Series tiempos de gloria

Inicio > Series - CELEBRA TU ADORACIÓN
CELEBRA TU ADORACIÓN

CELEBRA TU ADORACIÓN

Pastor Alfonso Bocache

Le damos gracias a Dios por este Año.

En Salmos 126:1-2 (RVR1960), dice;

1 Cuando Jehová hiciere volver la cautividad de Sion,

Seremos como los que sueñan.

2 Entonces nuestra boca se llenará de risa,

Y nuestra lengua de alabanza;

Entonces dirán entre las naciones:

Grandes cosas ha hecho Jehová con éstos.

El pueblo en este tiempo Babilónico habían perdido el gozo, habían dejado de soñar. Por que ellos deseaban regresar a su pueblo, donde estaba el arca. Pero nosotros estamos en un nuevo tiempo. Nosotros tenemos por que celebrar, el murió en la cruz del calvario, su presencia está aquí con nosotros, se partió el velo, tenemos muchísimo por que celebrar.

Hay tanto por que darle gracias y Celebrar. Debemos de celebrar nuestra ADORACIÓN A DIOS, celebrarlo a El, celebrar su PRESENCIA.

En Lucas 17 habla acerca de 10 leprosos que clamaron a Jesús, fueron sanos mientras iban de camino hacia donde el sacerdote, ya que el tenía la autoridad de reinsertarlos en la sociedad. Se que así a sucedido con muchos, que después de salir de la iglesia reciben su milagro. Ahora en Lucas 17:17-19 (DHH) dice; 17 Jesús dijo:—¿Acaso no eran diez los que quedaron limpios de su enfermedad? ¿Dónde están los otros nueve? 18 ¿Únicamente este extranjero ha vuelto para alabar a Dios?19 Y le dijo al hombre:—Levántate y vete; por tu fe has sido sanado.

Sólo uno regreso para dar Gloria y alabar a Dios. Los verdaderos adoradores son agradecidos con Dios. De los diez leprosos hubo uno que quería mas de El, los otros nueve no regresaron. Este se postra, no importándole que la lepra era una bacteria y el dijo aún la bendición que me has dado la pongo delante de ti, estoy agradecido, no hay nadie como tu.

Estamos tan acostumbrados para recibir y tan poco a adorarlo a el. Pero debemos ser como este hombre que fue limpio y que aun siendo extranjero, decidió adorarlo a El. Dejó a un lado su bendición y lo siguió a El. Dios quiere bendecirte abundantemente, pero el busca adoradores que lo adoren en espíritu y en verdad.

En Salmos 54:6 (RVR1960); Voluntariamente sacrificaré a ti;

Alabaré tu nombre, oh Jehová, porque es bueno.

Dice voluntariamente; Èl no busca adoración, busca adoradores.

Si algo queremos celebrar en esta iglesia, es nuestra adoración. Sólo alguien que sabe quien es Dios puede llegar voluntariamente a adorarlo a El. Es como el leproso que regreso, los otros nueve sólo quieren su bendición. Pero ese leproso que regresó, se postró a sus pies, con lo que le estaba diciendo a Jesús te quiero a ti. Anhelamos su venida, pero nuestra partida puede ser antes y el tesoro mas grande que tenemos es poder es sentir su presencia es adorarlo a El.

Estamos agradecido a Dios por todo lo que Dios ha dado, pero el mayor tesoro que tenemos es su presencia; es Jesús, a El celebramos hoy.

Aquellos que adoran voluntariamente y que ponen en neutro sus emociones son los que pueden adorarlo. No importando si les va bien o les va mal. ¿Eres una de esas personas que puede hacerlo, adorarlo a El no importando tus emociones?

Celebra tu adoración a Dios. Nuestro ADN es de adoradores, el problema no es si eres un adorador, el problema es a quien adoras en tu vida, quien es tu Dios. El que lo hace voluntariamente y lo hace por que sabe quien es Dios, no importando cuanto tenga o no tenga, o lo que le den, es el que ama a Dios por lo que El es.

Si se presentara en el estadio de Guatemala y jugara el Real Madrid contra el Barca, estoy seguro que muchos irían, estarían gritando y apoyando. Pero es por que somos adoradores, se les llama a muchos jugadores, “su majestad”, que es de otro mundo, así les dicen, por que la gente es adoradora. Por esto te digo que el problema no esta en que si eres un adorador, si no en a quien adoras. Por eso, Pablo cuando llegó a Atenas, un lugar en el que los atenienses adoraban a todo lo que podían, tenían muchos dioses. Traducido a hoy, es el dios carro, el dios casa. Es por esto que Pablo dice “al Dios no conocido”, de ese es del que les vengo a hablar hoy. El Dios que lo ha creado todo, el Dios que ustedes no conocen. Tienen muchos dioses en su vida pero hoy te vengo a hablar del Dios verdadero. Por mas que Dios te prospere y te bendiga, tu adoración debe seguir hacia El. Por que somos muy rápidos para cambiar nuestra adoración; No tenías y hoy tienes; no tenías carro y ahora ya lo tienes y ahora es tu adoración. Tenías muchos sueños y hoy lo estas alcanzando; no te olvides de El.

Hay muchas personas aquí con las que Dios ha sido mas que bueno; Dios ha cumplido sus promesas. Sabes que eternamente vamos a adorarlo, vamos a seguir siendo discípulos. ¿Cómo puedes reconocer si eres un adorador? Es por nuestra postura, se demuestra externamente quien es un adorador.

