Series tiempos de gloria

Inicio > Series - DISEÑO SOBRENATURAL

DISEÑO SOBRENATURAL

Dios nos ha dado un gran honor, somos sobrenaturales pues fuimos creados sobrenaturalmente a su imagen y semejanza.;  de hecho somos un poco menor que los ángeles.

¿Cómo nos formó?

Al igual que un hijo se forma en el vientre de una madre durante 9 meses, en los cuales se desarrollan los órganos, ésta es solamente una manera de demostrar que solo Dios puede hacer milagros sobrenaturales. Donde no hay nada Dios puede crear vida.

Nosotros fuimos diseñados para lo sobrenatural de Dios, aun su Palabra es viva y eficaz. Desde el principio cuando la tierra estaba desordenada y vacía, el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas  porque lo sobrenatural de Dios hizo que todo cobrara vida.

Dios soplo aliento de vida, es por eso que hoy estamos con vida; porque formamos parte de algo sobrenatural.

El enemigo se ha encargado de hacernos ver como seres naturales, pero la presencia y gloria de Dios va con nosotros,  pues la palabra está con nosotros. Si pudiéramos vernos como Dios nos ve podríamos ver lo sobrenatural, podríamos caminar como sobrenaturales como hemos sido creados. En nosotros tenemos un potencial que ha sido depositado por Dios que no podemos ni imaginar.

Jueces 16:17 dice así:

“Le descubrió, pues, todo su corazón, y le dijo: «Nunca a mi cabeza llegó navaja; porque soy nazareo de Dios desde el vientre de mi madre. Si fuere rapado, mi fuerza se apartará de mí, y me debilitaré y seré como todos los hombres»”.

 

Sansón era un hombre muy fuerte, pero aparece Dalila  y quiere que le revele de dónde venía su fuerza y a pesar que se equivoca sabía que no era cualquiera y era consagrado para Dios.

Todos éramos destituidos de la gloria de Dios, pero la muerte de nuestro señor Jesucristo vino a restituirnos.

Marcos 6:1-4 dice así:

“Salió Jesús de allí y vino a su tierra, y le seguían sus discípulos. Y llegado el día de reposo, comenzó a enseñar en la sinagoga; y muchos, oyéndole, se admiraban, y decían: «¿De dónde tiene éste estas cosas? ¿Y qué sabiduría es esta que le es dada, y estos milagros que por sus manos son hechos? ¿No es éste el carpintero, hijo de María, hermano de Jacobo, de José, de Judas y de Simón? ¿No están también aquí con nosotros sus hermanas?». Y se escandalizaban de él.

Mas Jesús les decía: «No hay profeta sin honra sino en su propia tierra, y entre sus parientes, y en su casa»”.

 

La incredulidad es el enemigo principal de la fe. A pesar que se maravillaban de oírlo querían llevar lo sobrenatural al plano natural, por tal razón no puedo hacer muchos milagros. Talvez por esta razón es que no podemos ver los milagros de Dios en nuestras vidas.

Marcos 6:5 dice así:

“Y no pudo hacer allí ningún milagro, salvo que sanó a unos pocos enfermos, poniendo sobre ellos las manos.”

 

Estamos acostumbrados a lo natural, que no tenemos espacio para lo sobrenatural de Dios. No debemos volver común lo que no es.

La palabra de un hombre no te puede llevar a ningún lugar, pero si puede hacerlo si está llena de la unción del Espíritu Santo y la palabra que Dios deposita en nuestro pastor viene de Él, es por eso que es sobrenatural y genera un cambio en nuestra vida.

Cuando tenemos delante de nosotros retos pequeños hacemos algo con nuestras propias fuerzas, pero los retos que Dios pone para nuestra vida personal serán tan grandes que van a ser solamente logrados por la mano de Dios. Anhelemos vivir en lo sobrenatural de Dios pues no existen las casualidades en sus planes. Aun nuestra manera de orar demuestra si creemos en lo natural o lo sobrenatural, porque podemos pedirle todo a Dios pero hagámoslo de acuerdo a nuestra fe y no a nuestras posibilidades.

Éxodo 4:2 dice así:

“Y Jehová dijo: «¿Qué es eso que tienes en tu mano?». Y él respondió: «Una vara».

Él le dijo: «Échala en tierra». Y él la echó en tierra, y se hizo una culebra; y Moisés huía de ella. Entonces dijo Jehová a Moisés: «Extiende tu mano, y tómala por la cola». Y él extendió su mano, y la tomó, y se volvió vara en su mano.

«Por esto creerán que se te ha aparecido Jehová, el Dios de tus padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob»”.

 

Lo que era para Moisés una vara, para Dios era el poder manifiesto de su gloria, era una señal de su poder; pues donde menos nos imaginamos es donde Dios nos sorprende.

Para la gente, Moisés era un niño hermoso pero ante los ojos de Dios era el libertador de su pueblo. Dios siempre ve las cosas sobrenaturales y debemos de vernos como hijos de Dios, sobrenaturales tal como Él nos ve y nos ha creado.

El ir a la iglesia no debe de ser un día más porque para Dios es un encuentro con cada uno de sus hijos. Cuando volvamos sobrenatural el asistir a nuestra iglesia, el tener esa necesidad de Él no vamos a pasar desapercibido el día del Señor. No hay mejor manera de reposar que el ir a Su casa a adorarle pues Él renueva nuestras fuerzas.

Te invito a que puedas ver a las demás personas con los ojos que Dios nos ve. Declaremos sobre cada uno de ellos bendición no por lo que ahora vemos sino por lo que Dios va a hacer en su vida. Que serán de bendición mayor a la que ha sido hasta el día de hoy, porque si Dios lo ha dicho Él lo cumplirá.

Tenemos un Dios sobrenatural y te invito a probarlo, que pueda ser Él quien te sorprenda en este día, esta semana y en todos los ámbitos de tu vida.

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238