Series tiempos de gloria

Inicio > Series - BRILLA COMO UNA ESTRELLA
BRILLA COMO UNA ESTRELLA

BRILLA COMO UNA ESTRELLA

Pastor Alfonso Bocache

La palabra de la semana pasada me dejo meditando muchísimo; me impresiona cuando en el nuevo testamento dice que aun procuro con lagrimas lo que Dios había puesto en sus manos.

Dios me hablo algo muy fuerte y me dijo: “Hay unos peores que Esaú” y yo dije -¿Cómo así? -Si, porque siquiera el con lagrimas intento recuperarlo, pero hay unos que ni les interesa lo que han menospreciado; ni lo procuran con lagrimas. Todavía se auto justifican “Es que yo lo menosprecie, por esto, porque me hirieron, porque me dañaron..” y sin darnos cuenta de las cosas tan lindas que Dios ha puesto en nuestras manos.

Leer la palabra no es difícil; lo difícil fue escribirla, eso si fue difícil. A muchos profetas les costo su misma vida. A veces decimos “Es que de verdad que duro a veces nos toca” “Que caro el precio que hay que pagar” yo creo que nos toco muy barato, por eso no lo aprovechamos como deberíamos de aprovecharlo. A los profetas los apedreaban por predicar la palabra, ¿Yo no creo que haya alguien que los hayan apedreado?

En estas épocas se habla tanto de brillar, pero yo creo que deberíamos de brillar todos los días de nuestra vida. Realmente nos ha costado muy barato, el venir a la iglesia; no lo han puesto muy fácil realmente. A esos hombres si les toco difícil y pagaron un precio muy caro ¿Y que me pueden decir de nuestro Señor Jesús? Murió entre dos ladrones, llevo todas las maldiciones; a El si le toco difícil, pero a nosotros nos ha tocado fácil.

El precio que pago nuestro Señor Jesús si ha sido caro.

Quiero llevarlos a libro de Mateo 2:21:

“Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos,

2 diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle.”

La estrella anuncio el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo y yo espero que aquí hayan muchas estrellas que quieran brillar y quieran anunciar a Jesús en su vida. Debemos de brillar para anunciar que Jesucristo ha cambiado y ha transformado nuestras vidas. No es un día de emociones lo que vamos a celebrar; es el nacimiento de nuestro señor Jesucristo, vamos a recordar su nacimiento. Por ejemplo cuando usted menciona el equipo del barsa es un equipo de “estrellas”, ¿Cuando a usted le dicen Real Madrid es un equipo de? “Estrellas” fugaces, pero estrellas, jajaja; son bromas.

Normalmente, les dicen que son un equipo de estrellas porque ellos brillan en lo que hacen; son los mejores a lo que se dedican y ellos brillan.

El problema de nosotros es que cuando brillamos en lo que nos dedicamos no le damos la gloria a Dios; otros ni brillan en lo que hacen. Los hijos de Dios nacimos para brillar.

A un gran golfista lo entrevistan luego de haber ganado uno de los mejores premios y le dicen: ¿Qué significa esto para tu vida? Y el le responde: -Mira, es un logro mas en mi vida este trofeo que hoy tengo en mis manos, pero el verdadero significado de mi vida lo ha dado Jesús. Es talentoso y brilla en lo que hace para darle la gloria a Dios. Lo difícil es cuando no brillas en lo que haces y cuando brillas, no le das gloria a Dios. Que en todo lo que hagamos en esta iglesia brille Jesús; que el sea el centro en esta iglesia.

Brillemos de tal forma que la gente pueda decir: ¿Que hay en tu vida?. Di ahí donde estas: “Voy a brillar como una estrella para que muchos la sigan y lleguen a los pies de Jesús para adorarlo”. El mundo brilla en tantas cosas y porque nosotros no vamos a brillar y vamos anunciar a Jesús. Es fácil brillar acá en la iglesia, pero que difícil es brillar con aquellos que te han hecho daño; debemos de brillar a donde quiera que nosotros vayamos. Mucho ¡Aleluya! ¡Gloria a Dios! Pero no brillamos en donde deberíamos de brillar y es en las tinieblas. Deberíamos de brillar y hacer la diferencia a donde vamos.

