LEVÁNTATE, TOMA TU LECHO Y ANDA

By January 8, 2012 Uncategorized No Comments

¡Levántate!

Pastor Alfonso

¡¡Prepárate!!

 

Dile al que está a tu lado:   Dios va a ser grandes cosas en tu vida

 

¿Cuantos se han puesto nuevas metas para este año?

Yo les voy a decir cuales son algunas de ellas.  No faltar a la iglesia, adelgazar……..

 

Conozco a algunos…

 

No llegar tarde a las reuniones.  Venir a tiempo a adorar al Señor.  ¿Cuántos han cumplido en venir a tiempo?  ¿Y la dieta?

 

Vamos a comenzar con el mensaje de hoy

 

Quiero decirte que los resultados de tener intimidad con Dios son muy poderosos.  ¿Cuántos lo creen que son poderosos?

 

Tú sabes que el sábado era un día de comunión y me llama muchísimo la atención que Jesús hizo muchos milagros el día sábado, el día de esa comunión.   Yo creo que cuando estás delante de Él, estás en comunión con Él y le buscas, grandes milagros suceden en tu vida

 

El Señor creó la luz y bendijo la luz,  Creo los cielos y bendijo los cielos.  Creo el día de reposo y bendijo el día.  Antes de eso Dios bendijo lo que hizo.  Pero ese día, bendijo el día.  El día que tú tienes comunión con Dios es un día bendecido

 

Muchas veces crees que cuando cierras un negocio y te va bien es un día bendecido

 

Pero, ¿quieres un día totalmente bendecido?

 

Tienes que estar delante de su Presencia

 

¡Ese es un día bendecido!

 

Estuviste con tu Padre, con tu Señor, sales con nuevas fuerzas.

 

¿Cuantos lo han experimentado?

 

Jesús hizo milagros en ese día.

 

Si recordaras encontró a un hombre que tenia enferma su mano.

 

¿Cuántos recuerdan que fue lo que sucedió?

Se extendió su mano.  Y eso representa cuando tus manos se extienden para tener comunión con Dios.

¿Cuantos pueden extender hoy sus manos para adorar al Señor?

 

Cuando tu extiendes tu mano delante de Él y le adoras, sabes que su Reino se ha acercado a tu vida.  Este año su Reino se ha acercado más a tu vida

¿Cuántos lo creen?

 

El problema es que no creemos que el Renio de Dios se ha acercado a nuestra vida.  Tú crees que este año vas a prosperar, vas a estar sano, vas a estar bendecido.  El Reino se ha acercado.   Que cuando tu salgas de este servicio tu puedas extender tu mano y creer que tu milagro esta cerca y el Reino de Dios se ha acercado.

 

Ese día ese hombre pudo extender su mano. Pudo adorar al Señor.

 

Cuando tenemos intimidad con el Señor grandes cosas suceden

 

Dile al que está a tu lado:  este año voy a tener más intimidad con Dios.

 

La mujer encorvada me llama muchísimo la atención.  Una mujer que durante 18 años estuvo encorvada.  Dicen que era un espíritu.  Esta mujer se fue encorvando cada vez más y cada vez más.  Y eso es lo mas triste, muchas veces ver a creyentes que han recibido a Jesús y se van encorvando con el tiempo.  No tienen comunión con Dios.  Pero cuando tú estás firme, tus brazos están extendidos y adoras al Señor, verás milagros en tu vida.

 

Esta mujer estaba encorvada.

 

¿Ya no tienes comunión con Dios?

 

¿Ya no oras igual?

 

Te vas encorvando.

 

Y Jesús le dice a la mujer:

“eres hija de Abraham  Eres una mujer de fe.  Tu no naciste para estar encorvada y estar viendo el pasado.  Tu naciste para adorar al Señor, para ver los cielos y creer lo que Dios tiene para ti”

 

También le dijo:

“Tú eres hija de Abraham. Tú no naciste para ver lo que este mundo te ofrece.  Tu naciste para ver algo más grande.”

 

¡¡Si quieres algo grande en tu vida se llama Jesús!!

 

Cuando tu lo adoras y tienes comunión con El no vas a estar encorvado, vas a estar firme.  Tu no vas estar encorvado este año.

 

Comienzan tan bien levantando sus manos.  Cuando se van a su encuentro, vienen brincando ese día.

 

¿Cuantos brincaron?

 

Todos brincando y al rato ni los veo a algunos. Se van encorvando y comienzan a ver de donde Dios los saco.  Allí comienzan a ver nuevamente atrás.  Dios no te quiere ver viendo hacia allí  Te quiere viendo sus promesas.  Viendo lo que Él va a hacer en tu vida y que éste es el año que vas a ver unos milagros extraordinarios en tu vida.  No te quiere encorvado.  ¡Te quiere bendecido!

