Series tiempos de gloria

Inicio > Series - DESCUBRE TU DESTINO
DESCUBRE TU DESTINO

DESCUBRE TU DESTINO

Todos tenemos un destino y nuestro trabajo es descubrirlo.

Salmo 139:15 -18 “ Tu estabas presente cuando yo estaba siendo formado en el más completo secreto. Tú me viste antes que yo naciera y fijaste cada día de mi vida antes que comenzara a respirar . ¡Cada uno de mis días fue anotado en tu libro”. ¡Qué precioso es, Señor, darse cuenta de que continuamente estás pensando en mi! Ni siquiera puedo contar cuantas veces al día tus pensamientos se dirigen a mí. Y cuando despierto en la mañana aún estás pensando en mi.

Dios piensa continuamente en ti. El Señor ya conoce y sabe nuestro final, por eso es que continuamente piensa en nosotros. Él conoce cada día, Él ya sabe que va a pasar con tu vida.

Cuando tienes un problema, muchas veces crees que Dios se sorprende cuando algo te acontece, pero Dios ya conoce nuestro final. No debemos esperar que Dios nos revele lo que ya nos prometió. Muchas veces perdemos el tiempo pidiéndole a Dios cosas que ya están escritas en su Palabra.

Noe fue un hombre que creyó en su corazón, una vez Dios le habló y fue obediente. Desde el llamado hasta cuando cumplió su promesa pasaron cien años. Y Dios cumplió lo que había dicho, en todo momento Dios lo respaldó.

Cuando sabes que Dios tiene el control, debes aprender a disfrutar de cada día. ‘

Romanos 8:28 “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.”

Dios tiene UN propósito pero MUCHOS planes. Aunque en nuestros planes le fallemos a Dios, Él en su misericordia los ordena nuevamente para alcanzar el propósito divino que ya planeó para nosotros.

Nuevas son Sus misericordias cada mañana por que dentro de sus planes siempre le vamos a fallar, no somos perfectos pero debemos tratar de ser mejores personas cada día.

Mateo 14:24-32 “Y ya la barca estaba en medio del mar, azotada por las olas; porque el viento era contrario. Mas a la cuarta vigilia de la noche, Jesús vino a ellos andando sobre el mar. Y los discípulos, viéndole andar sobre el mar, se turbaron, diciendo: ¡Un fantasma! Y dieron voces de miedo. Pero en seguida Jesús les habló, diciendo: ¡Tened ánimo; yo soy, no temáis! Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas. Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús. Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: ¡Señor, sálvame! Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste? Y cuando ellos subieron en la barca, se calmó el viento”.

En esta Palabra podemos ver como Jesús ya sabía que iba a pasar y por eso iba a reunirse con el Padre para que la fe de sus discípulos nunca les faltara.

En los momentos de tormenta es cuando debes conocer cuál es tu propósito.

Pedro era un hombre que se arriesgaba, creyendo en Jesús le dice: “si eres tu, manda”

Hay cosas que Dios deposita dentro de ti y por eso no debes de dudarlas. Así como con Pedro, esas cosas que Él ya deposito depende de ti que las hagas vida, que cumplas esos sueños, esos proyectos y camines hacia el destino que Él ya preparó.

Dios deposita sueños y planes, y depende de ti si les das vida y los cumples.

Pedro tal vez le falló en los planes, en ese momento cuando dudó y su fe desmayó pero el propósito de Pedro no era ese, Dios veía el final, al apóstol Pedro que su sombra sanaba enfermos. Pedro se arriesgó y creyó.

Que el temor no te impida arriesgarte, cuando tu le crees Dios te respalda, jamás te va a dejar a medio camino, Él te enseña a caminar de su mano.

Con el pueblo de Israel podemos ver como Dios actuó con ellos.

Josué 1:3 “Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de vuestro pie”

Josué 1:9 “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”.

Dios ya te entregó tu propósito y conforme tu empiezas a conocerlo, Él te lleva de la mano, te dice sígueme. Y poco a poco empiezas a caminar con Él. Luego Él te manda y tu empiezas a caminar conforme su voluntad, tomas tus decisiones, lo arriesgas y le crees. Él lugar del Señor cambia, Él va detrás de ti, te va respaldando.

Muchas veces no pasan cosas diferentes, por que no te atreves a actuar diferente. Créelo por que Él ya te dio la victoria.

Su propósito ya fue escrito y tu destino está trazado, sólo créele.

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238