Series tiempos de gloria

Inicio > Series - DISEÑADOS PARA CONFIAR EN DIOS

DISEÑADOS PARA CONFIAR EN DIOS

Marcos 11:22

Jesús les dijo: Tened fe en Dios

Este versículo nos habla acerca de en quien debemos poner nuestra confianza debes poner tu fe en Dios siempre.

Jesús es claro al decirles que no pongan su fe en otra cosa sino solo en Dios

Este mensaje es para nosotros que a veces creemos en algo y no en alguien, pero nuestra fe debe estar en alguien y su nombre es Jesús.

Mateo 6:25-34

Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?

 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?

 ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?

Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan;

 Pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos.

Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe?

No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?

Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. 

Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal”

 

Cuando ya no tienes de donde tomarte entonces es cuando buscas tomarte de Dios, y debemos bendecir esos momentos, porque son los momentos donde Dios nos deja tomarnos de su mano; pero no deberíamos esperar hasta ese momento para buscarlo, deberíamos tener a Dios siempre como nuestra primera opción; El Señor siempre está dispuesto a darnos el consejo y ayuda que necesitamos.

El afán es uno de los peores engaños en nuestras vidas. Si tú y yo estamos vivos es porque hay un propósito en tu vida y no debes afanarte porque las cosas pasen.

Cuando ves las aves en el cielo, jamás las veras afanadas, ellas confían en que su creador las alimentara y las cuidara.

Toda la creación de Dios confía en que su creador los cuidara y velara por ellos en todo momento.

Deberíamos observar más a  las aves del cielo y a las flores del campo y confiar más en que el creador nos cuidara y nos dará todo lo que necesitemos.

Los que se afanan más en esta vida son aquellas personas que no tiene identidad de hijo de Dios. Nuestro valor es mayor que el de las aves y cuando sabes que vales la sangre de Cristo entonces tienes clara tu identidad y no hay afán en tu vida. Cuando tú no sabes cuál es tu identidad como hijo de Dios entonces todo te ofende. Porque cualquier comentario te hace daño pues no tienes claro que lo que digan otros no afecta a tu vida.

 

El afán es reflejo de tu fe, todo aquel que no tiene fe vive afanado. Sin embargo el que tiene fe confía en que Dios es quien guía su vida

La palabra dice que debes buscar primero el reino de Dios, no dice que busquemos solo la presencia de Dios, sino también sus principios para que se establezcan en nuestra vida, regularmente solemos buscar a Dios porque venimos de alguna situación y deseamos que Dios nos llene, pero debemos buscar los principios del reino de Dios y hacer su voluntad y entonces el afán se alejara de tu vida.

Los gentiles son los que buscan todo pero tienen afán en su vida, sin embargo nosotros debemos confiar en Dios y no afanarnos por lo que habrá de pasar el próximo día, porque cada día tiene su propio afán. Eres tú quien decides si le crees a Dios o al afán. Debes hablar al afán, y sin ningún temor decirle "afán no me molestes porque yo creo en Dios y sé que el hará"

 

Filipenses 4:4-7 (TLA)

“¡Vivan con alegría su vida cristiana! Lo he dicho y lo repito: ¡Vivan con alegría su vida cristiana!

Que todo el mundo se dé cuenta de que ustedes son buenos y amables. El Señor Jesús viene pronto. 

No se preocupen por nada. Más bien, oren y pídanle a Dios todo lo que necesiten, y sean agradecidos.

Así Dios les dará su paz, esa paz que la gente de este mundo no alcanza a comprender, pero que protege el corazón y el entendimiento de los que ya son de Cristo”

 

El Señor repite que vivamos con alegría y sin preocuparnos por nada; tengamos la certeza de que Jesús vendrá y que todo está bajo control. Debes ser amable en todo tiempo no importa lo que estés viviendo. El afán a veces nos lleva al punto en el cual puedes llegar incluso a perder tu propia vida. Cuando venga el fin del mundo Jesús vendrá y te darás cuenta que aquello que te enfermo y casi se roba tu vida se quedara y nada te llevaras. Debes vivir tus días con fe y no con afán no importando lo que vivas.

