Series tiempos de gloria

Inicio > Series - DISEÑO DE PLENITUD

DISEÑO DE PLENITUD

Génesis 1.1-3 dice así:

“En el principio creó Dios los cielos y la tierra. La tierra estaba desordenada y vacía,  las tinieblas estaban sobre la faz del abismo y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Dijo Dios: «Sea la luz». Y fue la luz.”

Dios no nos creó para que estuviésemos desordenados ni vacíos. Donde hay vacíos hay desórdenes. Cuando empiezan esos vacíos en nuestra vida, empiezan los desórdenes. Cuando hay un vacío en tu vida y quieres llenarlo con un vicio, empieza el desorden.

Y ese vacío que tú tienes no es parte del diseño de Dios, es parte del diseño de este mundo. Pero estoy seguro que hoy tú vas a salir lleno de su Palabra de su presencia y de su diseño para tu vida.

¿Tú sabías que Satanás también llena los lugares vacíos? Recuerda de aquel pasaje que Jesús contó sobre aquel espíritu inmundo que vaga por lugares desiertos después de haber salido de la vida de un hombre y que luego regresa; y que cuando encuentra la casa ordenada pero vacía llama a otros siete espíritus peores y el estado del hombre viene a ser peor aún (Mateo 12.43-45).

Por eso es que Dios quiere limpiar nuestra vida, ordenarla y también llenarla. Porque por más domingos que vengas aunque te limpies, si no te dejas llenar por Él vendrán esas tentaciones a tu vida y la llenarán; y serán de desorden para ti.

El diseño de Dios es que Él sea el que tiene tu vida. Hay vacíos que son materiales y la única forma de llenarlos es con algo material. Mira la diferencia, la provisión económica de este mundo como está diseñada: para que llene tu vida. Si no tienes el carro que tú deseas eres el hombre más infeliz; ese es el sistema de este mundo. Si no tienes la casa que deseas, que se vale pedirle a Dios, pero si no la tienes suele ser el hombre más infeliz este mundo porque lo que te llena es la provisión de este mundo.

La diferencia, la provisión económica que viene de Dios a tu vida no te llena, te sorprende. Y el que llena tu vida es únicamente Dios. Estaba Pedro que no había pescado nada toda la noche y llega El Señor y le dice: "boga mar adentro", Pedro le dice: "por tu palabra echaré la red"; y resulta que era tal abundancia que las redes se rompían.

Era tal la abundancia que cuando llega a la orilla, después de haber compartido con sus amigos la gran pesca, se postra delante de Dios y le dice: “no merezco esto porque soy hombre pecador”, pero Jesús le dice: “deja todo y sígueme y te haré pescador de hombres”. La gran pesca lo sorprendió, pero él sabía que sólo Jesús llenaría su vida. La bendición económica de Dios te sorprende porque es añadida a nuestras vidas.

Y así llega el día en que tú dices como dijo Pablo: “se vivir en abundancia y se vivir la escasez” (Filipenses 4.11-13), porque ni la escasez ni la abundancia llenan tu vida; solamente Jesús puede hacer eso en ti.

Ni tu esposa (esposo), ni tu novia (novio) pueden llenar tu vida, ellas (ellos) son una añadidura para tu vida. Por eso debes de recordar que tu esposa es una ayuda idónea.

Todo lo que no permitas que Dios forme, el mundo lo deformará en tu vida. El diseño de Dios es para que tu creador te forme. Todo vacío deforma tu vida; el menosprecio deforma tu identidad; las ofensas van a deformar tu corazón.

Salmos 25.17-18 dice así:

“Más y más mi corazón se va llenando de angustia; ¡quítame la tristeza!

Toma en cuenta que me encuentro afligido y con problemas; ¡perdona todos mis pecados!”.

Tú puedes reconocer de qué te estás llenando por tus palabras y por tus declaraciones.

El diseño de Dios no es que vivas en aflicción sino que vivas confiado en Dios. Casi siempre los vacíos llevan el pecado también, porque las penas no se ahogan, eso es una mentira del mundo. El pecado te lleva al desorden en tu vida también.

Mira a Rahab, la ramera. Si tú te recuerdas los dos espías llegaron a su casa cuando fueron enviados a espiar Jericó y ella los escondió. La vida de ella estaba vacía cuando los espías llegaron a su vida. Rahab aparece en el libro de Hebreos como una héroe de la fe, porque ella fue capaz de creer más en el diseño de Dios para su vida, que el diseño del mundo sobre ella.

Salmos 90.14 dice así:

“¡Permítenos comenzar el día llenos de tu amor, para que toda la vida cantemos llenos de alegría!”.

 

Cuando los hombres o espías salen de la casa de Rahab, la ramera, le dicen: “cierra la puerta y no dejes entrar más gente”. Yo me imagino que ellos lo que le estaba diciendo es: “ya no permitas que más gente trate de llenar ese vacío que tú tienes y que solo Dios puede llenar”.

Van haber personas que se van a querer acercar a tu vida para que tú les abras la puerta y que llenen ese vacío que sólo Dios puede llenar, pero hoy ten presente que no puedes seguir abriéndole las puertas de tu vida a cualquier persona para que llene lo que sólo Dios puede llenar en ti.

 

Las añadiduras jamás podrán llenar tu vida solo Dios podrá hacer eso. ¿Cuántas mañanas Dios te ha permitido amanecer pero en tu corazón no está llenarte de él si no salir corriendo para atender tu negocio tan importante?

Por eso David decía: “temprano yo te buscaré, de madrugada yo me acercaré a ti”. ¿Por qué de madrugada? Porque él sabía que si no lo hacía de madrugada habría un gran vacío en su vida durante todo el día.

¿Sabes por qué te has sentido mal cuando las ventas bajan en tu negocio? es porque has permitido que le efímero llene los vacíos en tu vida y no el poder sobrenatural de Dios y su Espíritu Santo.

Los éxitos más grandes no los vas a tener en tu empresa, sino que los vas a tener en tu cuarto de oración.

Efesios 4.8-10 dice así:

“Por lo cual dice: «Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, y dio dones a los hombres».

Y eso de que  ‘subió’,  ¿qué es,  sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra? El que descendió es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo”.

Jesús descendió al infierno para luego subir y llenarlo todo.

Piensa allí donde estás ¿cuantos vacíos te han llevado a tener desórdenes en tu vida? ¿De qué te has dejado llenar? ¿Has permitido que lo material llene tu vida? ¿Que lo material llene ese vacío que hay en ti?

A partir de hoy, todo aquello que no sea la presencia de Dios dejará de llenar tu vida. A partir de hoy mismo, sólo la presencia de Dios será lo único que llenará por completo tu vida para que puedas vivir conforme al diseño de Dios para tu vida.

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238