Series tiempos de gloria

Inicio > Series - DE LO VERGONZOSO A LO GLORIOSO PARTE II
DE LO VERGONZOSO A LO GLORIOSO PARTE II

DE LO VERGONZOSO A LO GLORIOSO PARTE II

Domingo, 20 de mayo de 2,012

Andrés Azurdia

La obediencia te hace caminar en el poder de Dios y estar conectado con el poder de Dios.

La semana pasada, aprendimos que a veces es necesario ser avergonzados para ver la gloria de Dios. Por eso hoy Dios me dijo que te dijera que, Tiempos de Gloria, como se llama la iglesia, empezarán a suceder en tu vida, en tu oficina, en tu casa. Es un comienzo de un nuevo tiempo, ese tiempo de la gloria que Dios ha preparado está a punto de suceder.

Lucas 1:80 “Y el niño crecía, y se fortalecía en espíritu; y estuvo en lugares desiertos hasta el día de su manifestación a Israel.

Juan el Bautista vino a prepararle el camino a Jesús, él comenzó a predicar sobre el reino de los cielos. Dice que él crecía y se fortalecía en lugares áridos lo que significa lugares que son poco amenos, secos o estériles que carecen de vida. En medio de un lugar árido Juan creció y se fortaleció. Si tú estás en lo vergonzoso es porque estás siendo fortalecido para el propósito que Dios tiene para tu vida; fortalecerte en medio de las pruebas.

Hoy es un día para que te recuerdes que, los lugares áridos donde has estado, son para que Él te fortalezca y prepare para ver el poder de Dios se lucirse en tu vida.

En medio de la prueba, Dios te dará las fuerzas, ese vigor para continuar y no tengas que detenerte. Porque el tiempo de gloria está muy cerca de llegar a tu vida.

Es tiempo de que tomemos decisiones que nos lleven a ver el poder de Dios, eso no depende de otros sino depende de ti.

Dios está provocando que saques algo de adentro, nos está formando nuestro carácter. Tu forma de comportarte de la semana pasada y como te comportas ahora no es la misma ni será igual que la próxima semana. Sé que Dios te va a transformar el día de hoy para que tu carácter sea fortalecido.

La corrección sirve para que crezcas y seas una mejor persona. Aunque no nos guste la corrección, Dios la permite para que puedas ser transformado y seas cada día mejor.

Dios te recuerda que tu tienes un propósito, la vida de cada uno de nosotros tiene un propósito divino. Lo importante es que tengas un corazón correcto para que ese propósito divino se cumpla en tu vida. No olvides de hablar con fe porque eso te hace recordar cuál es ese propósito de Dios para ti.

Tiempos difíciles siempre van a haber en nuestra vida, Dios nos permite vivir desafíos para que podamos ver Su gloria.

Dios tiene preparado un tiempo para que empieces a vivir en Su gloria. Si aún no ha llegado, no cuestiones a Dios, recuerda que es un tiempo de formación para lo que está por venir.

Éxodo 14:11-12 “Y dijeron a Moisés: ¿No había sepulcros en Egipto, que nos has sacado para que muramos en el desierto? ¿Por qué has hecho así con nosotros, que nos has sacado de Egipto? ¿No es esto lo que te hablamos en Egipto, diciendo: Déjanos servir a los egipcios? Porque mejor nos fuera servir a los egipcios, que morir nosotros en el desierto.

El pueblo de Israel está pasando un momento crítico, de un lugar de comodidad y esclavitud. No sabían que Dios los estaba sacando de esa zona cómoda para llevarlos a la tierra prometida.

Moisés estaba en una encrucijada porque estaba guiando al pueblo de Israel por un camino entre las montañas y el mar. Es allí donde no era momento de clamarle a Dios, que ya había dicho que iban a llegar a la tierra prometida, sino era de decirles que avancen, que caminen, que marchen para ir por esa promesa.

Aunque no se vea que las cosas vayan a suceder o pasar, debes de marchar con confianza, firme sabiendo que Dios va a cumplir y va a hacer contigo lo que ya ha prometido.

Éxodo 14:13-16 Y Moisés dijo al pueblo: No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros; porque los egipcios que hoy habéis visto, nunca más para siempre los veréis. Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos. Entonces Jehová dijo a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? Di a los hijos de Israel que marchen. Y tú alza tu vara, y extiende tu mano sobre el mar, y divídelo, y entren los hijos de Israel por en medio del mar, en seco.

Si Moisés no hubiera creído y no hubiera actuado, el día de hoy la historia sería diferente. Recuerda que es por Dios que en medio de la prueba, verás Su gloria.

Hoy Dios te dice: “yo puedo abrir el mar por ti, en medio de ese desierto que estás viviendo” Él quiere manifestarse.

Recuerda que si Dios te ha mandado a hacer cosas es por que Él quiere que cierres esos ciclos para que avances a lo que Él ya te ha preparado.

Nehemías a pesar de las burlas, en 52 días logró levantar los muros de Jerusalén, en medio de una situación adversa.

Al liderazgo Dios lo ha estado preparando para que esos tiempos de Gloria empiecen a manifestarse en los grupos, en esas casas empezarán a ver milagros, sanidades por que Él ya lo prometió.

Toda bendición que recibes en este lugar, es una oportunidad para llevarla a donde quiera que vayas.

Cuando te humillas y te avergüenzas produce que salga de ti eso que Dios usa para cumplir Sus planes. La recompensa de Dios viene cuando te apasionas para que sus planes se cumplan.

Vergüenzas siempre habrán pero debes de transformarlas en oportunidades para crecer. Por más vergonzoso que sea lo que estás viviendo no se compara con lo que Jesús hizo y sacrificó en la cruz por ti.

Si las enfermedades son vergüenzas, recuerda que Dios está esperando que su tiempo se cumpla para realizar los milagros que ya te ha prometido.

La humillación que puedes tu pasar, sirve para exaltar a Dios. Si tu te humillas y lo exaltas, Él se glorifica y se levanta. No ha sido en vano lo que has vivido porque vas a ver tu milagro. Aguanta, que vas a llegar, aguanta que Dios está contigo y lo que tiene preparado para ti está por llegar.

Estamos en un tiempo en donde seguimos preparando la plataforma para vivir la transformación por medio de la gloria de Dios.

Hay áreas que debemos de dejar, áreas del corazón que debemos entregarle a Dios. Su misma presencia te va a provocar vivir en obediencia y entregar esas áreas. Eso que no te permite avanzar, hoy el Señor lo va a poner para que lo entregues.

Puedo ver como Dios comienza a subir gradas contigo para subir a lo glorioso; como Dios está subiendo ese escalón contigo para salir de la vergüenza, por cuanto has creído, por cuanto te has mantenido y has guardado la fe, Él hoy te saca de lo vergonzoso a lo glorioso.

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238