Series tiempos de gloria

Inicio > Series - CELEBRA EL PACTO
CELEBRA EL PACTO

CELEBRA EL PACTO

Pastor Alfonso Bocache

Como se han perdido esos principios en el Cuerpo de Cristo, en las familias, en los matrimonios y en las vidas. La desintegración social y familiar es por la falta de pacto; ya no existe el pacto. En los matrimonios, en los empleados, en las empresas, no hay pactos. Se ha perdido tanto la lealtad y el pacto.

A veces el abandonar nuestro hogar, nuestra familia, nuestro trabajo se convierte en algo tan fácil. Hace tiempo leía una valla que decía ¨Lo divorciamos en 24 horas.¨ Que fácil se ha vuelto el romper los pactos que hacemos delante de Dios, porque para muchos son tratos o contratos, pero para Dios es un pacto serio.
Cada vez que vamos a bendecir a alguien en el altar cuando están a punto de casarse les digo: “Esta no es una celebración religiosa; este es un día de pacto; esto no es un tramite, es un pacto delante de Dios del cual daremos cuentas algún día”.

El que conoce el poder de un pacto respeta el poder espiritual que hay en el. El que tiene un pacto con Dios no se da por vencido, sigue adelante. El problema es cuando continuamente estamos rompiendo el pacto. Hay unos que actúan como casados, pero en su corazón no están casados. Hay otros que actúan como que tuvieran pacto con Dios, pero verdaderamente no hay un pacto con Dios. El que tiene un pacto nada lo detienes; perdona, sigue adelante, adora, no se da por vencido.

Yo si algo deseo y tengo un sueño es que esta iglesia tenga un pacto con Dios; que sea una iglesia de pacto y de honor.

Cuando hay pactos tu sabes que hay que seguir adelante. Por mas que tu te hayas peleado con tu esposa, tu te volteas y dices: “Vive Jehová, que no te dejare!”, por mas enojado que tu estés, tu sabes que Dios vive y que el pacto permanece.

Aquellos que tienen pacto saben que es hasta la muerte; están dispuestos a dar hasta su vida con tal de seguir adelante cumpliendo el pacto.
Leamos el libro de Amos 3:3:

“3 ¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?”

Esta palabra se refiere a algo poderoso; tu tal vez no vas a estar con tu pareja en todo, pero si en una cosa debes de estar de acuerdo, es en buscar a Dios. De eso se refiere este versículo porque ¿Cómo vas a estar de acuerdo con todo? Pero aquí se esta refiriendo a que si en algo debes estar de acuerdo es en buscar de Dios; no importa cuantas diferencias tengas con tu pareja, pero si debes estar de acuerdo en una y es Dios. El hará la obra en ese matrimonio. A pesar de lo que te pueda ocurrir, si tienes a Dios primero en tu matrimonio, no te preocupes todo saldrá bien y saldrás adelante.

No busques a alguien que diga que es cristiano para casarte, porque al rato no es un hombre de pacto, solo aleluya! Gloria a Dios! Pero su vida no es de pacto. Cásate con alguien que tenga un pacto delante de Dios y que lo primero va a ser Dios en sus vidas entonces saldrás adelante.

El pacto pre-establece la manera en la que vamos a actuar y vamos a decidir. Cuando tu tienes un pacto en tu vida ya esta preestablecido lo que vas hacer y a las decisiones que vas a tener en tu vida.
Cuando José llego a la casa de Potifar, el era un hombre de pacto que sabia que Dios lo había llamado y que Dios tenia grandes sueños para su vida y que se iban a a llevar a cabo. Por eso, cuando la esposa de Potifar lo seduce, por un momento dado tal vez se distrajo José, pero si algo salto en El fue el pacto. Que cuando ella le ofreció pecar; el ya sabia la respuesta. Todo me es dado en esta casa menos tu; yo tengo un pacto con mi jefe Potifar. Yo soy un hombre de pacto y sobre todo lo tengo con Dios.

