Series tiempos de gloria

Inicio > Series - DISFRUTA LO QUE HACES PARTE II
DISFRUTA LO QUE HACES PARTE II

DISFRUTA LO QUE HACES PARTE II

Pastor Alfonso Bocache

El solo saber que el sacrificio de nuestro señor Jesús nos ha traído libertad, bendición y nos ha dado la facultad de poder disfrutar cada día de nuestra vida; es razón suficiente para estar alegres.

Eclesiastés 6:1

“Hay un mal que he visto debajo del cielo, y muy común entre los hombres:

2 El del hombre a quien Dios da riquezas y bienes y honra, y nada le falta de todo lo que su alma desea; pero Dios no le da facultad de disfrutar de ello, sino que lo disfrutan los extraños. Esto es vanidad, y mal doloroso.

3 Aunque el hombre engendrare cien hijos, y viviere muchos años, y los días de su edad fueren numerosos; si su alma no se sació del bien, y también careció de sepultura, yo digo que un abortivo es mejor que él.”

Cien hijos, ¿cuánto necesitas para mantener cien hijos? Necesitas dos cosas: Salud y dinero. Este hombre estaba saludable y le habían dado todo lo que el quería, pero no tenia el don de disfrutar. La misma palabra dice que es mejor un abortivo, alguien no ha nacido, que tu que lo has tenido todo.

Hay una facultad que es la de disfrutar y hoy estaba orando y Dios me ponía en el corazón y me decía: “Hoy quiero ver a mis hijos disfrutar; morí en la cruz del calvario por sus pecados , pero quiero verlos disfrutar”. Así como mencionaba que he visto un mal, también habla del bien que había visto Salomón y dice:

Eclesiastés 5:18-19:

“18 He aquí, pues, el bien que yo he visto: que lo bueno es comer y beber, y gozar uno del bien de todo su trabajo con que se fatiga debajo del sol, todos los días de su vida que Dios le ha dado; porque esta es su parte.”

“19 Asimismo, a todo hombre a quien Dios da riquezas y bienes, y le da también facultad para que coma de ellas, y tome su parte, y goce de su trabajo, esto es don de Dios.”

Debes de pedirle a Dios la facultad de vivir cada día de tu vida.

Existen enemigos que se levantan contra la facultad de poder disfrutar cada día de nuestra vida.

Realmente si algo no debemos de tener en nuestra vida es vanidad; que es tener las cosas en vano. Seria en vano que yo me prepara para una predica si tu no la recibes y la haces parte de tu vida, pero estoy seguro que esta mañana no es una mañana en vano, la palabra de Dios va a atravesar tu corazón.

A veces queremos disfrutar tantas cosas en nuestra vida, como una casa, un carro o una comida; y no nos disfrutamos ni a nosotros mismos ¿Cómo vas a disfrutar lo demás? Lo primero que Dios te dio es a ti mismo.

Tu debes verte al espejo y disfrutarte, pero no lo hacemos y decimos: “Es que si fuera mas alto” cuando quizás ni llegas al espejo.

El que es colocho quiere tener el pelo liso, y los que tienen el pelo liso quisieran ser colochos; los que tienen pelo corto quieren extensiones, y nunca estamos contentos. También dicen: “Si tuviera la nariz respingada”, mujeres si ustedes mismas no se gustan ¿A quien pretendes gustarle? ¡Disfrútate! “Es que si fuera”, “Es que si tuviera” ni tienes eso, ni eres eso; mejor disfrútate.

Si estas muy gordo, si mejor baja de peso, “es que estoy muy seco” , nunca estamos contentos como somos.

Recuerdo una vez que fui a cortarme el pelo y me convencieron de hacerme base, fue un día impresionante y hubo algunas influencias de las que habla la Biblia en génesis; de la mujer, y en fin, les dije que me pusieran base ¡Santo Dios! Cuando terminaron de colocarme esa base Michael Jackson era liso con eso se lo digo todo. Y yo dije ¡Oh Dios que he hecho, ten misericordia de mi! Y le dije que me lo quitara y me dijo que no me lo podían quitar porque se me iba a caer el pelo. Yo tuve que andar con gorra y se me formaban unos rulos; ahí supe por que Dios me había hecho liso.

Hay un futbolista que admiro mucho porque no solo disfruta el jugar fútbol, se disfruta el mismo, y no es Cristiano Ronaldo a el no se le mueve un pelo; el se luce hasta la pose para los tiros libres, por eso le van al Real Madrid, pero deberían de ir por un buen fútbol, jajaja, son bromas.

