Blog

DSC_0297

AL QUE CREE, TODO LE ES POSIBLE

Pastor Alfonso Bocache

Prédica domingo 5 de agosto.

Hemos hablado que la ultima palabra la tiene Jesús, el Dios de lo imposible.

Mateo 19:26

Y mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; mas para Dios todo es posible.

Te deja claro que hay cosas que para ti son imposibles, pero para El son POSIBLES.

La semana pasada hablamos de un hombre que estaba ciego y gritaba ¡Jesús, hijo de David ten misericordia de mi! El clamaba, y los que pasaban por ahí le decían que se callara, que dejara de gritar. Pero el sabia que era posible un milagro, aunque los demás lo creyeran imposible.

No pares de clamar porque lo que ha sido imposible para tu vida, si sigues insistiendo y sigues orando Él lo hará. Porque para Él TODO ES POSIBLE, no hay nada imposible para Dios.

El Dios de lo imposible esta ahí para ti. Porque al que CREE TODO LE ES POSIBLE.

A Jesús ni la muerte lo pudo detener, por su gracia y favor somos salvos.

Nuestro Señor bajó al infierno y le quitó las llaves a la muerte para que nosotros ahora tengamos vida eterna. Lo que era imposible, fue posible para El.

En Lucas 13:10-17 había una mujer que llevaba 18 años sufriendo de una enfermedad, que no la dejaba enderezarse. Por lo que le era imposible ver hacia el cielo. Jesús la hizo libre de su enfermedad y ella dio la Gloria a Dios.

Criticaron a Jesús por haberla sanado en el día de reposo y Él les llamó hipócritas.

VAMOS A HACER UN PARENTESIS

Dios me habló acerca de qué es ser un discípulo, me confrontó. Antes entre los discípulos encontrabas Cristianos, ahora entre los cristianos se busca un discípulo, todos buscan la comodidad, quieren ser cristianos pero no discípulos. Esa es la orden para todas las Iglesias. “vayan y hagan discípulos”. Jesús me dijo: si yo pido la ofrenda en tu iglesia, lo mas seguro es que mas de la mitad ya no regrese el próximo domingo. El decía: “dámelo TODO”, El miraba lo que echaba cada uno en el alfolí, ahí mismo decía quien le agradaba y quien no con su ofrenda.

OTRO EJEMPLO

Se acerca un hombre y le dice a Jesús que lo quiere seguir, pero su padre acababa de morir y quería enterrarlo antes. Jesús le dijo: “deja que los muertos entierren a sus muertos y sígueme”, Él era la vida eterna.

Eso es ser un discípulo de Jesús. Todos quieren amor, amor, amor, pero no quieren ser discípulos.

¨Déjalo todo y sígueme¨.

TERMINA PARENTESIS

Jesús no les llegó a cambiar el día de reposo. No les estaba diciendo nada del día de reposo, les aclaró que en el día de reposo se liberaba a los animales para que bebieran y comieran y esta mujer llevaba 18 años viviendo atada y era justo liberarla, aún, en el día de reposo. La religión no te salva, el que te salva es Jesús.

Unos se avergonzaban de lo que Jesús hacia, pero otros se alegraban, igual que nosotros nos alegramos. Al que recibimos en nuestro Corazón es a Jesús no una religión. Somos hijos de Jesús lavados con la sangre de Jesucristo.

Juan 11:1-41

Muerte de Lázaro

1  Estaba entonces enfermo uno llamado Lázaro, de Betania, la aldea de María y de Marta su hermana.(A)

2 (María, cuyo hermano Lázaro estaba enfermo, fue la que ungió al Señor con perfume, y le enjugó los pies con sus cabellos.(B)

3 Enviaron, pues, las hermanas para decir a Jesús: Señor, he aquí el que amas está enfermo.

4 Oyéndolo Jesús, dijo: Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella.

5 Y amaba Jesús a Marta, a su hermana y a Lázaro.

6 Cuando oyó, pues, que estaba enfermo, se quedó dos días más en el lugar donde estaba.

7 Luego, después de esto, dijo a los discípulos: Vamos a Judea otra vez.

8 Le dijeron los discípulos: Rabí, ahora procuraban los judíos apedrearte, ¿y otra vez vas allá?

9 Respondió Jesús: ¿No tiene el día doce horas? El que anda de día, no tropieza, porque ve la luz de este mundo;

10 pero el que anda de noche, tropieza, porque no hay luz en él.