Como le decía a uno su papa si, pero soy tu tata; papa pero tal cosa –Soy tu tata-. Éramos obedientes, mire Potifar no era ejemplo para José, José era ejemplo para Potifar, pero sigue siendo una autoridad y mi autoridad no me ha dado a ti; yo ya estoy preestablecido para cuando llegue este momento tu sabes la respuesta.

Cuando sabes que Dios tiene cosas mas grandes para tu vida, tu respetas el pacto. ¿Qué sucede si no respeta el pacto José? No llega a lo que Dios tenia para su vida.

Dios jamás ha roto un pacto; los que lo rompemos somos nosotros muchas veces y cuando no nos va bien todavía nos preguntamos ¿y por que?

Confía en su pacto y cumple tu parte porque la naturaleza de Dios es fiel; la naturaleza de Dios es de honor ¿Cuántos quieren hacer pacto hoy?

Jamás Dios dejara de cumplir el pacto. Todo se ha establecido por pactos, si usted lee ahí en su casa en Génesis 1:26, Dios establece con Adán y con Eva lo que iba a suceder en el huerto, establece un pacto de bendición, ¿Pero que paso con Adán y Eva? No respetaron el pacto. Dice que todo lo creo bello y hermoso, había un plan precioso. Así Dios ha creado tu vida, pero había un árbol del que no podían tomar ¿y que fueron hacer ellos?. Tomaron lo que no era de ellos; el mismo principio del diezmo. Tomar lo que no es tuyo, lo que no te pertenece. Tomaron lo que no les pertenecía y todo empezó a complicarse, lo que era una bendición se convierte en un dolor; No por Dios sino por nosotros.

Debemos de ser esforzados y valientes porque Dios tiene buenos pactos para nuestra vida. Estableció el pacto con Adán y Eva pero ellos mismos no quisieron de ese pacto. No querían todo lo que Dios había diseñado para sus vidas. Pero estoy seguro que tu si quieres lo que Dios ha diseñado para tu vida.

Cuando Dios estableció el pacto con Abraham, le dijo: “Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré y serán benditas en ti todas las naciones de la tierra” le esta diciendo que sus generaciones serán benditas ¿Crees que Abraham cumplió el pacto ?
A veces establecemos contratos porque vemos un beneficio para nuestras vidas. Ya media vez obtienes el beneficio ya no quieres ese contrato.
Abraham trascendió a sus generaciones; era un hombre que sabia llevar un pacto adelante, sabia lo que era el honor. Era un hombre de pacto que iba a bendecir a sus generaciones.

¿Sabes cual es la diferencia entre un trato y un pacto? Que un pacto trasciende generaciones. Tus generaciones son benditas, yo lo declaro porque eres un hombre y una mujer de pacto. No solo va ser la bendición para dos, tres, cuatro o cinco años sino que tus generaciones son benditas.

¿Cómo reconoces a alguien que tiene un pacto? Mira a Abraham, un hombre de pacto podría reconocer que era un hombre de pacto. Porque los hombres de pacto no importando lo que les toque vivir siguen adelante adorando a Dios, siguen levantando sus manos, creyéndole a Dios con todo su corazón. Nuestro Dios un Dios de pacto, te lo demuestro: Dio a lo mas preciado que tenia que era nuestro Señor Jesucristo.

En Isaías dice su palabra: “Tu Jacob a quien escogí” escucha bien ¿Jacob hijo de quien era? Era hijo de Isaac, e Isaac era hijo de Abraham; generaciones benditas. Escogido por cuanto la palabra que le había dado Abraham. El Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob le dice: “Jacob yo a ti te escogí, eres descendencia de Abraham mi amigo. Yo espero que el Señor tenga muchos amigos en este lugar; que un día pueda decir “Mi amigo”. Un hombre de pacto es alguien que esta decidido hasta la muerte con tal de seguir el pacto con tal de seguir honrando a Dios.

