Series tiempos de gloria

Inicio > Series - CONECTATE AL PODER DE DIOS PARTE II
CONECTATE AL PODER DE DIOS PARTE II

CONECTATE AL PODER DE DIOS PARTE II

Pastor Alfonso

Recordarán a Jesús cuando les habla a sus discípulos y les dice que no les corresponde conocer los tiempos ni las sazones, pero si su poder.

Debemos de estar conectados a su poder, olvídate de las sazones y de los tiempos y conéctate al poder de Dios.

Por eso le decía a José que fuera esforzado y valiente para cumplir el propósito que Dios tenía para él.

Juan 6:1-9 “Después de esto, Jesús fue al otro lado del mar de Galilea, el de Tiberias. Y le seguía gran multitud, porque veían las señales que hacía en los enfermos. Entonces subió Jesús a un monte, y se sentó allí con sus discípulos. Y estaba cerca la pascua, la fiesta de los judíos. Cuando alzó Jesús los ojos, y vio que había venido a él gran multitud, dijo a Felipe: ¿De dónde compraremos pan para que coman éstos? Pero esto decía para probarle; porque él sabía lo que había de hacer. Felipe le respondió: Doscientos denarios de pan no bastarían para que cada uno de ellos tomase un poco. Uno de sus discípulos, Andrés, hermano de Simón Pedro, le dijo: Aquí está un muchacho, que tiene cinco panes de cebada y dos pececillos; mas ¿qué es esto para tantos?

Jesús ya sabía que iba a suceder pero sólo estaba probando a Felipe que tenía la mirada puesta en las circunstancias y en los tiempos. Él lo estaba probando para que pusiera su mirada en el poder de Dios.

El niño tenía un corazón que creía que Jesús podía hacer un milagro. Debemos tener un corazón de niño para creer y poder poner en las manos de Jesús las cosas para así ver la multiplicación. Hay momentos en que Jesús te está probando. Solo cuando te conectas con Su poder viene la multiplicación, no cuando estás conectado con las sazones y los tiempos. No sigas viendo las circunstancias sino mira Su poder para creer que Dios va a hacer algo y verlo manifestado.

No se cuanto tengas pero se que Dios quiere hacer algo en tu vida y lo quiere multiplicar pero depende de que tu estés conectado a Su poder. Este muchacho si estaba conectado y sabía que Dios iba a hacer algo. Los discípulos estaban desconectados, por esto estaban siendo probados.

Acepta los retos de Dios cuando Él te esté probando ya que al estar conectado, Dios te va a multiplicar.

Génesis 28: 20-22 “E hizo Jacob voto, diciendo: Si fuere Dios conmigo, y me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, y si volviere en paz a casa de mi padre, Jehová será mi Dios. Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti”.

Jacob se conecta con Dios haciendo un pacto pero le pide de comer, de vestir y de regresar en paz. Dios no solo quería darle su comida y su vestido sino quería llevarlo a otro nivel. Cuando haces un pacto delante de Dios, Él te sorprende porque es inevitable que cuando tu te conectas a Él, que te multiplique.

Jacob trabaja catorce años creyendo por lo que había pactado, por la comida y vestido pero Jacob empieza darse cuenta que Dios lo que quiere es añadirle. Él se da cuenta que la prosperidad venía con sigo mismo y que Él había sido llamado para ser bendecido y no para vivir como esclavo de Labán.

El diablo se ha aprovechado de que en los momentos de crisis sigas viviendo como esclavo de las circunstancias, pero hoy vas a salir de aquí sabiendo que debes de levantarte y recordar que Dios tiene más para tu vida.

Dios quiere que dejes la mentalidad de vivir acomodado y salir a vivir a un nuevo nivel. Hoy Dios tiene el deseo ferviente de que salgas con la conciencia de qué es estar conectado con Dios.