11 Dicho esto, les dijo después: Nuestro amigo Lázaro duerme; mas voy para despertarle.

12 Dijeron entonces sus discípulos: Señor, si duerme, sanará.

13 Pero Jesús decía esto de la muerte de Lázaro; y ellos pensaron que hablaba del reposar del sueño.

14 Entonces Jesús les dijo claramente: Lázaro ha muerto;

15 y me alegro por vosotros, de no haber estado allí, para que creáis; mas vamos a él.

16 Dijo entonces Tomás, llamado Dídimo, a sus condiscípulos: Vamos también nosotros, para que muramos con él.

Jesús, la resurrección y la vida

17 Vino, pues, Jesús, y halló que hacía ya cuatro días que Lázaro estaba en el sepulcro.

18 Betania estaba cerca de Jerusalén, como a quince estadios;

19 y muchos de los judíos habían venido a Marta y a María, para consolarlas por su hermano.

20 Entonces Marta, cuando oyó que Jesús venía, salió a encontrarle; pero María se quedó en casa.

21 Y Marta dijo a Jesús: Señor, si hubieses estado aquí, mi hermano no habría muerto.

22 Mas también sé ahora que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo dará.

23 Jesús le dijo: Tu hermano resucitará.

24 Marta le dijo: Yo sé que resucitará en la resurrección, en el día postrero.

25 Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá

26 Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?

27 Le dijo: Sí, Señor; yo he creído que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, que has venido al mundo.

Jesús llora ante la tumba de Lázaro

28 Habiendo dicho esto, fue y llamó a María su hermana, diciéndole en secreto: El Maestro está aquí y te llama.

29 Ella, cuando lo oyó, se levantó de prisa y vino a él.

30 Jesús todavía no había entrado en la aldea, sino que estaba en el lugar donde Marta le había encontrado.

31 Entonces los judíos que estaban en casa con ella y la consolaban, cuando vieron que María se había levantado de prisa y había salido, la siguieron, diciendo: Va al sepulcro a llorar allí.

32 María, cuando llegó a donde estaba Jesús, al verle, se postró a sus pies, diciéndole: Señor, si hubieses estado aquí, no habría muerto mi hermano.

33 Jesús entonces, al verla llorando, y a los judíos que la acompañaban, también llorando, se estremeció en espíritu y se conmovió,

34 y dijo: ¿Dónde le pusisteis? Le dijeron: Señor, ven y ve.

35 Jesús lloró.

36 Dijeron entonces los judíos: Mirad cómo le amaba.

37 Y algunos de ellos dijeron: ¿No podía éste, que abrió los ojos al ciego, haber hecho también que Lázaro no muriera?

Resurrección de Lázaro

38 Jesús, profundamente conmovido otra vez, vino al sepulcro. Era una cueva, y tenía una piedra puesta encima.

39 Dijo Jesús: Quitad la piedra. Marta, la hermana del que había muerto, le dijo: Señor, hiede ya, porque es de cuatro días.

40 Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?

41 Entonces quitaron la piedra de donde había sido puesto el muerto. Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo: Padre, gracias te doy por haberme oído.

42 Yo sabía que siempre me oyes; pero lo dije por causa de la multitud que está alrededor, para que crean que tú me has enviado.

43 Y habiendo dicho esto, clamó a gran voz: !!Lázaro, ven fuera!

44 Y el que había muerto salió, atadas las manos y los pies con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: Desatadle, y dejadle ir.

Hay cosas que tu crees que están por terminar porque las ves imposibles en tu vida . Pero Jesús solo esta viendo un Nuevo comienzo para tu vida. Porque lo que es imposible para ti, es posible para El.

