Series tiempos de gloria

Inicio > Series - CELEBRA TU VALENTÍA
CELEBRA TU VALENTÍA

CELEBRA TU VALENTÍA

Pastora Sofía de Bocache

El deseo de Dios es ensanchar nuestra vida y que conquistemos nuevos territorios, pero eso no significa que no van aparecer gigantes. Cada vez que nos vamos a ensanchar enemigos se levantan y es algo de lo cual debemos de estar conscientes.

Hay algo que nosotros necesitamos para conquistar o para ensanchar y se llama valentía, leamos Josué 1:9

“9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.”

El esforzarse y ser valiente es un mandato de Dios; es tan serio para Dios el ser esforzado y valiente que en Apocalipsis 21 dice que los cobardes e incrédulos irán al lago de fuego y azufre. Tenemos que ser esforzados y valientes porque tenemos un Dios valiente; El no nos ha dado un espíritu de cobardía, sino de valentía para caminar en esta vida se necesita de valentía.

El temor es una emoción propia del ser humano; es necesario para su supervivencia e indica cuando el peligro esta cerca. Somos seres humanos que tenemos emociones y una de ellas es el temor. El temor es como una alarma que te dice que hay peligro cerca de ti, pero no es malo sentir temor; el problema es vivir en temor.

Según el diccionario, el temor es una emoción dolorosa por la proximidad de un peligro real o imaginario. Muchas veces la mayoría de nuestros temores radica en la mente, en nuestra imaginación y va acompañado por un vivo deseo de evitar y de escapar la amenaza. Ninguno de nosotros ha dejado de sentir esa emoción tan fuerte y muchas veces nada agradables.

El temor significa alejarse y huir; muchas veces quisiéramos salir corriendo.

Hay varias fobias y temores que existen, por ejemplo:

Ablutofobia (miedo a lavarse o bañarse), alektorofobia (miedo a las gallinas), anablefobia (miedo a mirar hacia arriba), antrofobia (miedo a las flores), autofobia (miedo a quedarse solo) escalofobia (miedo al colegio) y la gamofobia (miedo al matrimonio) por mencionar algunos temores extraños. Existen muchas clases de temores y el enemigo te tiene allí atado muchas veces, pero hoy serás libre de todo temor.

Leamos Salmos 56:3

“3 En el día que temo, Yo en ti confío.”

El problema no es sentir temor; el problema es ¿qué vas hacer con el temor? Debemos de confiar en Dios.

Mira que dice Isaías 43:1

“2 Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.”

Dios no te promete no pasar por las aguas y las llamas porque hay veces que vas a pasar, pero si te promete algo y es estar contigo.

Hay gente que dice: “Si Dios esta conmigo porque estoy viviendo estas situaciones” pero Dios muchas veces no va a quitarte las situaciones adversas, pero si te promete estar contigo. A veces creemos que como Dios esta con nosotros nada malo nos puede pasar, Dios quiere que aun en medio de las circunstancias difíciles tu aprendas a estar confiado que Dios esta contigo.

El es tu Fortaleza, por eso le dice a Josué: “Esfuérzate y se valiente, así como estuve con Moisés voy a estar contigo, no lo dudes” tres veces se lo repitió el Señor. Cuando Dios te repite algo varias veces es porque El sabe lo que esta formando en ti.

La valentía no es la ausencia del miedo; valentía es la muestra de confianza en Dios.

Valiente no es NO sentir miedo porque con todo y temor tu caminas; eso es valentía, porque muchas veces podemos sentir temor y sentimos que las piernas ya no nos dan y nos tiemblan pero valentía es decir: “!Señor aun y con temor yo se que tu vas conmigo, a dondequiera que vaya tu vas conmigo”.

No podemos ensancharnos y conquistar nuevos territorios si no aprendemos a confiar en Dios, que El esta contigo. Vayamos a 2da de Corintios 9:6:

“6 Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.”

La palabra escasamente significa ser cauteloso y tener miedo. Y Dios me hablaba en este pasaje y me dijo: “Cuando mis hijos me ofrendan el primer milagro que yo hago no es en las finanzas, es en el corazón de la gente; porque lo que yo hago es quitar todo temor de sus vidas” ese es el primer milagro que ocurre en tu corazón.