Hay alguien que se lo disfrutaba y era Ronaldinho ¿Cuántos lo recuerdan? El se disfruta el fútbol, hasta foto mandaban por correo diciendo que como era posible que con tanto dinero que tenia no se arreglara los dientes; pero ese hombre se disfruta a si mismo, mete un gol y usted lo ve riéndose luciendo sus dientes; y falla y también se ríe; el no tiene complejos porque se disfruta. Muchos de ustedes no podrían ni reirse una dentadura así. Cuando te veas al espejo di “Dios me hizo único, hizo algo especial en mi”.

Uno de los primeros enemigos es la ingratitud, la falta de agradecimiento en nuestra vida. Mira lo que dice en Salmos 103:1:

“Bendice, alma mía, a Jehová,

Y bendiga todo mi ser su santo nombre.

2 Bendice, alma mía, a Jehová,

Y no olvides ninguno de sus beneficios.

3 El es quien perdona todas tus iniquidades,

El que sana todas tus dolencias;

4 El que rescata del hoyo tu vida,

El que te corona de favores y misericordias;

5 El que sacia de bien tu boca

De modo que te rejuvenezcas como el águila.”

¿Cuántos bendicen a Jehová? Debemos de bendecirlo. Que extraños somos a veces; el que esta agradecido, bendice a Dios en todo tiempo ¿Pero como podemos bendecirlo si en el alma están todos esos malos sentimientos y rencores y amarguras? ¿Cómo una alma así puede bendecir a Dios? Un alma llena de rencores no puede disfrutar, siempre vas a ver todo mal “Si hubiera sido así mi vida”, “Èl porque tiene; yo porque no tengo” un alma llena de rencores no puede bendecir a Dios.

Me impresiona aun cuando en Hechos dice que el alma todavía esta en el infierno y un día le hice una pregunta al Señor: ¿Por que esta mencionando del alma en el infierno? Y el Señor me hablo fuertemente y me dijo: “muchos de mis hijos son salvos y tienen una eternidad, pero su alma vive un infierno.”

Dios te quiere ver en esa eternidad, pero no te quiere ver viviendo un infierno aquí, porque no disfrutas y porque no tienes la facultad de disfrutar.

Dios no desea verte con un alma amargada, frustrada, llena de rencores; te quiere siempre agradecido con El.

Un alma agradecida es capaz de perdonar, de bendecir y de seguir adelante; debemos de bendecir aun a aquellas personas que nos ofenden.

Tu no disfrutas cuando estas lleno de rencor; todo es malo y rematas con medio mundo. El que disfruta es porque ha sabido perdonar y bendecir con un alma llena de bendiciones a Dios. Recuérdale a tu alma todos los días “Bendice alma mía a Jehová”. David le recordaba a su alma que debía de bendecir y ser agradecido. No hay peor cosa que la ingratitud; que nos olvidemos del buen Dios que tenemos ¿No puedes perdonar a alguien? Recuérdale a tu alma que debe de bendecir a Dios y que ha tenido misericordia de perdonarte a ti; que es tiempo de perdonar; el que es agradecido, perdona en su vida.

¿Cuántos les han llevado regalos a sus hijos? Pasas al 9.99 y le compras algo bonito a tus hijos; algo que te costo barato y se los llevas; y tu los ves disfrutar de una forma ¿De que te dan ganas? De darle mas. Así es Dios en nuestra vida , pero cuando decimos “Que barato esto que me trajiste”, “Yo quería el que salía en la tele”.

Cuando eres agradecido, viene mas para tu vida. Cuando tu ves disfrutar a alguien con tan poco te dan ganas de bendecirlo mas.

Les cuento el testimonio de mi primer carro, recuerdo yo cuando se podía sacar licencia a los dieciséis años y mi papa tenia un carro deportivo y se le levantaban las luces y yo quería que me lo prestara. Yo le decía: “Papa yo quisiera que me dieras un carro” y siempre me enseño a trabajar y a esforzarme y me llevaba a trabajar con el y también me consentía, pero siempre me dio ese balance de que las cosas costaban y bendigo a mi papa que esta en la presencia del Señor.

Y recuerdo que me dijo: Te voy a dar un carro, pero tienes que usarlo siempre bajo mi autorización.

Mi papa siempre tuvo negocios de mariscos y entonces cuando veo llevaban un pick-up y dije ¿Ese pick-up que hace aquí? Te traje el carro me dijo; ese es el que vas a estar usando y va a ser tu carro .