Cuando Jesús oyó que Lázaro estaba enfermo de muerte, se quedo en el lugar en donde estaba dos días mas. Con fe y paciencia se alcanzan las promesas. Jesús tenía un plan para Lázaro. Había un propósito. Quería enseñarles, que lo que era imposible para ellos, en Jesús es posible.

Jesús tiene planes en tu vida, no creas que se esta tardando, llega en el momento perfecto para hacer el milagro en tu vida. Cada vez mas imposible la situación y que esta terminando, pero Jesús ve un Nuevo comienzo en tu vida. Porque para el que cree TODO le es posible.

De donde Jesús estaba habían apenas 3 kilómetros para llegar a donde estaba Lázaro. En cualquier momento pudo haber vuelto. Lázaro ya llevaba 4 días de muerto. Los discípulos le insistían que fueran a la casa de Lázaro, pero el tenía paz porque sabía que Dios tenia el control.

Hay gente que ya te esta consolando de ciertas cosas, y tú tienes que decirles que Dios no ha terminado en tu vida, apenas esta comenzando. Lo que se veía imposible en tu vida, ahora va a ser posible.

Marta sabía muy bien la doctrina del poder de Dios, pero su actitud ante Jesús no fue la correcta. Jesús quería llevarla a otro nivel.

El quería confrontar su fe, así como hay días en que Jesús desea confrontar nuestra fe por medio de nuestras propias experiencias, pero debemos creer y dar un paso de fe, sabiendo que recibiremos nuestro milagro, que lo imposible será posible.

Somos creyentes. Eso significa que debemos dar pasos de fe.  Dios nos reta y es tiempo que caminemos en fe. No quiere que nos acomodemos.  Existirán temores, pero debemos creerle y dejar que Dios se manifieste con Gloria, Poder y con su Presencia.

Hay momentos en la vida en que Jesús te confronta y como Marta a veces nosotros lo evadimos, aún conociendo de su palabra, pero Él nos reta para que veamos que es tiempo de ver cosas imposibles en nuestra vida. Él desea que por más difíciles que sean las circunstancias creamos que para él TODO es posible.

Pero si le creemos debemos ser capaces de mover el corazón de Dios, como lo hizo aquella mujer (María) quién derramó el perfume en los pies de Jesús un día, rindiéndose y adorándole. Así debemos rendirnos, postrarnos a sus pies adorarle, reconociendo a Dios como nuestro Señor, sin importar lo que suceda en nuestra vida.

María movió el corazón de Jesús, porque primero ella lo reconoció como un Dios de milagros y le adoró, porque un adorador mueve el corazón de Dios, y tiene una actitud como para que él diga “Este es mi hijo amado en quien tengo complacencia”, porque a pesar de lo que estés viviendo no te das por vencido, sigues levantando tus manos, con fe.

Hay ocasiones que a nuestra vida llegan personas que saben mucha palabra como Marta, pero son negativas. Debemos conocer de su palabra, pero también debemos creerle, juntarnos con personas que le creen, que tienen fe y que nos levantan y declaran que todo es posible para Dios.

Porque no se trata de saber, se trata de creer que veremos la Gloria de Dios en todo lo que emprendamos, que lo imposible se hará. No miremos nuestras circunstancias y oremos alzando nuestros ojos al cielo creyendo que una bendición especial vendrá a nuestra vida, porque como Abraham creyó y sin importar sus circunstancias, Dios cumplió su promesa. Así Él hará en nuestra vida, porque él es el mismo de ayer, hoy y siempre.

La pregunta es ¿creemos? Si creemos que Él nos dio la salvación por medio de una oración, y nos regaló la vida eterna, debemos creer en lo imposible, creer como aquella mujer encorvada que fue llamada y no miró atrás simplemente, creyó en Jesús. Así debemos ver hacia adelante, no volver al pecado y creer que para Dios no hay nada imposible.

Creamos con todo nuestro corazón que Dios hará, porque al que cree TODO LE ES POSIBLE…

No Comment

0

Post A Comment