Series tiempos de gloria

Inicio > Series - CELEBRA TU HONRA PARTE II
CELEBRA TU HONRA PARTE II

CELEBRA TU HONRA PARTE II

Pastor Alfonso Bocache

La palabra de Dios no es difícil de entender, lo que puede ser difícil es aceptarla para nuestra vida. Si aceptamos esa palabra que Dios tiene para nosotros te aseguro que cada día serás mejor. Hay cosas que duelen, cosas que cuestionamos muchas veces, pero debemos de aceptarla y que esa transformación de la palabra que tiene para nuestras vidas se lleve a cabo en cada uno de nosotros.

Hay un versículo que quiero mencionarte y dice: “El orgullo acaba en fracaso, la honra comienza con la humildad”. Quiere decir que hay personas a las que les ha ido muy bien, pero cuando el orgullo llega a sus vidas, termina en fracaso.

Debemos de reconocer a Dios y aceptar su Palabra en todo lo que nosotros hacemos.

Siempre debemos de tener un corazón humilde para recibir y aceptar lo que Dios tiene para nuestra vida.

La honra siempre tiene que ver con dar. Me gusta mucho cuando Pablo le enseña en Timoteo y le dice: “Manda también esto para que sean irreprochables, porque si alguno no provee para los suyos y mayormente para los de su casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo” El dar es honra. Cuando tu les das a los tuyos estas honrándolos. Si tu tienes a tus padres vivos debes de honrarlos y bendecirlos. Quieres que tus hijos aprendan de honra?; que te vean a ti hacerlo.

Honra y bendice a tus padres, no se trata si tienen o no tienen; tu debes honrarlos. No se trata si se han equivocado, si han hecho las cosas bien o mal; tu debes de honrarlos porque es la parte que nos toca a los hijos. Vamos a ser una iglesia donde honramos a nuestros papas.

Cuando Pablo entro a la iglesia y vio a gente adorando, cantando y que no proveían a los suyos les dijo: “Ustedes son peor que incrédulos”, porque hay incrédulos que no han reconocido a Dios en su vida y proveen a los suyos. Debemos de ser buenos proveedores y honrar a tu esposa o tu esposo.

A tu esposa la debes de honrar para el día de aniversario, para el día de la madre; pero no regales con doble propósito: “Mira mi amor te compre una estufa”; eso es para que te cocinen a ti. Si le regalas una plancha esas son parte de tus obligaciones.

El principio de honrar lo debemos de tener tengan o no tengan. Lo mismo que haces cuando pasas al altar, es un principio de honra.

Di ahí donde estés: “Señor voy a creer en tu provisión que me permite la buena practica de mi fe para con mi familia”, porque dice el que no provee ha negado la fe, si tienes fe Dios te proveerá para ti y para los tuyos, vas a ser un buen proveedor, vas a honrar a tus padres y serás un hombre y una mujer que honra en todo lo que emprendas. Leamos el libro de génesis 12:2:

“2 Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. 3 Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.”

Esta promesa se la hace Dios a Abraham. Le dice: “Todo el que te bendiga bendeciré”, el mismo principio de honra para los padres, puedes obtener la bendición de ellos bendiciéndolos. No es un simple besito y un papi te quiero mucho; son acciones de honra.

Y también dice: “Te voy a engrandecer”, otra versión dice: “Y te hare famoso”, Dios no tiene problemas en engrandecer a alguien; el problema es si tu te quieres engrandecer. Aquí Dios le esta diciendo: “Y yo te voy a engrandecer”; anhela que a lo que te dedicas Dios te haga grande para que puedas testificar quien ha sido el que ha hecho eso en tu vida. No quieras ser tu el grande, anhela tener éxito en lo que haces para poner en alto el nombre de Dios; no te engrandezcas tu, engrándese el nombre de Dios en todo lo que tu emprendas.

Jesús dice que su fama se extendía por todo el lugar; El es famoso. El problema no es ser famoso, el problema es para que vas a usar la fama ¿Para darle honor y gloria a El?.

Muchos quieren ser ricos para con ellos, pero hay muchos que quieren ser ricos para con Dios.

