Series tiempos de gloria

Inicio > Series - DE LO VERGONZOSO A LO GLORIOSO
DE LO VERGONZOSO A LO GLORIOSO

DE LO VERGONZOSO A LO GLORIOSO

Pastora Sofía de Bocache

Domingo, 13 de mayo de 2012.

Dios trabaja de formas distintas a como nosotros pensamos que Él va a obrar.

No ha terminado el año y se que nos ha sorprendido porque ha encontrado en nosotros personas de fe.

Dios nos permite trabajar por situaciones extrañas, muchas veces ridículas a nuestros ojos pero para Él no lo son porque lo que está haciendo es preparar una plataforma para lo que va a hacer.

Si vemos a Noé, no llovía y Dios lo manda a preparar un arca cuando en ese lugar jamás había llovido y tardó cien años en construirla. ¿Se pueden imaginar cómo se sentía Noé y todo lo que los otros le dijeron ya que ni siquiera sabían lo que era un diluvio?

A Abraham Dios le cambia el nombre a Padre de Multitudes cuando no tenía ni un hijo.

Dios nos manda a situaciones que no son comprensibles a nuestra mente, pero Dios algo está haciendo.

David, un pequeño contra un gigante. Ni siquiera le quedaba la armadura de un guerrero, pero Dios lo estaba preparando para libertar a su pueblo.

A los mismos discípulos, les tocó que seguir a un hombre que llevaba un cántaro cuando no era normal que un hombre llevara uno y menos ver a dos hombres siguiéndolo. Jesús los mandó con un propósito que ellos en ese momento no entendían.

Mateo 15:22-28 “Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región clamaba, diciéndole: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio. Pero Jesús no le respondió palabra. Entonces acercándose sus discípulos, le rogaron, diciendo: Despídela, pues da voces tras nosotros. El respondiendo, dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel.Entonces ella vino y se postró ante él, diciendo: ¡Señor, socórreme! Respondiendo él, dijo: No está bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos. Y ella dijo: Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos. Entonces respondiendo Jesús, dijo: Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora.”

Esta mujer sabía que necesitaba llamar la atención de Jesús y aún así Jesús no le hace caso a su clamor. Luego no sólo la ignora, los discípulos le dicen que se vaya, sino le dice: este milagro no es para ti. Jesús lo que estaba haciendo era probándola porque sabía que había aún más dentro de ella que podía dar. Esta mujer aún así se humilla y apela a su misericordia.

Ella tenía la certeza de que no importaba lo que aconteciera, las humillaciones que hubiera pasado, con fe debía de mantenerse creyendo hasta ver hecho el milagro.

La fe es para usarla en todo momento, hasta cuando llegas al extremo ya que es allí donde Dios actúa y obra los milagros.

2 Reyes 5:9-14 “Y vino Naamán con sus caballos y con su carro, y se paró a las puertas de la casa de Eliseo. Entonces Eliseo le envió un mensajero, diciendo: Vé y lávate siete veces en el Jordán, y tu carne se te restaurará, y serás limpio. Y Naamán se fue enojado, diciendo: He aquí yo decía para mí: Saldrá él luego, y estando en pie invocará el nombre de Jehová su Dios, y alzará su mano y tocará el lugar, y sanará la lepra. Abana y Farfar, ríos de Damasco, ¿no son mejores que todas las aguas de Israel? Si me lavare en ellos, ¿no seré también limpio? Y se volvió, y se fue enojado. Mas sus criados se le acercaron y le hablaron diciendo: Padre mío, si el profeta te mandara alguna gran cosa, ¿no la harías? ¿Cuánto más, diciéndote: Lávate, y serás limpio? El entonces descendió, y se zambulló siete veces en el Jordán, conforme a la palabra del varón de Dios; y su carne se volvió como la carne de un niño, y quedó limpio”.

Eliseo, manda a su mensajero a responderle aún siendo él un general. El procedimiento no era fácil pero la promesa era segura.

Muchas veces la vergüenza enoja pero no debes de ver el procedimiento, debes de ver el resultado.