Cuando estas dispuesto a entregar lo mejor que tienes eres un hombre y una mujer de pacto, cuando estas dispuesto a dar lo mejor de ti hay pacto en tu vida. Que fácil es hoy renunciar a todo verdad, como al matrimonio, porque no hay pacto. Que fácil es renunciar a nuestros liderazgos, pero no es lo honroso delante de Dios porque El jamás se ha merecido esto. Que fácil es dejarlo todo tirado, pero nuestro Dios no se merece esto porque es un Dios de pactos y El va a cumplir su palabra.

No bases tu relación con Dios por lo bien o lo mal que te va, basa tu relación con Dios en que el es tu padre, tu señor y que jamás ha mentido, que va a cumplir el pacto que ha prometido.
Leamos Números 27:1:

“27 Vinieron las hijas de Zelofehad hijo de Hefer, hijo de Galaad, hijo de Maquir, hijo de Manasés, de las familias de Manasés hijo de José, los nombres de las cuales eran Maala, Noa, Hogla, Milca y Tirsa;
2 y se presentaron delante de Moisés y delante del sacerdote Eleazar, y delante de los príncipes y de toda la congregación, a la puerta del tabernáculo de reunión, y dijeron:
3 Nuestro padre murió en el desierto; y él no estuvo en la compañía de los que se juntaron contra Jehová en el grupo de Coré, sino que en su propio pecado murió, y no tuvo hijos.”

Este hombre no tenia hijos hombres solo hijas mujeres y las mujeres no heredaban, solo los hombres. Entonces según la ley ellas no podían tener herencia porque siempre las mujeres que se casaban el hombre había heredado. Pero ellas no habían tenido hermano y ahora no podían heredarles a ellas. Entonces acuden a Moisés y le dicen: “Mira como murió nuestro padre, pero no fue de los que tuvieron rebelión en el desierto, murió en pecado”. Entonces me puse a investigar y ponle atención, después de Adán todas las generaciones que nacían lo hacían en pecado, entonces cuando dice murió en pecado quiere decir que murió en el pecado natural con el que nació pero no es que anduviera pecando. Te lo demuestro con otra versión.

Números 27:1 (Versión al Día):
“2 a la entrada de la Tienda de reunión, para hablar con Moisés y el sacerdote Eleazar, y con los jefes de toda la comunidad. Les dijeron:
3 «Nuestro padre murió sin dejar hijos, pero no por haber participado en la rebelión de Coré contra el Señor. Murió en el desierto por su propio pecado. “

Van con Moisés y le dicen: “Mi padre no fue de los que estuvo en rebelión en el desierto, mi padre murió de muerte natural y solo mujeres hemos quedado” y llegan a pedir su herencia y mira lo que sucede a continuación:

“4 ¿Será borrado de su clan el nombre de nuestro padre por el solo hecho de no haber dejado hijos varones? Nosotras somos sus hijas. ¡Danos una heredad entre los parientes de nuestro padre!»
5 Moisés le presentó al Señor el caso de ellas,
6 y el Señor le respondió:
7 «Lo que piden las hijas de Zelofejad es algo justo, así que debes darles una propiedad entre los parientes de su padre. Traspásales a ellas la heredad de su padre. “