Dice la historia del joven rico que se le acerco al Señor y le dice: “Señor, ¿que haré para heredar la vida eterna? Y le dijo guarda tus mandamientos, y el joven le dice que los había guardado desde su juventud, y Jesús le responde: “Ve y vende todo lo que tienes y dalo a los pobres y tendrás tesoro en el cielo, ven y sígueme”.

Nótese que no le dice vende algunas cosas y dalo a los pobres, le dice: “vende todo”. Lo que el Señor Jesús quería hacer con el joven rico era arrancarle todo temor a quedarse sin nada; Jesús quería arrancarle toda dependencia de sus riquezas.

Muchas veces dependes de tus propias fuerzas y a tus propias capacidades y no puedes creer que Dios puede prosperarte. Por eso le dijo al joven rico, vende todo, todo! No quiero que dependas de tus riquezas, quiero que dependas de mi y vas a ver que yo te voy a prosperar aun mas de lo que tu has logrado con tus propias fuerzas.

Mucha gente no ofrenda y no diezma; y sin semilla no puede haber una cosecha, porque tienes temor y no puedes confiar que el dueño del oro y de la plata te puede prosperar y puede abrir puertas donde tu no puedes abrirlas; eso es confianza.

El caminar del cristiano es confianza, Dios no quiere que tu confíes en nada de lo que tu puedes ver o tocar, Dios quiere que tu confíes en el y puedas caminar como un conquistador en esta tierra. El que ofrenda es porque es libre de todo temor, es porque su confianza no esta puesta sobre si mismo, ni en su empresa, ni sus negocios, ni la herencia, sino en Dios.

Leamos Daniel 3:19

“19 Entonces Nabucodonosor se llenó de ira, y se demudó el aspecto de su rostro contra Sadrac, Mesac y Abed-nego, y ordenó que el horno se calentase siete veces más de lo acostumbrado.”

Así se pone el Diablo en contra de tu vida muchas veces, cuando haces lo opuesto a lo que el quiere que hagas y cuando tu le obedeces a Dios, por eso es que las circunstancias se vuelven mas difíciles aparentemente, pero entre mas negra se ponga la situación es porque esta mas próximo a que el día amanezca.

20 Y mandó a hombres muy vigorosos que tenía en su ejército, que atasen a Sadrac, Mesac y Abed-nego, para echarlos en el horno de fuego ardiendo.”

El temor es una atadura.

Una de las estrategias del diablo es atarte; cuando tu tienes temor, el diablo te ata; puede ser en las finanzas, puede ser en tu salud. Hay temor a quedarse solo, temor a sociabilizar, tu debes de saber quien eres en Cristo Jesús, debes de saber la identidad que tu tienes en Dios. Mientras mas conozcas tu a Dios, mas El se te revela y tu sabes quien eres. El problema es cuando no sabes la identidad que tu tienes en Dios, pero cuando tu sabes quien eres y tu sabes que va contigo no importa al territorio que Dios te envié, donde tu pie pise ese territorio será tuyo! Eso es lo que Dios quiere quitarte de tu mente y de tu corazón y que seas libre de todo temor.

El temor paraliza.

El temor hace a la persona incapaz de enfrentar la vida y de conquistar, pero somos reyes y sacerdotes. Dios nos ha llamado a conquistar.

Sigamos leyendo

“21 Entonces estos varones fueron atados con sus mantos, sus calzas, sus turbantes y sus vestidos, y fueron echados dentro del horno de fuego ardiendo. 22 Y como la orden del rey era apremiante, y lo habían calentado mucho, la llama del fuego mató a aquellos que habían alzado a Sadrac, Mesac y Abed-nego. 23 Y estos tres varones, Sadrac, Mesac y Abed-nego, cayeron atados dentro del horno de fuego ardiendo.”

Ellos cayeron atados porque estos mismos hombres los habían atado. Ellos confiaron en Dios, así como Daniel también confió en Dios, pero igual fue echado al foso de los leones. Hay veces que Dios no te va a quitar el horno, porque El esta mas interesado en formar tu carácter; en que llegues a ser un hombre y una mujer valiente como verdadero hijo de Dios. Dios no te podrá quitar el horno, pero si te promete algo, El va a estar contigo.