Leamos Mateo 5:14 (Versión en lenguaje actual):

“14 »Ustedes son como una luz que ilumina a todos. Son como una ciudad construida en la parte más alta de un cerro y que todos pueden ver. 15 Nadie enciende una lámpara para meterla debajo de un cajón. Todo lo contrario: la pone en un lugar alto para que alumbre a todos los que están en la casa. 16 De la misma manera, la conducta de ustedes debe ser como una luz que ilumine y muestre cómo se obedece a Dios. Hagan buenas acciones. Así los demás las verán y alabarán a Dios, el Padre de ustedes que está en el cielo.”

Nosotros somos la luz, lo que pasa que muchos están metidos debajo de un cajón ¿Que pasa si metes la luz en una caja? ¿Alumbra? No, nosotros somos la luz de este mundo.

Hay personas que veo como metidos en esa caja y yo les pregunto ¿Y porque estas así, porque estas allí? –Es que me ofendieron, nadie me quiere. Es que prefiero estar aquí, así nadie me daña. Nosotros no hemos sido llamadas a estar escondidos, hemos sido llamados a perdonar, a seguir adelante; a ser luz. Tu eres luz, tu no naciste para estar adentro de una caja metido, encerrado sin poder dar todo el potencial que puedes dar. Hay que perdonar y hay que seguir adelante, somos luz y nacimos para brillar.

Hay varias cosas que suceden cuando llevas la luz:

Las tinieblas se van.
Cuando tienes luz guías a otros en medio de la oscuridad.
Llevas paz porque puedes ver con claridad por donde caminas.

Quiero darte unos consejos y decirte porque muchas veces dejamos de brillar ¿Quiénes quieren aprender? En sus biblias busquen el libro de Juan 8:12:

“12 Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida”.

Algo que me impacto muchísimo es lo que dice en este versículo: “el que me sigue, no andará en tinieblas” no solo el que me recibe, sino el que me sigue.

Lo primero que quita el brillo de tu vida es el pecado. Esas tinieblas empieza a opacar la luz que hay en tu vida y dejas de brillar. Por eso David tenia razón cuando llego Goliat; hay muchos gigantes, hay muchos pecados que a veces no logras vencer. David hizo algo importante, cuando vio al gigante lo hirió y cayo al suelo y David se le subió encima y le voló la cabeza, estaba herido, pero no muerto. Hay muchos que solo hieren el pecado en su vida, pero no lo matan.

El pecado no hay que herirlo, el pecado hay que matarlo. Al final jamás te va a bendecir y va a apagar esa luz y no te va a dejar brillar.

No solo debemos de brillar unos días, nuestro Señor Jesús nació y murió en la cruz del calvario para que brilláramos siempre. Brillar aquí es fácil, yo quisiera verte si estas brillando en los convivios ¡Uy!

Debemos de hacer la diferencia. Imagínese celebrar así la culminación de un año convivir con personas y con amigos que Jesús nació un día, con las cosas que a Jesús no le agradan; esa es una celebración nuestra, Jesús no tiene nada que ver allí.

A donde quiera que tu vayas tienen que saber que Cristo esta en tu vida. Ahora si trabajas mal ni digas que eres cristiano, porque eso no le da gloria a Dios. Aquellos que ¡Gloria a Dios! ¡Aleluya! Pero llegan tarde, no entregan su trabajo, eso no da gloria a Dios.

¿Serás esa estrella que va anunciar a Jesús? No permitas que la luz se apague en tu vida, que tu sigas brillando en todo tiempo.

Yo espero que en esos convivios hagas la diferencia, que esta semana la aproveches para ser de testimonio. Que anuncies de Jesús; que las personas puedan ver el verdadero significado del por que nuestro Señor Jesús nació y murió por cada uno de nosotros.