Y yo estaba enamorando a alguien y ustedes ya saben de quien (mi esposa). Entonces me lo llevan y yo estaba tan feliz, pero me sentía realizado; cuando me subo a el ¿Olor a que creen que tenia? a marisco. ¡Santo Dios! ,Pero yo estaba feliz. Lo lave, le eche cloro, de todo. Y fui a traer a, ya saben a quien y abrí la puerta y yo creí que ella lo iba a notar, pero estaba tan enamorada de mi que ni cuenta.

Y al día siguiente tocaron el timbre de mi casa y era ella; llevaba un montón de artículos de limpieza y me dice: “mira te ayudo a limpiar ti pick-up” y pensé dentro de mi si supiera que ya lo restregué veinte veces.

Al final uno siempre debe ser agradecido y le digo ¿Señor que le voy a decir cuando sienta ese olor? Eres una sirena para mi en este carro.

La Pastora es una mujer agradecida siempre ha sido una mujer agradecida, su primer novio era feo, endemoniado, pero ella fue agradecida y Dios la recompenso conmigo.

Uno debe ser agradecido con las primeras ovejas; aun así llegaran unas cuantas. Yo recuerdo una vez que la pastora hizo un evento para mujeres; ella empezó un grupo de mujeres en la iglesia; la llego a encontrar un día y le digo ¿Y el grupo? No vino nadie me dijo, nadie ni el del teclado, estoy aquí solita pero estoy agradecida con Dios me vine a adorar a Dios. El agradecido siempre le recuerda a su alma que debe de bendecir a un buen Dios. Y le dije mi amor vamos a seguir adelante, Dios lo ha prometido y el lo va a cumplir. Estábamos agradecidos con esas primeras ovejitas. Y alguien se llegaba a burlar todos los domingos, y le preguntaban ¿a dónde vas? A la iglesia le decía ¿y por esas cinco personas? Por esas cinco igual seguiré adelante y estoy agradecido con Dios por ellas.

Lo segundo que roba en nuestras vidas la facultad de poder disfrutar es el afán, cuando te afanas empiezas a perder el sabor de aquellas bendiciones que Dios ha dado a tu vida. Esta bien que anhelemos mas y creamos por mas, pero disfrutemos lo que hoy tenemos.

Afán significa pretensión, ambición desmedida e incorrecta. Quieren tener mas, pero no para disfrutar, solo para acumular en su vida; no desean mas para bendecir. Dice la Biblia que hay unos que son ricos para ellos y hay otros que son ricos para con Dios, que siempre están pensando en decir “Dios dame esto, quiero ver la cara que aquella cuando le de esta bendición”, “quiero ver que a través de los recursos que tu me has dado mucha gente se convierta y te conozca a ti”, “Señor dame, provee a mi vida, yo quiero ser rico para contigo”, “Yo quiero ser rico para bendecir a mi familia”.

A veces quieres una casa mas grande ¿Será malo eso? No, que tu deseo sea: “Señor aquí ya no cabemos, quiero moverme por comodidad a una casa mas grande, pero no para ser feliz porque en esta estamos agradecidos y somos felices”. El problema es cuando ya no estas feliz porque dependes de la casa mas grande para ser feliz, ahí caíste en afán en tu vida.

Apretado, pero feliz . Debes estar agradecido por cada proceso o los procesos se detienen en tu vida. No permitas que el afán inunde de tal forma tu vida que también detenga esos procesos. Ya no disfrutas nada, todo es un afán desmedido, con nada eres feliz. Te compras un carro y ya no te gusta, luego quieres el otro, pero es porque no hay felicidad en tu vida; esa es la facultad de poder disfrutar y solo Dios puede dárnosla. Disfruta que hoy estas acá en la iglesia, disfruta su gracia, disfruta su poder, disfruta cada tiempo.

Leamos Eclesiastés 5:10:

“10 El que ama el dinero, no se saciará de dinero; y el que ama el mucho tener, no sacará fruto. También esto es vanidad.”

No dice el que tiene dinero, sino el que ama el dinero; no tiene la facultad de poder disfrutar en su vida porque facultad significa dominar en tu vida. El dinero te domina a ti y tu no dominas al dinero; tu sigues al dinero y el dinero no te sigue a ti.

Por eso, la confesión de fe dice como dice su palabra “Las bendiciones de Dios vendrán y me alcanzaran.” No ames el dinero; la raíz de todos los males es el amor al dinero; no el dinero, el amor al dinero. El dinero en tu vida debe estar en un solo lugar y es en el banco, pero no en tu corazón, ni en tu vida porque te va a quitar la facultad de disfrutar.