“24 Entonces el rey Nabucodonosor se espantó, y se levantó apresuradamente y dijo a los de su consejo: ¿No echaron a tres varones atados dentro del fuego? Ellos respondieron al rey: Es verdad, oh rey. 25 Y él dijo: He aquí yo veo cuatro varones sueltos, que se pasean en medio del fuego sin sufrir ningún daño; y el aspecto del cuarto es semejante a hijo de los dioses.”

Cuando tu estas pasando por el horno de fuego y tu depositas tu confianza en Dios toda atadura de temor se rompe, no se rompe afuera del horno, se rompe adentro, porque ahí verdaderamente somos probados; ahí es donde Dios prueba si en verdad crees; si confías que El va contigo; la confianza en Dios te desata.

Cuando pones tu Mirada y tu confianza en Dios esa atadura de temor se rompe, se quebranta, se desmenuza se desbarata, eso hace Dios cuando tu y yo le creemos a El, quizás no te quite el horno pero si te quita el temor.

Como los problemas, el temor hay que enfrentarlo y se vuelven mas grandes cuando no les dedicas tiempo para resolverlos.

Imagina a Jesús sonriendo, poderoso, victorioso; ?Pero una imagen de Jesús llorando y angustiado en gran manera? Pero Jesús paso por ello, no hay nada por lo que nosotros pasemos que Jesús no haya pasado.

Jesús te entiende porque el mismo lo paso, dice que era tanta su aflicción que empezó a sudar gotas de sangre.

El tenia tanta aflicción que le pidió al Padre en Getsemaní por un cambio de planes, incluso le dice a sus discípulos: “Mi alma esta muy triste hasta la muerte”, Jesús sintió temor y mira lo que hace:

Veamos el libro de Mateo 26:39

“39 Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú.”

“42 Otra vez fue, y oró por segunda vez, diciendo: Padre mío, si no puede pasar de mí esta copa sin que yo la beba, hágase tu voluntad.”

¿Porque no fue un vaso, una jarra o un pichel? ¿Por qué dice copa?

La copa habla de que tiene poco liquido; la ventaja de la copa cuando bebes en ella es que ves el fondo, no es como que tomaras un pichel que no sabes hasta donde esta el fondo.

Quiere decir que hay tragos amargos que tu y yo vamos a vivir, pero no te angusties no te aflijas es poquito, vas a poder ver el fondo de ella, no es mucho; pero el Señor dice: “No te preocupes porque yo voy a estar contigo; es un trago amargo,pero yo quiero que confíes en mi, por eso el Señor hablo de la copa; cuando bebes de ella tu tienes un blanco fijo y es Jesús, tu mirada debe estar puesta en El todo el tiempo.

No importando la circunstancia por la que estemos pasando Jesús este contigo, no importa que sientes que ya no puedes mas recuérdate, es tan solo una copa y Jesús va contigo.

Cuando estas en un momento difícil te pones a ver las circunstancias y lo que provoca esto es mas temor, no mires las circunstancias busca un blanco fijo que sea Jesús.

Dice que Jesús se apareció caminando sobre las aguas y le dice Pedro: “Señor Jesús yo quiero ir a donde tu estas” y Jesús le responde ven y Pedro se baja de la barca y empieza a caminar y tenia una mirada fija en Jesús, pero dice la palabra que al ver el fuerte viento el empezó a ver a sus circunstancias se empezó a hundir entonces pidió auxilio.

Cuando empezamos a hundirnos en el temor es cuando dejamos de creer que Jesús esta con nosotros.

Debes de poner tu mirada en Jesús; el perfecto amor de Dios echa fuera todo temor.

Salmo 23 dice:

“4 Aunque ande en valle de sombra de muerte,

No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;

Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.”

Aderezas mesa delante de mi en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa esta rebosando.”

Cuando eres esforzado y valiente y pasas por esos valles de sombre y de muerte, Dios mismo celebra tu valentía, puesto que El mismo adereza mesa en presencia de aquellos que te han angustiado.

Una mayor unción y poder viene sobre ti cuando te esfuerzas y eres valiente y a pesar de las circunstancias confías en Dios.

Dios Celebra tu Valentía!!!!

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238