Hay algunas personas que cuando atraviesan desiertos en su vida dejan de brillar, en lugar de adorar a Dios comienzan a reclamar; y la luz empieza a apagarse en sus vidas. Hay otras personas que son hombres y mujeres de mucha fe, y esos pasan los desiertos como nada, pero la luz de ellos no se apaga en los desiertos, la luz de ellos se apaga en la tierra de las promesas. Cuando están tan bendecidos, los deslumbra verdaderamente todas las bendiciones que Dios ha dado a su vida y dejan de brillar. Ponen su mirada en las bendiciones y no en aquel que los ha bendecido.

Algunos creen que solo eres probado cuando estas en el desierto y no es así, cuando estas bendecido también eres probado. Por eso Pablo decía: Se vivir en la escasez, se vivir en la abundancia, todo lo puedo en Cristo que me fortalece. No importa el tiempo que estés viviendo si es de escasez, si es de abundancia; debes de seguir brillando en tu vida

¿Cuánta gente con talento hay aquí? Y dones.

Las personas que a veces tienen muchos talentos y dones deben de tener algo en sus vidas. Los dones y los talentos te hacen brillar muy rápido, pero solo el carácter puede sostener esos dones y esos talentos en tu vida.

Quizás vienes de tu encuentro y estas lleno de emoción, Dios te ha mostrado que tienes dones y talentos, pero no puedes permanecer en las cosas de Dios porque no tienes el carácter firme para seguir brillando.

Leamos Juan 1:1:

“En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.

2 Este era en el principio con Dios.

3 Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.

4 En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.”

Mira este versículo lo que nos esta hablando, dice que se hizo carne, esta hablando de Jesús y también habla de su palabra. Quiero darte algunos consejos. Cuando tu conducta refleja la luz de Jesús en tu vida es porque la palabra de Dios esta en tus pensamientos; la palabra de Dios esta en tus actitudes y entonces comienzas a ser la luz y comienzas hacer la diferencia, no sólo en tu vida, sino en la vida de muchas personas.

Cuando hay santidad en ti vida, comienza a reflejarse esa luz; esa es la luz de Jesús en nosotros. Y me llama la atención de ese versículo cuando dice en el siguiente versículo en Juan 1:5:

“5 La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.”

Donde hay luz no hay tinieblas, somos luz. ¿Sabes que es el tiempo cuando mas depresión hay en el mundo? Es impresionante. Sabes que el nacimiento de nuestro Señor Jesús no tuviera ningún sentido si no hubiera muerto en la cruz del calvario. A veces no meditamos en lo poderoso que ocurrió cuando el Señor Jesús nació, lo glorioso no es el pesebre, lo glorioso es que esta sentado en su trono, eso es lo mas glorioso que ha acontecido.

Hay cosas en nuestra vida que solo son momentáneas cuando tienes buena actitud. Si Jesús no muere en la cruz del calvario solo lo recordaríamos como un buen hombre, pero hoy lo recordamos como nuestro Salvador que nos ha venido a dar luz. Que el día que partas bendigan el día en que naciste; que seas luz todo este tiempo.

Hay cosas que has estado viviendo que no son porque estés en pecado, es para que la gloria de Dios se manifieste.

Cuando la palabra de Dios esta en tus pensamientos empiezas a brillar. Cuando la palabra de Dios esta en tu boca comienzas a brillar, no permitas que el pecado apague ese brillos en tu vida. Le das lugar a ese pecado y empiezas a apagarte en tu vida. Muchos habían estado metidos en una cajita, es tiempo de salir de ella. Es tiempo de celebrar y de brillar en nuestra vida.

¿Cuántos quieren brillar? Que no se aun día de celebración, que sea todo un estilo de vida en nosotros. Que no solo en diciembre te sientas feliz, que esa felicidad y ese brillo estén en nuestras vidas todos los días. Que la gracia y el favor de Dios vaya con nosotros. El es quien perdona nuestros pecados y nos da una nueva oportunidad. Deja salir lo mejor de ti. Estas en la prueba, deja salir lo mejor de ti, la prueba saca lo mejor o lo peor de ti. Que aun en la prueba puedas brillar y digas: “Señor esta es la oportunidad de mi vida de brillar, con mi buena actitud y que tu te luzcas Señor”.

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238