Series tiempos de gloria

Inicio > Series - DEL ORGULLO A LA HUMILDAD
DEL ORGULLO A LA HUMILDAD

DEL ORGULLO A LA HUMILDAD

Pastora Sofia de Bocache

Dios va a empezar a trabajar en áreas en nuestra vida a profundidad
tal punto que va hacer girar tu vida a 180 grados.

Dios es dueño de todo, menos de nuestra voluntad Su palabra dice en Proverbios “ Del hombre son las disposiciones del corazón”. Es tiempo de quitarnos aquellas cosas que impiden que Dios pueda trabajar en nuestra vida.

Todos, sin excepción, tenemos un grado de orgullo, por ello Dios quiere ir formando nuestra vida. Desde el momento que alguien dice: Yo no tengo orgullo, ya evidenció que lo tiene.

Una cosa es que Dios nos lleve a las alturas y otra es que nos mantengamos en ellas.

Hoy quiero hablarles del rey Nabucodonosor, se menciona en la Palabra que él era un rey que había conquistado muchos territorios, inclusive Egipto. Èl llevaba 40 años reinando y dice que constantemente celebraba muchas victorias, este hombre estaba en la cima.

Daniel 4:1
4 Nabucodonosor rey, a todos los pueblos, naciones y lenguas que moran en toda la tierra: Paz os sea multiplicada.

El estaba en la cima, pero hay cosas que pueden suceder cuando estas en la cima.

1. Los oídos se embotan, es decir cuesta escuchar.

Es importante aprender a escuchar y tener la sencillez de poder hacerlo.

Dios utiliza a diferentes personas para enseñarnos y aún usa a los animales como el caso de Baal cuando el asna le habló. Cuando el Ángel de Jehová se paró frente a ellos, el insistía en querer pasar, hasta el momento en el que Dios abrio la boca del asna.
Debemos cuidar de no perder la sensibilidad, Dios te puede hablar aún través de animales, por qué no, Él es Dios. Dios puede hablarte a través de los niños.

2. Tu vista se nubla: el estar en las alturas puede hacerte marear.

Hay personas que empiezan a ver a los demás por debajo de ellos y los observan tan pequeñitos, pero no se percatan que aquellos que los observan desde abajo, los ven de la misma manera.

Daniel 4:4
4 Yo Nabucodonosor estaba tranquilo en mi casa, y floreciente en mi palacio.
5 Vi un sueño que me espantó, y tendido en cama, las imaginaciones y visiones de mi cabeza me turbaron.

6 Por esto mandé que vinieran delante de mí todos los sabios de Babilonia, para que me mostrasen la interpretación del sueño.

7 Y vinieron magos, astrólogos, caldeos y adivinos, y les dije el sueño, pero no me pudieron mostrar su interpretación,

Tus mayores logros te pueden llevar a tus peores tropiezos a causa del orgullo.
El rey Nabucodonosor todo giraba alrededor de él;yo, mi casa, mi palacio…

Una cosa es que Dios te haga grande, y otra es que tu quieras hacerte grande.

Características de una persona Orgullosa:.

1. Su YO se antepone a todo, siempre tienden a defenderse ellos mismos.
2. No aceptan que alguien sea mejor que ellos.
Es importante saber que siempre habrá alguien mejor que uno.
Son personas que lo juzgan todo, para ellos todo está mal, porque no reconocen que alguien más lo puede hacer mejor.
3. Se sienten con el derecho de no perdonar a alguien, especialmente porque hieren su ego.
Si Dios siendo Dios nos perdona, entonces quienes somos nosotros para no hacerlo, la falta de perdón es sinónimo de orgullo.
Las personas orgullosas no piden perdón, ni dan gracias; piensan que son merecedores de todo.

El amor de Dios es tan grande que por su amor, gracia su favor recibimos todo.

Los orgullosos no se dejan corregir nunca; no se sujetan a su autoridad, ni la obedecen. Creen que siempre tienen la razón.

4. Los orgullosos no pueden trabajar en equipo, porque allí no pueden sobresalir, porque ven que siempre puede haber alguien mejor que ellos.
Por qué no reconocer que puede haber alguien mejor que nosotros; debemos reconocer que todos los dones y las aptitudes Dios nos la ha dado.

Un pastor comentaba en una oportunidad “cuando la cabeza se hincha la corona se achica”,

El orgullo estorba las bendiciones.

Daniel 4: 10-23

10En medio de la tierra
había un árbol muy alto.
11 No había otro árbol más fuerte;
no había otro árbol más grande.
Se podía ver desde lejos,
y llegaba hasta el cielo.
12 Eran tan verdes sus hojas
y tan abundante su fruta,
que alcanzaba para alimentar
a todas las aves del cielo,
a todos los animales del campo
y a toda la gente.
13 »Mientras yo seguía acostado,
un ángel bajó del cielo
14 y a gritos anunció:
“¡Echen abajo ese árbol!
Córtenle las ramas,
déjenlo sin hojas,
arránquenle su fruta.
Que se vayan los animales
que se cubren con su sombra;
que se vayan los pájaros
que anidan en sus ramas.
15-16 Déjenle sólo el tronco,
y no le arranquen las raíces.
Déjenlo entre la hierba del campo,
y que lo riegue el rocío.
”Dejen que ese árbol,
que es el rey Nabucodonosor,
cambie su manera de pensar
y se vuelva como los animales.
Déjenlo que coma hierba,
como los animales,
y sujétenlo con cadenas
durante siete años.

No es lo mismo bajarse de la montaña que caer de ella.