Génesis 30:29-38 “Y él respondió: Tú sabes cómo te he servido, y cómo ha estado tu ganado conmigo. Porque poco tenías antes de mi venida, y ha crecido en gran número, y Jehová te ha bendecido con mi llegada; y ahora, ¿cuándo trabajaré también por mi propia casa? Y él dijo: ¿Qué te daré? Y respondió Jacob: No me des nada; si hicieres por mí esto, volveré a apacentar tus ovejas. Yo pasaré hoy por todo tu rebaño, poniendo aparte todas las ovejas manchadas y salpicadas de color, y todas las ovejas de color oscuro, y las manchadas y salpicadas de color entre las cabras; y esto será mi salario. Así responderá por mí mi honradez mañana, cuando vengas a reconocer mi salario; toda la que no fuere pintada ni manchada en las cabras, y de color oscuro entre mis ovejas, se me ha de tener como de hurto. Dijo entonces Labán: Mira, sea como tú dices. Y Labán apartó aquel día los machos cabríos manchados y rayados, y todas las cabras manchadas y salpicadas de color, y toda aquella que tenía en sí algo de blanco, y todas las de color oscuro entre las ovejas, y las puso en mano de sus hijos. Y puso tres días de camino entre sí y Jacob; y Jacob apacentaba las otras ovejas de Labán. Tomó luego Jacob varas verdes de álamo, de avellano y de castaño, y descortezó en ellas mondaduras blancas, descubriendo así lo blanco de las varas. Y puso las varas que había mondado delante del ganado, en los canales de los abrevaderos del agua donde venían a beber las ovejas, las cuales procreaban cuando venían a beber”.

Tu te embarazas de lo que ves en tu vida, tu multiplicas de lo que estás lleno. Por eso es que de aquí sales embarazado de Su Palabra y Su Presencia, igual debes de hacerlo los otros días de la semana.

Dios quiere multiplicarte y bendecirte. Cuando estés conectado a Él, debes dejar de ver las circunstancias y los tiempos confiando en lo que Dios ya te dijo que va a hacer contigo.

Jacob cuando habló a Labán sabía que no podía confiar en los tiempos sino en el Poder de Dios.

El álamo era la mesa que servía para hacer las mesas, que representa libertad. El almendro que es la madera que se usa para hacer el cayado de los pastores. A veces necesitamos de ese cayado para recordar que tenemos ese pastor que contamos con Él por más que nos hayamos equivocado, nos va a levantar, nos va a dar aliento, nos va a dar fuerzas.

Debemos de reconocer cuando nos equivocamos, hay personas que están dispuestos a terminar lo que sea necesario con tal de no reconocer en lo que se han equivocado. Nosotros debemos recordar que su vara no solo está para corregirnos sino para infundirnos aliento y poder reconocer que fuimos perdonados.

La tercera vara, la de castaño representa longevidad, larga vida.

Yo no vengo a poner unas varas delante de ti sino vengo a poner una esperanza. Aunque pasen circunstancias y tiempos debemos de confiar en el poder de Dios. Hasta que no entiendas que Dios quiere añadirte no vas a poder ver poder sobrenatural en tu vida junto con paz, bendición y multiplicación.

Recuerda que es Su Palabra y Su Presencia diciéndote que hay futuro para ti, vienes a compartir de la mesa, del pan de la Palabra, vienes a compartir de Su Presencia, Dios te corrige pero te da aliento para mantenerte conectado a Él.

Dios quiere hacer contigo lo que hizo con Felipe, quiere probarte pero debes de enfocarte en Su Poder, estar conectado para ver lo sobrenatural de Él, Dios quiere sorprendente aún más.

En tu vida debe haber un altar en donde llegues a Él para que puedas conectarte y ver lo sobrenatural que ha prometido.

Debes tener la conciencia de conectarte con Él, no ser sólo como los discípulos que estaban con Jesús y fueron probados para estar conectados a Su poder. Ya es tiempo de que te conectes a Su Poder. Es tiempo de que Dios añada a tu vida, deja de pensar en las circunstancias y los tiempos.

Que no te pase como a los discípulos que aunque estaban con Jesús y tenían Su Palabra no estaban conectados y tuvieron que ser probados.

Dios te va a añadir de Su Presencia, de Su Misericordia, de Su Amor. Hoy veniste a buscarlo a Él, conéctate con Dios. Hoy es un buen día para que hagas un pacto con Él y lo poco que tienes, lo pongas en el altar, delante de Él creyendo que en Su poder Dios te va a multiplicar así como lo hizo con Jacob.

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238