Series tiempos de gloria

Inicio > Series - ACTITUD QUE BENDICE MI VIDA

ACTITUD QUE BENDICE MI VIDA

Adorar es poner primero a Dios en todo lo que hacemos. ¿Adorar es cantar a Dios? Adorar es más que eso. Adorar es respetar, amar y reconocer que alguien está sobre tu vida. Debemos de tener una actitud correcta para adorar a Dios en nuestra vida. Si tú adoras a algo material, va estar por encima de tu vida y va a poseer tu vida; pero si tú adoras a Dios por sobre todas las cosas será Dios el que esté en el lugar correcto y lo primero en tu vida.

Adorar a Dios es hacerlo todo el momento de nuestra vida, en donde estemos, no solo se limita al concepto de cantar sino estar conectados con Él.

Job 1.16-20 dice así:

“Aún estaba este hablando, cuando vino otro, que dijo: «Fuego de Dios cayó del cielo y quemó a ovejas y a pastores, y los consumió. Solamente escapé yo para darte la noticia».

Aún estaba este hablando, cuando vino otro, que dijo: «Tres escuadrones de caldeos arremetieron contra los camellos y se los llevaron, y mataron a los criados a filo de espada. Solamente escapé yo para darte la noticia».

Entre tanto que este hablaba, vino otro, que dijo: «Tus hijos y tus hijas estaban comiendo y bebiendo vino en casa de su hermano el primogénito, cuando un gran viento se levantó del lado del desierto y azotó las cuatro esquinas de la casa, la cual cayó sobre los jóvenes, y murieron. Solamente escapé yo para darte la noticia».

Entonces Job se levantó, rasgó su manto y se rasuró la cabeza; luego, postrado en tierra, adoró”. 

 

Nuestra adoración debe de tener decisión y acción. Lo primero que hace Job es levantarse, y aunque tenía dolor, se rindió delante de Dios. Job demostró con su actitud, que por encima del dolor que estaba pasando, estaba Dios. Pueden llegar muchas malas noticias a nuestra vida, pero debemos de tener la actitud correcta para rendirlas delante de Dios. El problema es cuando el dolor está por encima de tu vida, que el mismo Dios. Será entonces el dolor lo que te va aconsejar y no Dios; será el dolor el que te guíe.

Tú no adoras a Dios porque Él ha sido bueno; tú adoras a Dios porque Él es soberano sobre tu vida, porque tu vida está en sus manos. La tribu de Israel que iba hasta adelante, al frente de batalla, era la tribu de Judá, que es la alabanza, porque lo primero que debe de ir en tu vida es la adoración.

Job 1.21 dice así:

“Y dijo: «Desnudo salí del vientre de mi madre y desnudo volveré allá. Jehová dio y Jehová quitó: ¡Bendito sea el nombre de Jehová!».

En todo esto no pecó Job ni atribuyó a Dios despropósito alguno”.

 

No importa lo que estés viviendo, Dios debe de ser lo primero en tu vida. Job tenía razones humanas para creer que Dios no tenía propósito, pero Él tenía puesta su mirada en lo sobrenatural de Dios. La actitud incorrecta te lleva al pecado, y las malas noticias te pueden llevar a tener una actitud rebelde. El problema no son las malas noticias, sino la actitud que tomamos ante ellas.

Job con su actitud estaba anunciando que vendría sobre su vida el capítulo 42. La adoración y la actitud correcta de tus palabras, profetizan todo lo bueno que vendrá para tu vida, y todo lo grande que Dios hará en tu corazón.

Hay gente que necesita el dolor para hacer la víctima, y que todos le tengan lástima y llamar la atención de todos; pero esto no es la actitud correcta porque no nacimos para dar lástima, sino para que todos vean el plan perfecto de Dios sobre nuestras vidas.

Génesis 41.14 dice así:

“Entonces el faraón envió a llamar a José; lo sacaron apresuradamente de la cárcel, se afeitó, mudó sus vestidos y vino ante el faraón”.

 

José recibió un sueño de parte de Dios, pero desde que recibe el sueño hasta que llega al palacio transcurrieron trece años. José lo único que necesitaba para tener una buena actitud, era saber que Dios estaba primero en su vida y que no hay nadie para Dios.

Cuando sabes que Dios está contigo y que es el primero en tu vida, tienes que tener la actitud correcta.

Los que tienen una actitud de adoración saben que no hay ningún despropósito alguno en sus vidas, y no dejan de adorar a Dios todos los días de su vida; y saben que sus vidas están en el tiempo de Dios para lo que Él va a hacer en sus vidas.

José sabía que la cárcel no estaba por encima del sueño que Dios le había dado; y que lo que Dios había dicho se haría realidad en su vida.

Cuando pones toda tu confianza en los hombres, te fallarán; pero cuando sabes que Dios nunca te fallará, pones a Dios en el lugar correcto. Y faraón tiene tantos tormentos en su vida, que el copero se acuerde que José había interpretado sus sueños en la cárcel.

José tenía una actitud de adorador porque se afeitó. ¿De qué me van acusar otra vez? Pudo haber pensado José, pero el haberse afeitado denota su actitud correcta. Él sabía que el llamado era para salir de la cárcel definitivamente. 

Génesis 41.15-16 dice así:

“El faraón dijo a José: «Yo he tenido un sueño, y no hay quien lo interprete; pero he oído decir de ti que oyes sueños para interpretarlos».

Respondió José al faraón: «No está en mí; Dios será el que dé respuesta propicia al faraón»”.

 

Alguien que tiene la actitud correcta, tiene humildad de corazón. Un adorador siempre reconocerá que no es por sus talentos, sino por la misericordia y el favor de Dios sobre su vida.

José tenía todas las respuestas de lo que había vivido, por eso sabía que Dios sería quien daría la respuesta propicia al faraón.

Hoy es un día para que revises tus actitudes en tu vida. ¿Adoras a Dios en todo momento? ¿Dios es lo primero en tu vida? La actitud de un adorador siempre será interrumpida por Dios.

Sabes que Dios me decía que quería interrumpir a muchos de sus hijos, pero no podía hacerlo por respeto, porque Él no es lo primero en sus vidas. Puedes estar haciendo muchas cosas, pero Dios siempre debe de ser lo primero en tu vida.

Hoy tienes la oportunidad para que le des el primer lugar a Dios en tu vida, que le demuestres a Él tu actitud de adoración que tienes. Tomar una actitud de adoración no solamente es cantar. Pon tu mano en tu corazón y revisa tus actitudes; tal vez solo has venido a cantar los domingos aquí, pero tu corazón está lejos de Él. ¿Qué tal si hoy te pones a cuenta con Él y dejas de quejarte por lo que estás viviendo?

Aprovecha este día para darle el lugar correcto a Dios en tu corazón. Él es el tesoro más grande que debe de haber en tu vida.

A través de las malas noticias y las circunstancias, lo primero que va a tratar de quitar el diablo de nuestras vidas es la capacidad de adorar. Cuando alguien ha pasado sus peores momentos, yo les exhorto a que revisen su relación con Dios. No se trata de cómo te va a ti, se trata de que Él seguirá siendo Dios por siempre. Ten presente que aquello que es lo primero en tu vida, es lo que más vas a buscar en tu vida. 

 

 

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238