El orgullo es como las burbujas mientras mas grandes, menos se elevan y corren el riesgo de reventarse más rápido, mientras que las pequeñas se elevan más rápido y cuesta que se revienten.

Comentaba un predicador:
“Si tu sabes como llegaste es que los hiciste tu”
“Si tu no sabes como llegaste, es que fue Dios”

Dios espera que reconozcamos que solo Él puede hacer las cosas.

Daniel 4: 20-27
20-22 El árbol grande y poderoso que usted vio en su sueño es usted mismo. Su Majestad llegó a ser tan poderoso que su grandeza llegaba hasta el cielo. Y así como el árbol tenía hojas muy verdes, y todos comían de su fruta, así también Su Majestad cubría toda la tierra, y todo el mundo sabía de su poder.

23 »En el sueño usted vio que un ángel bajaba del cielo, y ordenaba que cortaran el árbol. Pero tenían que dejarle el tronco y las raíces, y sujetarlo con cadenas durante siete años. Además, el árbol debía quedarse en el campo, junto con los animales.

24 »Eso quiere decir que el Dios altísimo ha decidido castigar a Su Majestad. 25 Usted ya no vivirá con la gente, sino que vivirá con los animales, y comerá hierba como ellos. Se bañará con el rocío del cielo, y así estará usted durante siete años. Al final de esos siete años, Su Majestad reconocerá que sólo el Dios altísimo gobierna a todos los reinos del mundo, y que sólo él puede hacer rey a quien él quiere.

26 »Al árbol se le dejaron el tronco y las raíces. Eso quiere decir que Su Majestad volverá a reinar, pero sólo cuando haya reconocido el poder del Dios del cielo.

27 »Yo le aconsejo a Su Majestad que deje de hacer lo malo, y que ayude a la gente pobre y necesitada. Tal vez así pueda vivir Su Majestad tranquilo y feliz.

Cada vez que Dios levanta a una persona, siempre será para bendecir a otra.
Hoy tu decides si quieres aprender por instrucción o por experiencia, es como cuando a un niño se le dice no ponga la mano allí esta caliente y en una de esas se quema, entonces después de eso ya no lo hará, pero necesitó de la mala experiencia para aprender.

La Fuerza, el Poder y la Gloria solo le pertenecen a Dios.
No debemos dejar que el orgullo nos atrape.
Cuando reconocemos a Dios en nuestras vidas, entonces él te llevará a otro nivel, te dará un cambio de 180º .

Dios te probará y él te puede subir de nivel si mantienes un corazón correcto. Debemos de mantener los pies sobre la tierra.

Romanos 12:3 dice: que no tenga más alto concepto de si que el que debe de tener, sino que piense de si con cordura..

Cordura, es sinónimo de menta sana.
El que tiene más alto el concepto de si mismo es aquel que no está cuerdo.

Sabían que el rey se volvió loco, menciona la palabra que el rey Nabucodonosor se dejo largas las uñas, los cabellos y comió con las bestias, este rey definitivamente perdió al cordura.

En la palabra dice que volvió en sí, así como el caso del Hijo pródigo, cuando se alejó de la casa del padre. El hijo pródigo quería comer de las algarrobas que comían los cerdos, hasta que vio al cielo y volvió en sì.
Los seres humanos somos los únicos que podemos alzar nuestra mirada al cielo, mientras que las bestias del campo no.

Debemos reconocer que Dios está en nuestras vidas.

Daniel 4:34-37
34 «Al cabo de los siete años, yo, Nabucodonosor, dejé de estar loco. Entonces levanté los ojos al cielo y le di gracias al Dios altísimo, que vive para siempre. Lo alabé y le dije:

“Tu poder durará para siempre,
y tu reino no tendrá fin.
35 Ante ti, nada podemos hacer
los que vivimos en la tierra.
Tú haces lo que quieres
con los ejércitos del cielo
y con los habitantes del mundo.
Nadie puede oponerse a ti,
ni hacerte ningún reclamo”.
36 »Tan pronto como dije esto, sané de mi locura y recuperé la grandeza de mi reino. ¡Volví a ser el mismo de antes! Todos mis consejeros y jefes de mi reino vinieron a servirme, y llegué a ser más poderoso que antes. 37 Por eso alabo y adoro al Rey del cielo, pues todo lo que hace está bien hecho. Él es un Dios justo, que humilla a los que son orgullosos. Lo digo yo, el rey Nabucodonosor».

Muchas veces por querer defender nuestra dignidad, más la estropeamos y la echamos a perder.

Las bendiciones están retenidas, por no reconocer que él es Dios y de él depende todo.

Mateo 11:29

1. La humildad se aprende.
2. La humildad no tiene nada que ver con lo que usamos, que carro manejamos o que reloj utilizamos.
La humildad se lleva en el corazón, las personas están acostumbradas juzgar por la apariencia, pero la apariencia es sinónimo de bendición de parte de Dios.

¿Quieres aprender la humildad de Jesús?
Jesús tenía la humildad de escuchar a los niños.
Él es tan humilde que ningún libro de la Biblia lleva su nombre.

Uno de los pasajes más impactantes para mi, es cuando Jesús se deja bautizar por Juan el Bautista, el Creador se deja bautizar por su creación.

Jesús lavó los pies de sus discípulos; los pies es de lo más vergonzoso delser humano y Jesús tuvo la humildad de servirles lavándoles sus pies

La Humildad siempre antecede al Honor.

Hoy Dios quiere quitar todo orgullo y desea subirte de nivel pero necesitas tener un corazón correcto.

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238