Series tiempos de gloria

Inicio > Series - DEL ORGULLO A LA HUMILDAD PARTE II
DEL ORGULLO A LA HUMILDAD PARTE II

DEL ORGULLO A LA HUMILDAD PARTE II

Pastor Alfonso Bocache.

El orgullo no puede ser ministrado, solo se puede rendir.

Proverbios 22:4

4 Riquezas, honra y vida

Son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová.

Muchas veces asociamos la humildad con la pobreza, a lo mal hecho, a lo sucio. Tenemos conceptos tan distorsionados en nuestra vida sobre la humildad. Cuando la verdadera humildad, su remuneración es la riqueza.

Para pasar momentos de escasez y de abundancia, necesitas humildad.

Cuando viene la abundancia, necesitas más carácter para sostener todo; porque hay personas que crecen económicamente y no han formado su carácter, pronto se desmoronan porque su base no era fuerte.

No te confundas , hay quienes que por obtener riquezas pierden su honra y su vida porque el orgullo los ha llevado a tener riqueza. Hoy Dios quiere darte abundancia, riqueza, honra y vida. Que lo que Dios quiera darnos sea añadido a nuestras vida, que no ocupe el lugar de Dios en nuestras vidas.

Vamos a ver algunas características del orgulloso. La palabra característica viene de carácter; Dios quiere formar tu carácter. Dios quiere que demos frutos de nuestro carácter, nuestra vida, no de nuestros dones.

Nehemias 9:16-17

16 »Pero nuestros antepasados

fueron orgullosos y tercos;

no te obedecieron.

17-18 Se olvidaron de los milagros

que tú hiciste en su favor.

Fueron desobedientes

y nombraron a un jefe

para que los llevara a Egipto,

de vuelta a la esclavitud.

Luego hicieron un toro de metal

y dijeron que ése era su dios,

el dios que los sacó de Egipto.

Se olvidaron de lo que Dios había hecho en su vida.
El orgullo comienza en nuestras vidas cuando somos mal agradecidos, cuando se nos olvida lo que Dios ha hecho en nuestras vidas.

La necedad trae orgullo; jamás verás que un necio aprenda de un sabio, pero si un sabio aprende de un necio.

El orgulloso no respeta autoridades en su vida, todo lo sabe, todo lo puede.
El orgulloso siempre vive en esclavitud y murmuración.

Asì como Jesús cuando convirtió el agua en vino, antes de servirlo les dijo que lo presentaran al maestresala. Jesús respeto la autoridad del maestresala aún siendo Jesús.

Nuestros hijos harán cosas màs grandes que nosotros, pero siempre deben reconocer nuestra autoridad.

Salmos 73:8

8 Se mofan y hablan con maldad de hacer violencia;

Hablan con altanería. (rv60)

8 Hablan mal de la gente;

¡de todo el mundo se burlan!

Tan grande es su orgullo

que sólo hablan de violencia.

(TLA)

El orgulloso habla mal de todo el mundo, habla de violencia y división.
No te digo que te presentes delante de Dios sintiendote como una cucaracha, sino con la identidad de hijo correcta. Es diferente tener identidad que orgullo.

4. Otra característica del orgullo, es que llegas a creer que todo lo has hecho tú. Ten cuidado con tus dones y éxitos, recuerda que todo te ha sido dado por Dios, que tus logros no se vuelvan dioses, creados por ti. El pueblo de Israel comenzó a fabricar sus propios dioses.

Siempre, en todo lo que hagas, reconoce que ha sido Dios en tu vida. Que por mas éxitos que tengas, no hagas dioses a esos éxitos.

Mantén los pies en la tierra y tus manos levantadas al cielo, reconociendo que Dios es quien lo ha hecho.

Jacob, un hombre tan talentoso, empieza a tener riquezas y quiere arreglar las cosas con su hermano enviándole presentes y de camino él se encuentra con el Ángel; y peleando con el Ángel queda descoyuntado, pero le pide Bendición y el Ángel responde: “ahora has vencido”.

Cuando él fue descoyuntado, fue soltado de esa perfección en su vida.

Jacob ya no estaba tan perfecto para el mundo, pero si para Dios.

Sólo y cuando se humilló delante de Dios, entonces pudo vencer. Sólo cuando reconoces que sólo no puedfes, que necesitas a Dios, entonces saldrás un vencedor.

¿Qué tan fuerte será el orgullo, que convirtió a un ángel en demonio?

Como lucifer.

Salmos 138:6

6 Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde,

Mas al altivo mira de lejos.

Dios atiende al humilde; cuando uno llega con Dios, debe llegar con humildad, pero reconociendo nuestra identidad.

El orgullo es tener un concepto más alto de si mismo que uno debe de tener hacia los demás.

Isaías 57:5

15 Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados.

Sabes para que vale la pena ser humilde?

Para que habite con nosotros. Cuando vas delante de su presencia, recuerda a quien debes adorar.

Es tiempo de dar 180º a tu vida y rendir tu orgullo, que Él habite en nosotros, y que todo lo que logremos no nos aleje, sino que nos haga mucho más humildes.

El Orgullo siempre te devolverá a la esclavitud.

La humillación procede la honra, baja tu cabeza y vendrá honor a tu vida.

Por mas que Dios te de riquezas, honor y vida, mantén tu corazón humilde y reconoce que ha sido Dios en tu vida.

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238