Pero le prometió algo “Y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.” Le esta hablando también de sus generaciones. No es lo mismo prosperar económicamente que ser un bendito. Ser un bendito es otro nivel, esto es lo que le estaba sucediendo a Abraham; iba a trascender a sus generaciones. Porque plata puedes tener un día, pero ser bendecido es otro tema.

Cuando Dios te prospera también estas bendecido que lo que tengas este bajo bendición. Que tengas principios de honra en tu vida. No se trata solo de tener, se trata de estar bendecido en todo lo que uno emprenda. ¿Tienes tus frijolitos? Eres bendecido, ¿Mar y tierra? Bendecido; lo que tu tengas, pero con bendición. Hay unos que ya no tienen paz, mar tierra y coche, solo caras a la hora de comer; ya no disfrutan nada mejor unos frijolitos en paz.

Sigamos leyendo Genesis 14:14:

“14 Oyó Abram que su pariente estaba prisionero, y armó a sus criados, los nacidos en su casa, trescientos dieciocho, y los siguió hasta Dan.”

El pariente al que se refiere es Lot, era su sobrino. Pero a Lot se le ocurre irse a Sodoma y Gomorra; y empieza a adquirir toda esa cultura. El se va allí y empieza a vivir perdido como sodomita y allí abre su tienda dijo: “Aquí hay buen negocio en Sodoma”, y llega un Rey que se llama Quedorlaomer y era el rey de Elam. Llega a Sodoma y Gomorra y toma prisioneros a muchísimas personas, entre ellos ¿A quien cree que se tomo prisioneros? A Lot, se lo lleva prisionero y entonces llega esta noticia a Abraham.

Si seguimos leyendo dice que tomo a trescientos dieciocho criados, nacidos en su casa. Quiere decir que habían algunos que no habían nacido en su casa, quiere decir que sus padres y saber quienes mas vivían en esa casa. ¿Tenia pocos Abraham? Cuantos habrán sido si esos eran los nacidos en casa y ahí se acostumbraba aproximadamente tener ocho, diez, doce hijos.

¿Qué necesitas para armar a trescientos dieciocho criados? que nacieron en casa mas los que no nacieron en casa. Se entera que Lot esta preso y se lo han llevado prisionero y arma a su gente, ¿Imagínese para darle de desayunar a toda esa gente ahí en su casa?

Y mira lo que continua en Génesis 14:15:

“15 Y cayó sobre ellos de noche, él y sus siervos, y les atacó, y les fue siguiendo hasta Hoba al norte de Damasco. 16 Y recobró todos los bienes, y también a Lot su pariente y sus bienes, y a las mujeres y demás gente.”

¿Qué raro que recupero primero los bienes Abraham? y después a Lot . ¿Qué necesitas para armar a mas de trescientas personas? Necesitas plata y recursos.

El fue a recuperar también los bienes, imagínese ese momento… agarro las cosas y después a Lot. Yo me imagino a Lot lo que quería era salir corriendo, imagínese estar prisionero y que te lleguen a rescatar; lo que uno quiere es salir. Abraham le dijo: “Espérate y las cosas?”

Ya el Señor te saco de Sodoma y Gomorra vas a recuperar todo lo que has perdido! Ya El te rescato hay que ir por lo que es nuestro! Por lo que nos ha quitado el diablo! Hay que ir por eso ¿ya te rescato? Te va a prosperar, te va a sacar adelante. Lo que perdiste en Sodoma y Gomorra lo vas a recuperar.

Y continua en Génesis 14:16:

“16 Y recobró todos los bienes, y también a Lot su pariente y sus bienes, y a las mujeres y demás gente. 17 Cuando volvía de la derrota de Quedorlaomer y de los reyes que con él estaban, salió el rey de Sodoma a recibirlo al valle de Save, que es el Valle del Rey. 18 Entonces Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, sacó pan y vino; 19 y le bendijo, diciendo: Bendito sea Abram del Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra; 20 y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu mano. Y le dio Abram los diezmos de todo.”

