemos de estar conscientes que en estos problemas y en estas debilidades podemos ver manifestarse a Dios en nuestra vida.

Cuando dices: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” es cuando reconoces que es Dios a través de ti. Tenemos que aprender que dependemos de Él reconociendo nuestras debilidades. Dice en la Palabra que “Dios ve de lejos al soberbio”, esto es porque se cree auto-suficiente para salir adelante.

Si reconocemos nuestra debilidad y que lo necesitamos, entonces estamos reconociendo, aceptando y creyendo que es por Dios que salimos adelante. Por eso nosotros venimos los domingos a la iglesia, venimos a recargarnos del poder de la Palabra ya que sabemos que somos necesitados de Él.

Cuando vienes sin fuerzas es cuando debes guardar la Palabra que recibes cada domingo para salir adelante viendo la Gloria de Dios.

Lo glorioso es tu fe, porque es la Palabra que Dios te ha dado la que hace que tu fe te permita vivir literalmente la Gloria de Dios.

Jesús es una prueba de ello. Fue llevado al desierto luego de escuchar al Padre decirle: “Este es mi hijo amado”. Al pasar cuarenta días y cuarenta noches en ayuno sin comer ni beber, es tentado por el enemigo diciéndole que podía volver las piedras en pan.

Cuando estás en el momento de debilidad es cuando eres más tentado por el enemigo. Jesús sabía y había guardado las palabras del Padre que le dijo: “Este es mi hijo amado” y le responde: “No solo de pan vive el hombre sino de toda Palabra que viene del Padre”.

Las debilidades y problemas son necesarias

Salmo 40:2 “Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos”.

Dios no endereza los pies, sino endereza los pasos. Lo glorioso no es que Dios enderece los pies sino que con los pies torcidos camines con pasos firmes.

Hay personas que piensan que hay que ser perfectos para servirle a Dios, si fuera así ninguno podríamos servirlo.

Dios anda buscando debilidades en nosotros para manifestarse.

Para hacer una nación grande, eligió a un hombre anciano y una mujer vieja y estéril: Abraham y Sara.

Para dar sus mandamientos y su ley, eligió a un tartamudo: Moises

Para librar a su pueblo de los gigantes, eligió al que ni su padre se recordaba de él y que era de pequeña estatura: David

Para hacer al segundo hombre más sabio de la tierra, eligió al primero que le dijo: no se que hacer con esta gente, y reconoció que era necesaria la ayuda de Dios.

¿Cuál es la debilidad que tu tienes?…….. Allí es donde Dios se glorifica.

Cuando los discípulos no habían pescado nada, allí se glorificó en la pesca milagrosa.

Cuando la mujer estaba enferma, había gastado todo y no tenía un centavo más, allí Jesús la sana.

Mientras más débiles seamos es donde más Dios se glorifica. Dios busca plataformas de debilidad en nosotros para que podamos glorificarlo a Él.

Cuando reconoces que necesitas a Dios en tu vida es cuando Él empieza a glorificarse. Es Él quien es exaltado cuando eres débil ya que es Jesús el que muestra Su gloria a través de ti. Es cuando vives el poder de Dios.

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238