No acudieron a la ley, acudieron al pacto. No es lo mismo que un día te vaya mal a que un día te pares y digas ¿Y por que? ¿Y por que a mi, si yo tan bueno; voy todos los domingos, llego temprano a la alabanza? ¿Por qué a mi?
Y dicen: “Mi padre fue de los que no estuvo en rebelión en el desierto” porque cuando atraviesas desiertos en tu vida, corres el grave peligro de rebelarte contra Dios.
Usted cree que estas hijas no lo sabían, estas hijas estaban ensenadas, sabían y acuden a Moisés y le dicen que sus padre murió de muerte natural, pero jamás fue de los que estaban en rebelión.
Les dicen papa murió, pero papa siempre respeto el pacto contigo. Quiere decir que en medio del desierto ese hombre definitivamente adoraba y sus hijas lo veían.
Enseñemos a nuestros hijos a ser honorables, a ser hombres y mujeres de pacto porque trasciende a las generaciones. Hay contratos que tal vez hoy te pueden dejar mucho dinero y tu creas que tus generaciones van a estar protegidas con eso; el pacto va aguardar a tus generaciones.
Que un día tus hijos puedan decir mi papa hizo un pacto contigo; yo lo vi pasar desiertos, pero jamás te dejaron de servir.
Lo material un día no lo puedes tener, pero si has pactado con Dios, prepárate porque Dios no se queda con nada. Si este hombre no pudo entrar a las tierras de las promesas sus hijas si, usted hasta el ultimo día de su vida debe creer, Dios lo hará.
Cuando Jesús sube al monte esta orando y aparece Elías y Moisés en la transfiguración.
¿Moisés entro a la tierra prometida? No, pero ese monte en el que aparece esta en la tierra prometida, pero Dios siempre cumple su palabra y años después visito la tierra prometida cuando se aparece delante de nuestro señor Jesucristo. El creyó hasta el final.
Yo voy a creer hasta el ultimo día de mi vida por las promesas que Dios ha hecho y aquí o allá; que las veo las veo; si no las veo yo, las ven mis generaciones .
Es un honor servirle a Dios, es un honor predicar su palabra. Si tienes discipulado no haces un favor al venir, es un honor venir a un discipulado. Le digo al Señor mándame gente de honor, que sea un honor no una carga el poder servirte, no una carga adorarte, no una carga buscarte; una iglesia de honor porque es un honor poder hacer lo que hacemos.
Es un honor hoy domingo poder estar acá; el poder adorarte. El que esta en la alabanza es un honor tocar ese teclado, no es un favor, es un honro hacerlo en esta iglesia. Los servidores, es un honor servir en esta iglesia, es un honor pararse en este altar, es un honor tener un grupo en casa, es un honro servir en el sonido.
Es un honor a veces cuando tienes desiertos porque es tu gran oportunidad que se separe la diferencia entre los que han hecho un trato y los que han hecho un pacto.
Leamos Isaías 42:5:
“5 Así dice Jehová Dios, Creador de los cielos, y el que los despliega; el que extiende la tierra y sus productos; el que da aliento al pueblo que mora sobre ella, y espíritu a los que por ella andan:”
Hoy sin aliento de vida tu mueres, así que lo que tu tienes es gracias a que Dios sigue respetando el pacto, porque yo creo que lo hemos roto muchas veces.
“6 Yo Jehová te he llamado en justicia, y te sostendré por la mano; te guardaré y te pondré por pacto al pueblo, por luz de las naciones,”

Esto habla del siervo de Jehová, de Jesús, esta profetizando lo que esta a punto de venir.

Y dice: ”Te pondré por pacto”, Jesús es el pacto, El es el Nuevo pacto ¿Cuántos tienen al pacto hoy en sus vidas? ¿Y sabes porque? porque Jesús era un hombre de pactos, estuvo dispuesto a morir por llevar el pacto y Jehová Dios creador de los cielos, el que dispersa los cielos anuncio desde Isaías, que venia el pacto. Por eso, en la santa cena celebramos el nuevo pacto que por muchos es derramada para remisión de sus pecados. Porque Jesús firmo con su sangre el pacto en nuestras vidas, no es cualquier firma es la de Jesús y la tinta es de sangre. No cualquiera ha firmado en tu vida.

¿Estarías dispuesto a firmar hoy un pacto con El? ¿Cuántos estarían dispuestos? El es el pacto, que puedas decirle Jesús no importa lo que pase en mi vida te seguiré buscando a ti.

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238