Abraham le dio los diezmos de todo no de algunas cosas. Mira los principios de honra y de honor que tenia en su vida. Sale de conquistar, lleva esos tesoros y le da los diezmos de todos a Melquisedec. Sigamos leendo.

“21 Entonces el rey de Sodoma dijo a Abram: Dame las personas, y toma para ti los bienes. 22 Y respondió Abram al rey de Sodoma: He alzado mi mano a Jehová Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra, 23 que desde un hilo hasta una correa de calzado, nada tomaré de todo lo que es tuyo, para que no digas: Yo enriquecí a Abram; 24 excepto solamente lo que comieron los jóvenes, y la parte de los varones que fueron conmigo, Aner, Escol y Mamre, los cuales tomarán su parte.”

Dice ni la correa de mis zapatos, tu a mi no me has dado nada, si alguien me a sacado adelante ha sido Dios, a ti no te debo nada ni dependo de ti. ¿Sera que Abraham era un hombre grande para con Dios? Hubiera sido otro: “Si, yo lo he logrado esta victoria es mía”

Desde la correa de mis zapatos, desde lo mas pequeño en mi vida ha sido Dios! Hasta lo mas grande ha sido El!.

¿De donde sale Melquisedec? Un ser nunca antes visto. Entonces Abraham viene de obtener la victoria y va caminando. Pero antes baja Melquisedec al encuentro con Abraham le da pan y vino y entrega los diezmos de todo con una mano y con otra mano lo bendice. Puedes tener dinero pero no bendición; el honor trae bendición a nuestra vida. Esto es lo que sucede cuando tu diezmas y ofrendas.

Hay muchos que corren tanto a Sodoma en vez de acudir a Dios en su vida. Ahí están: “Hay don Banco ayúdeme por favor le entrego todo, mi familia mi vida, don Banco yo a usted lo amo” ¿que crees que hubiera hecho Abraham? Corres al sistema del mundo en lugar de doblar nuestras rodillas y honrar a Dios como lo deberíamos de honrar. Su Palabra dice: “Y no pedirás, te pedirán prestado.” ¿Tu lo crees?.

A veces hay prisa por volverse rico. La gente quiere volverse rica y tiene una prisa y no es que sean ricos es que lo deben todo. Prospera con principios de Dios ¿Tu estas listo para hacerlo?. Cosas que tal vez no te tocan tenerlas todavía, tranquilo Dios te va añadir El te va a bendecir.

Vamos a Salmos 110:4:

“4 Juró Jehová, y no se arrepentirá: Tú eres sacerdote para siempre

Según el orden de Melquisedec.”

Todos los sacerdotes morían, pero no Melquisedec. Leamos Hebreos 6:20:

“20 donde Jesús entró por nosotros como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec.”

Muchos dicen que el diezmo es de la ley, esto fue antes de la ley, el diezmo no es de la ley es de la fe. Porque cuando tu reconoces que el es tu proveedor eres capaz de obedecerle, de honrarlo y de diezmar en tu vida.

Sigamos leyendo en Hebreos 7:1:

“1Porque este Melquisedec, rey de Salem, sacerdote del Dios Altísimo, que salió a recibir a Abraham que volvía de la derrota de los reyes, y le bendijo, 2 a quien asimismo dio Abraham los diezmos de todo; cuyo nombre significa primeramente Rey de justicia, y también Rey de Salem, esto es, Rey de paz; 3 sin padre, sin madre, sin genealogía; que ni tiene principio de días, ni fin de vida, sino hecho semejante al Hijo de Dios, permanece sacerdote para siempre.”

¿Por qué el escritor de Hebreos vuelve a mencionar a Melquisedec? ¿Por qué se va a la historia nuevamente? La pregunta es ¿De donde apareció Melquisedec? No tiene principio, no tiene fin. El escritor se va al inicio y vuelve a mencionar a Melquisedec porque no esta muerto, el esta vivo, nuestro señor Jesucristo.

Jesús es desde antes de la creación del mundo era un plan perfecto, un ser nunca antes visto y aparece delante de Abraham con pan y vino, el cuerpo y la sangre de Cristo y mira lo que continua diciendo:

“4 Considerad, pues, cuán grande era éste, a quien aun Abraham el patriarca dio diezmos del botín.”

