Series tiempos de gloria

Inicio > Series - EL AMOR MÁS GRANDE DEL MUNDO
EL AMOR MÁS GRANDE DEL MUNDO

EL AMOR MÁS GRANDE DEL MUNDO

Pastor Alfonso Bocache

Domingo 6, noviembre de 2,011

El mandamiento principal es: amaras al Señor tu Dios con todo tu corazón, toda tu mente, con todas fuerzas. Pero me pongo a reflexionar sobre que esto no debería de ser un mandamiento sino que debe de ser una acción natural de gratitud para el Padre perfecto que tiene buenos planes y propósitos para nosotros.

Hoy vas a amar a Dios de una manera diferente, vas a salir de aquí amándolo como nunca, con locura ya que vas a estar dispuesto a que Dios haga de ti una nueva persona.

Cuando Dios es primero en tu vida es tan fácil amarlo y agradarlo.

Romanos 5:8-10 “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida”.

El pecado fue lo que nos separó de Dios, éramos extraños para Él, pero por amor mandó a su hijo Jesucristo para que nos acercáramos a Él y no hubiera más enemistad entre nosotros. Es por eso que debemos de amarlo con todo nuestro corazón.

Hebreos 2:14-15 Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre.

Somos especiales para Dios. El mandó a su hijo por nosotros no por sus ángeles, Él dio su vida en la cruz del calvario por ti.

Hebreos 2:18 “Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados”.

Jesús sabe de las tentaciones que padeces, si alguien conoce lo que pasas es Él y te puede ayudar a amar a Dios por que entiende nuestra naturaleza.

Hoy repite conmigo: “Señor, te doy gracias por que estoy limpio de todo pecado y soy libre”. Nunca olvides lo que Dios ha hecho por ti. Debes ser agradecido. Un corazón agradecido constantemente recuerda lo que ha hecho Dios.

Dios está a la expectativa de esos corazones agradecidos por el precio pagado en la cruz del calvario.

Hebreos 10:26-31 “Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios. El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente. ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia? Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo. ¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo! “

Hay algo que hacer para volver a crucificar a Jesús, esto es cuando estás en el pecado es como si estuvieras pisoteando la sangre de Cristo, una crucifixión debe ser suficiente para que cambies.

Una cosa es lo que Él hizo por ti y por mi y otra es lo que nosotros vamos a hacer con el sacrificio que Él hizo por nosotros. El que ama a Dios no pisotea Su sangre y el sacrificio que hizo en la cruz.

Estar en Cristo es para inteligentes, tu naciste para vivir en libertad y no para pisotear la sangre de Cristo, se inteligente. El que ama a Dios camina en libertad y valora la sangre de Jesús, no vuelve a lo mismo y camina hacia adelante.

Romanos 6: 21-23 “¿Pero qué fruto teníais de aquellas cosas de las cuales ahora os avergonzáis? Porque el fin de ellas es muerte. Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna. Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro”.

Dios toca a tu puerta, no una sino muchas veces por que Él es un Dios de misericordia.

Puedes tener un final de muerte pero por Su sacrificio nos hizo tener un destino diferente, nos regaló un destino diferente y eterno.

El amor más grande del mundo sólo Él te lo puede dar, el vino a cambiar pecados, enfermedades, males y ataduras para cambiarlos por una vida eterna.

Isaías 53:4-8 “Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros. Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca. Por cárcel y por juicio fue quitado; y su generación, ¿quién la contará? Porque fue cortado de la tierra de los vivientes, y por la rebelión de mi pueblo fue herido”.

Fue angustiado, afligido, bajó al Seol para quitarle las llaves a la muerte para que tú y yo fuéramos perdonados de nuestros pecados y tuviéramos vida eterna, eso no lo debemos menospreciar.

No tienes que amarlo por que sea un mandamiento sino por que en todo momento recuerdas lo que Él hizo por ti, que Su sangre derramada tiene poder, que Su angustia y aflicción es para quitar la tuya.

Te amamos Jesús, amamos tu sangre, amamos tu presencia, amamos servirte. Hoy somos libres gracias a ti y gracias a ti tenemos una vida eterna.

Hoy es día para decirle: “Nunca olvidaré lo que hiciste por mi, hoy decido amarte más que ayer, no habrá nadie que te ame más que yo. Te Amo Jesús.

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238