Series tiempos de gloria

Inicio > Series - CUMPLIENDO EL PROPÓSITO
CUMPLIENDO EL PROPÓSITO

CUMPLIENDO EL PROPÓSITO

Pastor Alfonso Bocache

¿Cuántos empezamos este año con metas? Por ejemplo: Voy a bajar de peso.

Pero estos retos empiezan a quedarse inconclusos en el primer trimestre o mitad del año. Muchas veces no logramos cumplir esos propósitos.

Te voy a dar un consejo: Toma un lápiz y un papel y empieza a escribir en Diciembre, no en Enero. Empieza por el final, empieza por verte cómo tu quieres estar para Diciembre del 2014; y de la forma que tú le creas a Dios; Él hará así contigo. Si tú esperas tener otros resultados para este Diciembre 2014, empieza a vivir de una forma diferente en enero. Tus hábitos y tu fe, tienen que ser revolucionados para que se cumpla aquello que estas pidiendo para este Diciembre 2014.

Ese fue el ejemplo que nuestro Señor nos dejó, empezó por el final, desde Isaías cuando dice: “Y muerto fue por nosotros, azotado, herido, por sus llagas fuimos curados”. Anuncia el final, y manda a nuestro Señor Jesucristo; porque primero nos vio salvos, vio el plan, vio el propósito cumplido, y envió a Jesucristo.

Yo declaro sobre tu vida que tu final de año será glorioso.

Lucas 17.32 (RV) dice:

“Acordaos de la mujer de Lot”.

La mujer de Lot fue una mujer que se quedó a la mitad del camino. Esta mujer se quedo a la mitad del cumplimiento del propósito de Dios para su vida.

La Biblia menciona los nombres de las mujeres que se levantaron con fe a creerle a Dios, mujeres ejemplares; pero de la mujer de Lot, ni siquiera se menciona el nombre. Por ejemplo: La Biblia menciona a Sara muchas veces como una mujer que vio cumplida su promesa y propósito en su vida; Rahab, la ramera, que a pesar de haber tenido un pasado tormentoso, aprovechó la oportunidad que Dios le dio para su vida, y se convirtió en una héroe de la fe.

Esta mujer era la esposa de Lot, y siempre estuvieron con Abraham, quien era un hombre de altar, de bendición, de comunión, de honor delante de Dios. Se tuvieron que separar, y Lot escogió la mejor parte; Abraham no, porque él sabía que era un bendecido, que no importaba a dónde él fuera, Dios siempre lo sacaría adelante. Isaac abría pozos en el desierto y encontraba agua, porque eran personas bendecidas.

Abraham y Lot decidieron separarse, y Lot vio tan linda esa tierra que terminó en Sodoma y Gomorra. Ten cuidado con lo que llame mucho la atención a tu carne, no sea que pares allí.

Génesis 19.16-17 (RV) dice:

“Como él se demoraba, los varones lo asieron de la mano, a él, a su mujer y a sus dos hijas, según la misericordia de Jehová para con él; lo sacaron y lo pusieron fuera de la ciudad. Cuando ya estaban fuera, le dijeron: <>”.

La Palabra dice en 2ª de Pedro que Lot era un hombre justo. No era perfecto, pero si era justo. Y dice el pasaje de Génesis que Dios los salvó por la misericordia que tuvo para con él, pero la instrucción era que no podían voltear a ver atrás.

Abraham y Lot eran hombres de Dios, y la esposa de Lot como tal, recibía esa misma bendición que había sobre Lot, como cobertura que era de ella. Pero hay un momento en nuestra vida, que nuestra cobertura no puede ser mayor que nuestra relación con Dios. El día llega cuando somos probados individualmente; pero ella decidió mirar atrás, se convirtió en estatua de sal.

Hay momentos que son decisiones personales las que definen todo. La mujer de Lot, pudo haber sido bendecida por la bendición que había sobre Abraham y Lot, pero hay un día en que Dios te dice: “Es tu turno, es tu oportunidad de decidir qué quieres para tu vida”.

La salida de Sodoma y Gomorra para la familia de Lot fue todo un acontecimiento espiritual: Abraham intercedió por esas ciudades, ángeles se le aparecieron a Lot y su familia; pero la esposa de Lot, decidió dar una pequeña mirada al pasado, al mundo. Es una pequeña mirada la que necesitas para desviarte de los propósitos de Dios para tu vida.

El mirar lo incorrecto te puede dejar a la mitad del camino este año, y evitar que logres llegar a las metas trazadas por Dios para este 2014. Lo que miras produce vida o produce muerte.

La esposa de Lot no fue destruida en Sodoma y Gomorra, es más, salió hacia los planes de Dios; comenzó en el propósito de Dios, pero a la mitad abandonó los propósitos de Dios por mirar atrás.

Que este año tu mirada esté únicamente puesta en El Autor y Consumador de la fe.