La preocupación es ocupar tu mente en algo que no ha llegado, la solución es ocuparte en orar. A Dios puedes pedirle todo. Cuando buscas tú la solución no siempre la hallaras, debes orar y entonces la solución llegara. Dios promete paz para aquellos que ya son de Cristo. Y es una paz que la gente de este mundo no puede entender. Pero por lo que tú creas eso obtendrás. Y si eres una persona agradecida entonces la paz llegara a tu vida. Tu fe no debe estar en lo que pides, debes tener fe en Dios que es a quien le pides. Debes ir siempre por más, debes ir de gloria en gloria. Aprende a ir por mas, pero siendo agradecido en todo lo que obtienes. Cuando pides lo que quieres o necesitas con afán, entonces no estás siendo agradecido pero cuando pides con fe tienes paz y sabes agradecer.

Dios protege el corazón de las personas que tienen fe, porque hay momentos en tu vida cuando lo que pides no llega inmediato entonces el corazón se puede dañar pero si tienes fe el corazón no se daña, sino que sabes agradecer lo que tienes ahora, sabes que estás en buenas manos y que en su tiempo te lo dará. Dios no quiere que estés frustrado ni afanado te quiere feliz y con un corazón sano.

Dios es bueno con los agradecidos. Confía en Dios que tiene el control de todo. Si no has llegado a donde quieres recuerda q pronto llegaras y con un corazón protegido y listo para recibir las bendiciones.

Proverbios 23:4

“No te afanes  por hacerte rico; se prudente y desiste”

Uno de los afanes más grande es querer hacerse rico, y estas tan desesperado por llegar a un lugar que aun no te corresponde que no disfrutas lo que tienes hoy y cuando finalmente llegas al punto donde querías estar no lo disfrutas a causa de tener un corazón dañado y lo que es mas vives amargado esa etapa de tu vida. Cuando tus días fueron tan llenos de afán llegara un momento en que te darás cuenta que tu corazón se ha marchitado, pero si eres agradecido con Dios en lo que tienes entonces llegaras a disfrutar lo que Dios tiene para ti en el momento adecuado.

 

Lucas 10:38-42

“Aconteció que yendo de camino, entró en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa.

 Ésta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra.

Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude.

 Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas.

Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.”

 

El afanado está metido en muchas cosas, pero ninguna logra terminar

Turbada viene del original “perdida mentalmente” y es que en ocasiones estas tratando de hacer tantas cosas que tu mente se pierde. Marta era la dueña de la casa y ella estaba distraída en limpiar que no disfruto la presencia de Jesús en su casa. Tienes que tener claro que tus posesiones no te hagan olvidar la presencia de Jesús en tu casa, que jamás las cosas materiales te desenfoquen de tu relación con Dios.

El estresado y preocupado siempre culpa a los demás. Pero el que está en paz siempre escoge lo mejor para su vida. Recuerda que ni las bendiciones pueden llenarte como quien te bendice. No te preocupes por lo material ten fe en Dios y ten buena relación con Él y escogerás la mejor parte.

Las deudas a veces son reflejo del afán, porque te metiste a comprar algo que aun no te correspondía tener.  

El afán es el enemigo de la oración porque a causa del afán no buscas a Jesús en la oración. Si empiezas tu día con afán y no con fe entonces tu día va a estar mal. Pero empieza con fe y tendrás un día diferente con paz y lleno de agradecimiento.

 

Sabes cuándo Faraón estaba aturdido a causa de sus sueños llamo a José para que le revelara el significado de sus sueños y lo primero que dijo José fue: “Dios dirá”  y es que cuando tu le das el lugar a Dios, entonces el te respaldara y te permite llegar hasta los lugares más altos, pero debes recordar que solo Él puede llevarte a los lugares más altos.

 

 

 

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238