El pueblo de Israel iba tras la tierra prometida y Dios levanta un hombre que se llama Josué que los lleva a la tierra prometida. Yo se que hay varios que ya están en la tierra de sus promesas. Pero prepárate a ser desacomodado. Por que así como el pueblo de Israel, que se tardó tanto en llegar a la tierra de sus promesas, te va a suceder o te esta sucediendo lo siguiente. Recuerda también que no importa el titulo que tu puedas tener; lo que importa es que adores a Dios, tiene que ver con ser hijo de Dios.

Josué 24:14; Ahora, pues, temed a Jehová, y servidle con integridad y en verdad; y quitad de entre vosotros los dioses a los cuales sirvieron vuestros padres al otro lado del río, y en Egipto; y servid a Jehová.

Este era un pueblo que conocía a Dios, llegan al lugar de sus promesas y ya tenían otros dioses. Dios te va a prosperar abundantemente y vas a ver tus promesas cumplidas pero no debe pasarnos como a ellos. Llega Josué a retarlos a que dejen de adorar a otros dioses, ya estaban muy bendecidos.

Me contaba una servidora de la iglesia cuanto se tarda en llegar a la iglesia; dos horoas de camino. La adoración se expresa.

Josué 24:15; Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.

Podríamos decir que eran tremendos en esos tiempos. ¿Cómo podrían adorar a otros dioses? Pero nosotros estamos peor. No importa cuanto Dios me haya prosperado; yo le voy a seguir sirviendo a Dios, lo haré eternamente; El es mi tesoro.

El pueblo se acomodo, dejo de adorar a Dios, dejó de conquistar. Pueden preguntarnos que cuando vamos a parar, hoy te digo que yo y esta iglesia nunca vamos a parar de servir a Jehová. Vamos a adorarlo vamos a servirle eternamente, no nos vamos a quedar sentados.

Estamos tan pegado a esta tierra que por eso no le buscamos y no le adoramos. Sucede, Dios te empieza a bendecir, te empieza a prosperar y ya no tienes tiempo de nada. Que siempre Jehová sea el Dios de tu vida; porque con El si vas a estar eternamente. Dice la palabra de Dios “Buscad el reino de Dios…· Adorarle es buscarle a El.

Mateo 19:16-18 16 Entonces vino uno y le dijo: Maestro bueno, ¿qué bien haré para tener la vida eterna?

17 El le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos.

18 Le dijo: ¿Cuáles? Y Jesús dijo: No matarás.(E http://www.biblegateway.com/passage/?search=mateo%2019&version=RVR1960) No adulterarás.(F http://www.biblegateway.com/passage/?search=mateo%2019&version=RVR1960) No hurtarás.(G http://www.biblegateway.com/passage/?search=mateo%2019&version=RVR1960) No dirás falso testimonio.(H http://www.biblegateway.com/passage/?search=mateo%2019&version=RVR1960)

19 Honra a tu padre y a tu madre;(I http://www.biblegateway.com/passage/?search=mateo%2019&version=RVR1960) y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo.(J http://www.biblegateway.com/passage/?search=mateo%2019&version=RVR1960)

20 El joven le dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud. ¿Qué más me falta?

21 Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme.

22 Oyendo el joven esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones.

¿Era este un adorador? El adoraba sus posesiones. Casi siempre cuando buscas a Dios es por que tienes una necesidad. “Primeramente buscar el reino de Dios y todas estas cosas te serán añadidas…” Los intereses de Dios aquí en la tierra; somos una iglesia que sembramos y creemos en el reino de Dios. Dice “todas estas cosas serán añadidas” habla de cosas materiales. Es imposible no entrar a adorar a Dios sin que tengas hambre de su reino; a un adorador todas las cosas son añadidas.

Muchos están añadidos a las cosas, pero tu no naciste para estar añadido; tu naciste para que las cosas te sigan, tu sigue adorando a Dios y todo será añadido.

Tu eres un adorador y a los adoradores el bien y la misericordia le siguen, pero tu no eres el que debe estar añadido a las riquezas. ¿Sabes por que a este joven le costo creer tanto? Porque prospero antes de conocer a Jesús. Cuando alguien prospera antes de conocer al Señor les cuesta reconocer que Dios ha sido el que los ha prosperado. Ellos creen que ellos han sido los que lo han logrado solos. Es por esto que no diezman, no ofrendan. Así como a este joven rico, cuando llego hablar de sus posesiones hasta ahí llego la conversación.

No ha sido por ti que eres próspero, ha sido Dios. Por eso si has llegado a la iglesia sin nada Dios te va a prosperar y podrás reconocerlo mejor, siempre lo vas a reconocer; que por El ha venido tu prosperidad. No vas a dudar si diezmas porque un adorador sabe reconocer que Dios es quien le ha dado todo.

¿A quién tu adoras? Cuando llegaron los amigos de Daniel y los obligaron a adorar a otros dioses y este rey era muy poderoso económicamente. Pero ellos le dejaron claro que sólo a Dios servirían y aunque los amenazaron con meterlos al horno de fuego, ellos respondieron que aunque los metieran ahí ellos a Dios seguirían a adorando. Así debes de dejárselo claro hoy al diablo. No importa que nos toque vivir a Jehová seguiremos adorando.

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238