El número siete significa: renovación, cumplimiento y totalidad. Hay veces que Dios trata con nosotros. Debe sumergirnos y despojarnos de nosotros mismos, del orgullo para que Su Poder repose en nuestra vida.

Así como Naamán creía que cada vez que se sumergía nada pasaba era cuando estaba fortaleciendo su fe para que a la séptima vez se diera el cumplimiento, la totalidad de su milagro.

Dios te prepara internamente para que algo glorioso suceda, debes esperar con fe y mantenerte creyendo ya que cada vez que caes Dios te forma y te hace más fuerte. Algo pasa en el espíritu cuando dejas que Él opere, Su poder te va fortaleciendo de tal manera que tu fe no te va a permitir caer.

Naamán sentía que estaba haciendo el ridículo cada vez que se sumergía y nada pasaba. Pero la séptima vez era la vez del milagro. Muchas veces Dios te permite hacer el ridículo porque espera que permanezcas creyendo hasta ver tu milagro.

Dios me dijo que me vistiera de payaso por que son el hazme reír de la fiesta y a veces tu puedes pasar como hazme reír de la gente cuando crees por una sanidad y sigues enfermo. Cuando les dices que Él es un Dios de familias y no tienes la tuya. Cuando dices que es un Dios de prosperidad y multiplicación y estás quebrado.

Puede ser que no concuerde lo que predicas con lo que vives, pero es porque Dios te está probando hasta donde tu llegas. Dios nunca va a dejar de glorificarse en tu vida y si lo prometió va a llegar.

Debes de permanecer y creer porque lo que Él ve es tu fe, sin importar las veces que sea necesario hacer el ridículo, la gloria de Dios se va a hacer manifiesta porque somos hijos que le creemos. Vamos a estar confiados en Él aunque se burlen de nosotros, le vamos a creer a Dios.

Prepárate por que Dios se va a lucir. No ha sido en vano la fe que esta iglesia ha tenido. Dios es justo y bueno. Aunque parezca ridículo para el mundo, para nuestro Dios no. No debes de avergonzarte porque Jesús hizo mucho más por ti sin importarle. Lo que te debe importar es que tienes fe y que le crees con todo tu corazón.

Lo que Dios ha dicho para tu familia, Él lo hará, Él lo hará… Él lo hará.

Mateo 27:38-43 “Entonces crucificaron con él a dos ladrones, uno a la derecha, y otro a la izquierda. Y los que pasaban le injuriaban, meneando la cabeza, y diciendo: Tú que derribas el templo, y en tres días lo reedificas, sálvate a ti mismo; si eres Hijo de Dios, desciende de la cruz. De esta manera también los principales sacerdotes, escarneciéndole con los escribas y los fariseos y los ancianos, decían: A otros salvó, a sí mismo no se puede salvar; si es el Rey de Israel, descienda ahora de la cruz, y creeremos en él. Confió en Dios; líbrele ahora si le quiere; porque ha dicho: Soy Hijo de Dios.”

Se burlaban de Jesús, y fue avergonzado a lo sumo por ti y por mí. Parecía que no había cumplimiento de lo que el Padre había dicho, el Padre estaba haciendo algo. Fue vergonzoso, fue un proceso doloroso pero había algo que no sabían. Lo que no sabían era que al tercer día, el poder del Espíritu Santo lo iba a levantar de la misma muerte dándole toda potestad en el cielo y en la tierra, sentándose a la diestra del Padre.

Es tiempo que te levantes y empieces a creer en ese mismo Jesús que te ha prometido y te dice: no temas aún de la burla, de la vergüenza de tus amigos, familiares, compañeros de trabajo. Lo que Dios ha dicho, lo va a cumplir.

Somos una iglesia de fe, que vamos a seguir creyendo sin importar todo orgullo, toda vanidad, toda gloria para que Él se glorifique. Hoy debes de salir con esperanza sabiendo que Dios te va a cumplir lo que ha prometido.

Rinde todo lo que tienes que rendir para que el Espíritu Santo obre en tu vida. Este año 2012 es el año del gobierno de Dios en donde Él mismo te va a sorprender. Deja que la Gloria de Dios se manifieste.

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238