Recuerdan a Moisés, cuando dice que el pueblo tenía fastidio, porque los mordían las serpientes, y entonces Dios le da la orden a Moisés de hacer una estatua con una serpiente de bronce, no para adorarla, sino que para que todo aquel que fuera mordido por una serpiente y mirara a la serpiente de bronce, fuera salvo; el que no la mirara, moría. Eso tiene un significado espiritual: Todo aquello que te esté fastidiando, míralo vencido. Cuando todo aquello que te estuvo fastidiando en el 2013 lo ves vencido en la Cruz del Calvario, prepárate porque entonces no habrá nada que te detenga.

A la mujer de Lot no le fueron impuestos los planes de Dios para su vida, en ella estuvo la decisión de tomarlos o dejarlos. Así es hoy contigo, tú decides qué planes quieres para tu vida, los tuyos o los de Dios.

Lot comenzó a vivir la vida que Dios quería que él viviera, lamentablemente la esposa de Lot era una cristiana a medias, porque sí salió de Sodoma y Gomorra, no murió allí. Ella seguramente iba a la iglesia, adoraba, “Dios te bendiga”, “Aleluya”; pero una pequeña mirada, te puede hacer regresar y borrar todo aquello que Dios tenía para ti, este 2014.

Rahab, la ramera, se arrepintió de su pasado y camino en santidad el resto de sus días. No importa cuál sea tu pasado, el 2013 ya pasó, ahora comienza algo nuevo para tu vida. Si Rahab, la ramera, pudo hacerlo, también tú podrás.

Yo he notado que hay personas que se aburren de estar bendecidos. Hay gente que no le gusta lo estable, porque en Dios te vuelves estable, a pesar que este mundo sea inestable. Pero hay otros que prefieren ser sorprendidos por Dios.

Deja ya de estar viendo atrás, mejor mira hacia los cielos. Porque cuando no había nada que darle de comer a toda una multitud, nuestro Señor Jesús toma los cinco panes y dos peces y mira hacia el cielo, y le da de comer a toda una multitud. Una pequeña mirada tuya a Jesús cambiará tu propósito y el de tus generaciones, a propósitos de vida y de bienestar.

Acuérdate de la mujer de Lot, tú tienes un nombre. No serás recordado como el hombre o mujer que venía a Tiempos de Gloria y estaba únicamente bajo una cobertura; vas a ser recordado como el hombre o mujer que venía a Tiempos de Gloria, pero tenía una relación con Dios, y que tienes un nombre en los cielos.

1ª de Pedro 1.12 (NTV) dice:

“Se les dijo que los mensajes que habían recibido no eran para ellos sino para ustedes. Y ahora esta Buena Noticia les fue anunciada a ustedes por medio de aquellos que la predicaron con el poder del Espíritu Santo, enviado del cielo. Todo es tan maravilloso que aun los ángeles observan con gran expectación cómo suceden estas cosas”.

Si tú eres capaz de mirar hacia el cumplimiento del propósito que Dios tiene para tu vida, prepárate porque ángeles te van a mirar desde los cielos. Están expectantes para este 2014 de lo que Dios va hacer en tu vida.

No es un año para jugar a ser cristianos, es un año para dar testimonio de que somos hijos de un Dios vivo y que los cielos están expectantes.

Yo te quiero ver bendecido este año. Yo te quiero ver levantando tus manos en diciembre, y diciendo: “El cumplimiento del propósito de Dios para mi vida, se ha hecho”. No quiere decir que no van a venir momentos difíciles para tu vida, pero lo importante es que no pierdas tu mirada de Jesús.

Jamás el mundo te va a pagar como Dios lo hará, siempre te pagará mal el mundo.

¿Cuántos quieren dar hoy una pequeña mirada a los cielos? Hoy los cielos están expectantes. Yo sé que hoy estas con mucha fe, pero habla con Dios allí donde estas. Y sabes que Jesús nos entiende muy bien porque Él también estuvo en un cuerpo como los nuestros, pero también sabe de victorias. Jamás Jesús vio cómo lo azotaban, Jesús miraba hacia la cruz. Sabía que el cumplimiento del propósito del Padre, estaba en la cruz.

¿Sabes por qué Lot no volteó a ver? Porque tenía una relación con Dios. Cuando lo único que haces es asistir a una iglesia y no tienes una relación con Dios, igual puedes venir hoy adorar a Dios y después de aquí salir a pecar. Lo único que tienes en tu vida, es una religión, que era lo que tenía la esposa de Lot.

Cuando tú sabes quién dio la vida por ti, tú no quieres ver más atrás. Cuando tú sabes que Él derramó su sangre por ti, ya no puedes volver atrás. Hoy tu relación con Dios tiene que ser mayor. Tu relación con Dios en este 2014, tiene que ser lo más grande, porque si no lo es, aunque te digan y te obliguen a buscar a Dios, el cumplimiento del propósito de Dios en tu vida, no se llevará a cabo.

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238