Series tiempos de gloria

Inicio > Series - ACELERA, ESTE ES EL AÑO DE ACELERAR
ACELERA, ESTE ES EL AÑO DE ACELERAR

ACELERA, ESTE ES EL AÑO DE ACELERAR

Pastor Alfonso Bocache

Domingo, 29 de enero de 2012.

En el espíritu no puedes bajar la velocidad este año. Déjame decirte algo: a veces el acelerar te salva la vida. De igual manera, no puedes dar la vuelta en u, no puedes regresar por donde venías ni a donde estabas. Debes avanzar sin dar vuelta atrás.

Zaqueo es un ejemplo cuando en la Biblia encontramos personajes donde Dios les habla y les pide que tengan velocidad. Jesús le dijo que bajara a prisa del árbol sicomoro Él bajó rápidamente y se aceleró espiritualmente. Se arrepintió y comenzó a dar frutos de manera inmediata.

Dice la Biblia que bajó de prisa, algo pasó dentro de él porque no dudó que iba a recibir su milagro.

Marcos 6:45- 6:51 “En seguida hizo a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a Betsaida, en la otra ribera, entre tanto que él despedía a la multitud. Y después que los hubo despedido, se fue al monte a orar; y al venir la noche, la barca estaba en medio del mar, y él solo en tierra. Y viéndoles remar con gran fatiga, porque el viento les era contrario, cerca de la cuarta vigilia de la noche vino a ellos andando sobre el mar, y quería adelantárseles. Viéndole ellos andar sobre el mar, pensaron que era un fantasma, y gritaron; porque todos le veían, y se turbaron. Pero en seguida habló con ellos, y les dijo: ¡Tened ánimo; yo soy, no temáis! Y subió a ellos en la barca, y se calmó el viento; y ellos se asombraron en gran manera, y se maravillaban”.

Debes ser veloz para las instrucciones que Dios te da y debes ponerlas en práctica de manera inmediata. No debes esperar ya que si Dios te lo ha dicho hoy, hoy lo va a cumplir.

Este año Dios se quiere adelantar en bendecirte. No puedes vivir con miedo a lo que va a pasar. Que el temor no te haga bajar la velocidad que Él necesita para que seas bendecido. El problema de los discípulos cuando estaban en la barca era el agua y los vientos que empezaban a entrar en su barca. No dejes que la tormenta entren dentro de ti. Necesitas que el agua y el viento estén afuera para poder ir velozmente.

El mástil es lo que da equilibrio al velero, de igual manera es la Palabra en tu vida, ya que te mantiene firme y creyendo en lo que Dios te ha propuesto. Entre más grande es el mástil, más grande debe ser la vela. Así tus planes serán más altos como los planes que Dios tiene para ti.

Los malos pensamientos te detienen, pero los buenos pensamientos te impulsan para estar conectado con Dios.

Cuando permites que Dios se adelante en tu vida, milagros ocurren. Este año te va a sorprender el Señor; permite que vaya delante de ti. Debes ser veloz para que este año Dios se adelante a los planes que tiene.

Este año vas a ser veloz para vivir en libertad. Debes reconocer tu condición e ir rápidamente con el Padre. No es solo lo que el pecado pueda traer, sino a veces son malos hábitos los que no te dejan ir rápido. Si eres veloz a lo que Dios tiene el pecado no te va a alcanzar. Este año vamos a acelerar, a trabajar duro. No te digo que no descanses pero no vamos a parar de dar buenos resultados.

Debes tener velocidad para las victorias, el problema no es cuántas veces te has caído o cuantas veces te han herido sino que es el tiempo en que te recuperas lo que hace que vayas despacio. La falta de perdón, las acusaciones son las que te roban velocidad.

Que seas bendecido depende de cuán rápido aprendes a perdonar y avanzar a lo que viene. Debes de ser veloz para las cosas de Dios, para alabarlo, para buscarlo.

David fue un ejemplo de alguien que se dio prisa, sabía que el gigante andaba pero él corrió a prisa a la línea de la victoria por que estaba confiado en que él lo iba a derrotar. David no sólo hirió a Goliat, corrió nuevamente y lo terminó. A tus gigantes recuerda que no es de solo herirlos sino también matarlos. Debes matar al pecado en tu vida.

2 Timoteo 4:7 “He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe”.

Pablo está hablando de manera extraordinaria ya que es un ejemplo donde cambia tu forma de ver la vida. No dice mala batalla sino una buena batalla por que transformaron su corazón y no lo deformaron.

Luego dice: “He acabado la carrera” diciendo que la terminó antes de que se acabara su vida. Pablo fue un hombre veloz en lo que Dios le había encomendado. Y además comparte la clave del éxito en sus victorias: “He guardado la fe”.

La fe es la que le permitió guardar la fe en todo momento sin importar lo que hubiera pasado. Debes de seguir adelante, aunque te quiten todo sabes que te llevas la evidencia para seguir en tu espíritu hasta el final.

Declaro que vas a terminar la carrera antes de morir. Los trofeos que Dios tiene a tu vida son galardones celestiales. Vamos a correr la carrera de tal forma que la vamos a acabar antes de morir. Si hay un pecado que ha estado estorbando, hoy mismo, rápidamente clama por tu libertad y hoy mismo serás transformado para avanzar velozmente.

Vamos a acelerar más ya que aún falta mucho por recorrer. Yo quiero decirte algo ya que esta palabra Dios me la había dado proféticamente desde hace varios meses. Dios me dijo que vas a avanzar rápidamente y que Él te va a llevar a un nuevo nivel y que al terminar el año no te vamos a reconocer.

Hoy es un día para que despiertes y avances como nunca. Ni un día más, ni una hora más, hoy es el día que Dios tiene para ti. Este año Dios quiere adelantarse, quiere llevarte a un nuevo nivel. Que los temores que te han detenido hoy los dejes y avances de tal manera que Dios quiera adelantarse a bendecirte con tu familia, con tu grupo, con tu empresa. Lo creemos y declaramos en el nombre de Jesús.

Series

Series

552c2ad9a76182506a85e86d_palabrasemanal.png
552c2bdcf874c9b276c96fe9_fondosemanal.png
PRéDICA DE LA SEMANA

YO SOY – UN HÉROE DE FE

Pastor Alfonso Bocache

Copyright © 2015
16 Calle 2-00 Zona 10, C.C. Los Próceres 5to Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala  
(+502) 2362-8968 - (+502) 2331-6238