Es mi obligación enseñarte esto, que aprendas estos principios poderosos. Muchos van a tener encuentros con Melquisedec; El va a salir a tu encuentro.

Te duele comprarte un carro a veces, feliz sacas el cheque contento o ropa lo que vayas a comprar, lo haces feliz, pero cuando vas a dar algo para el Señor y para su reino lo piensas veinte veces. Tu mismo te creas preguntas, porque no es tan grande Dios en tu vida; porque no eres un hombre de pacto, un hombre de honor delante de Dios.

Eres rico para contigo, pero no para con Dios. Aquí no vienes a dejar limosnas, eso es cuando ayudas a alguien o a tu hermano; aquí se dejan diezmos y ofrendas que son honorables delante de Dios. Algo que te cuesta, algo que lleva tu sudor, tu energía y le dices: “Señor a ti te reconozco como mi Señor y mi Dios.”

¿Como le decían a Abraham? Le decían Abram. Después del encuentro con Melquisedec versículos después le cambia el nombre. Le llama Abraham: Le agrega la H porque los hombres y mujeres de honor son llevados a un nuevo nivel siempre; ya no te llamas Abram ahora eres Abraham, la H del nombre de Jehová la puso en su nombre, ahora eres parte mía le dice; eres un hombre de honor después del encuentro con Melquisedec.

Algo poderoso hay en la honra, cuando das. Y después le pide a Isaac por cuanto Abraham tenia un nuevo nivel en su vida, comenzó un nuevo nivel de dar también en su vida, no puedo seguir dando lo mismo porque a mayor nivel mayor honra debe de haber en tu vida.

Le dices: “Señor lo que antes te di es poco, ahora viene algo mayor para mi vida, ahora te honro mas!”. No es posible que vuelvas atrás, mayor cada vez. Cuando le dice te voy a cambiar el nombre la H de Jehová la metió en su nombre, eres honorable, eres mi amigo. Yo no se cual será tu nombre en los cielos pero al rato tiene H. Cuando Dios te ha visto que en medio de momentos difíciles que has atravesado no has dejado de honrarlo ni un solo día, no has dejado de hacerlo. Pero ya no le pides lo mismo, no saco los diezmos de un tesoro, le pide a su hijo a lo mas amado, ¿un nuevo nivel en tu vida? Nuevo nivel para dar.

Yo me imagino ese momento con Melquisedec, a veces el mundo quiere ofrecerte tantas cosas y no tienes mas porque le has creído mas al mundo que a Dios, pero le vas a empezar a creer mas a Dios; no corras tanto a Sodoma, ahí están quebrando, pero tu Dios no. El esta sentado en el trono, siendo todopoderoso.

Y le dice me habéis robado los diezmos y el pueblo no reacciona. Háganlo por mis sacerdotes, por la obra; y no lo hacen; hasta que les dice: “Ahora probadme en esto, si no abriré las ventanas de los cielos y habrá bendición hasta que sobreabunde.” Diezmemos porque hay lago a cambio. Que triste que Dios tuvo que llegar a esto.

Prefiero que diezmen de regreso porque van a recibir, a que me roben. Porque que feo que un hijo te robe. Pero que triste que hasta la tercera entonces diezmamos. Probadme dice el señor, y dices vieras que bien me esta yendo. Pero prefiere Dios bendecirte así con tal que no le robes.

¿Le has dejado de pagar a la empresa eléctrica algún día? ¿Se te han juntado dos recibos? ¿Qué pasa al tercero? ¿Te la perdonan?, usted llega a pagar, pero con Dios no.

Es que no se como vemos a Dios a veces: “Señor perdóname, borrón y cuenta nuevo con todo lo que deje de diezmar”. Pero en otros lados no lo haces, peor al Dios que es digno de todo honor se lo queremos hacer, El es tu Dios es todopoderoso, si algo merece el es honor y honra.

Si aun no diezmas pacta con Dios, tal ves nunca habías escuchado esto pero ¿por qué no pactas hoy con Dios? Es tema de honra, de honor.

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238