Puedes comprar una cama pero no puedes comprar sueño. Podrías comprar sexo con dinero, pero no puedes comprar amor; eso no lo puedes comprar. Podrías sostener de una buena forma económica a tu familia pero no compras la felicidad, y que triste seria que tengas que pasar años de años y que un día le tengas que decir a tus hijos que no pudiste verlos crecer porque por ellos trabajaste ¿O será que por ti lo hiciste?.

No pierdas la facultad de disfrutar, trabaja y esfuérzate, pero sin afán y sin amor al dinero; porque el amor al dinero puede ser tan grande en tu vida que aun dejes a tu familia y que lo único que un día les dejes sea dinero. Que no te recuerden, que te extrañen.

Podrías comprar muchos libros con dinero, pero no sabiduría. El dinero compra comida vaya si no, pero no compra apetito, esos son dones de Dios que necesitamos en nuestra vida ¿Podrías comprar el trabajo de alguien? Por supuesto.! Pero el dinero no compra la lealtad de alguien, por mas dinero que tu le des a alguien no estas comprando su lealtad. La lealtad es un don que viene de lo alto. Podrías comprar todos los juguetes, mas no comprar felicidad.

Que puedas tener un apetito, un buen descanso, sabiduría, paz en tu vida, alegría y lealtad son cosas que solo Dios puede darnos.

Pagar un hospital puedes, pero comprar salud nunca. Aun los doctores te dicen vamos a esperar como reacciona, porque esa reacción solo Dios puede darla, es algo que ellos no saben; cada cuerpo reacciona diferente, pero Dios si sabe.

¿Disfrutas de tu salvación y tu libertad? ¿Disfrutas de ella realmente? ¿Tienes la facultad de disfrutar de ella, de que eres libre, que eres salvo? Verifica todos los días de tu vida si tienes la facultad de disfrutar. ¿Disfrutas el servirle a Dios? ¿Tienes la facultad de disfrutar? Siempre les he dicho a los líderes de esta iglesia que la facultad de disfrutar esta en tu vida cuando predicas. Y Pablo me sorprendió hoy con algo que leí que quiero compartirte que esta en II de Corintios 12:15:

“15 Y yo con el mayor placer gastaré lo mío, y aun yo mismo me gastaré del todo por amor de vuestras almas, aunque amándoos más, sea amado menos.”

Con el mayor placer, el esta diciendo: “Aunque me fallen muchos yo los voy a seguir amando, estoy dispuesto a ir gastando lo mío y gastarme yo mismo”, porque tenia la facultad de disfrutar aquel propósito y aquel plan que Dios tenia para su vida. Aquí no dice que con enojo y con dolor se iba a entregar, con placer dice. Es un placer servir, es un placer bendecir a alguien mas.

Pablo tenia la facultad de disfrutar lo que hacia.

¿Cuántos se van a desgastar? Igual nos vamos a envejecer, igual nos van a salir las patillas de gallo (arrugas), pero que tal si nos desgastamos haciendo lo que tenemos que hacer delante de Dios. Si igual te van a salir patillas de gallo que sean por reírte tanto y no por estar amargado.

Nuestro Señor Jesús tenia la facultad de disfrutar lo que hacia porque se gasto por todos nosotros, treinta y tres años y su cuerpo fue lacerado, fue lastimado, lo desgasto por todos nosotros. Sabes que nuestro Señor Jesús se cuidaba? Porque nadie puede sudar sangre como el sudo a menos que este bien físicamente. La presión sube al máximo y sí es posible sudar sangre de una aflicción; pero el realmente su cuerpo estaba sin grasa para que eso pudiera suceder, el cuidaba su cuerpo. Jamás ofreció su sangre llena de colesterol. El era la ofrenda, la mejor, la sangre mas pura, pero aun fue golpeado y lacerado; y Èl mismo se entrego por nosotros. Que amor tan grande el que tiene y aun así no disfrutamos del poder que hay en el sacrificio en la cruz del calvario.

Hoy que estaba en la presencia de Dios me decía: “Diles que disfruten” que las heridas fueron para perdonar sus pecados, no fueron para acusarlos ¿Qué hacen todo el día amargados? ¿Qué haces todo el día frustrado, porque no has obtenido algo material que quieres? En lugar de estar agradecido por lo que hoy tienes.

¿No crees que debería de haber suficiente gratitud en nuestro corazón?

Dale gracias a Dios por haberte rescatado.

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238