 

La carne no quiere tener comunión.  Quiere levantarse e irse.  No hay tiempo,  mucho trabajo.

 

¿Cuántos hacen los 3 tiempos de comida?

 

¡¡No les creo!!  Por sus frutos los conoceréis.

 

¿Cuántos hacen 4 tiempos?

 

Es que pregunte mal.

 

¿Cuántos hacen 4 tiempos hasta 5?

 

Da tiempo para todo y que mejor si estamos bendecidos.  Sales renovado.  Sales firme.  No hay situación que te pueda detener.  Le estas creyendo al Señor cada día, cada momento.  Tienes más hambre de Él.  Los que oran y tienen comunión con el tienen mas hambre de Dios.  Los que dejan de orar, cada vez menos. Siempre lo he explicado:   funciona al revés de cómo funciona con la comida.

 

Si yo les compro tres Big Macs,  ni asi dicen algunos,  y se los comen ¿cómo quedan?

 

Llenos.

 

Y ¿si yo te ofrezco un 4º Big Mac que me dices?

 

En el espíritu es lo contrario, mientras mas adoras a Dios más hambre te da.

 

“Hay un curso de intercesión yo me meto.

 

Otro discipulado, yo voy y eres el primero.

 

A las 11 en punto estas aquí para adorar a Dios porque tienes hambre del Rey no solo de tus necesidades.  Crees sentir el hambre de buscar de Dios y entonces grandes cosas van a suceder en tu vida.

 

Si no llegas a ser un robot; vienes a la iglesia, vas a tu grupo, pero has perdido tu primer amor.  Dios quiere verte encendido en ese primer amor.

 

Dile al que esta a tu lado: ¿que tal tu primer amor?

 

El Reino se ha acercado.  ¿Verdad que si?

 

Quiero llevarte a Juan 5:1-8

 

Después de estas cosas había una fiesta de los judíos, y subió Jesús a Jerusalén.

 

Y hay en Jerusalén, cerca de la puerta de las Ovejas, un estanque, llamado en hebreo Betesda, el cual tiene cinco pórticos.

 

En éstos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos, que esperaban el movimiento del agua.

 

Yo creo que tu hoy veniste esperando algo.

 

¿Qué estaban haciendo los que estaban enfermos?

 

Esperando el movimiento del agua.  Esperaban que ocurriera algo sobrenatural porque estaban enfermos y querían su sanidad.  Sabes que cada día de nuestra vida debemos de estar expectantes que Dios nos va  sorprender y Dios está a punto de moverse de una forma que no lo había hecho antes.  Yo cada lunes le digo al Señor:

 

Sorpréndeme esta semana.

 

¿Con qué me vas a sorprender?

 

¡Y en eso viene mi suegra.!

 

Él te sorprende.

 

Pero tienes que estar a la espera de que algo se va a mover  Dios va a hacer.

 

¿Cuántos están a la espera que este año algo glorioso va a pasar en tu vida?

 

Quizás digas:  Este año esta igual que el año pasado, peor está, según los análisis económicos.

 

¡Esta es la mejor oportunidad para que Dios se glorifique.!

Estuve enfermo el año pasado.

 

Pero este año voy a estar sano.  Este es el año de mi familia, mis hijos.  Por fin mi marido se convierte este año. Por fin mi esposa se convierte este año.

 

¡Este es el año!

 

Mira lo que sigue diciendo la Palabra:

 

Porque un ángel descendía de tiempo en tiempo al estanque, y agitaba el agua; y el que primero descendía al estanque después del movimiento del agua, quedaba sano de cualquier enfermedad que tuviese.

 

Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo.

 

¿Cuántos años?

 

¡38!

 

38 años de estar en ese lugar tendido esperando que un milagro sucediera.

 

No, no es gripe.

 

Quiero decirte algo de este hombre:

 

Este hombre no estaba totalmente paralizado.  Tenia una parálisis parcial.  Pero hay quienes en su vida tienen una parálisis parcial y la convierten en una definitiva en sus vidas.  No sólo parálisis físicas sino mentales y espirituales.  Cosas que te han detenido y no te han permitido avanzar

Y hay quienes tienen parálisis físicas definitivas en su vida y desarrollan otros talentos.

 

Hay cosas que te han detenido, pero no te van a detener este año.

 

Cuando Jesús lo vio acostado y supo que llevaba mucho tiempo así, le dijo:

 

¿Quieres ser sano?

 

A muchos no les gusta esto.

 

¿Qué le dijo Jesús?

 

¿Quieres  o no?

 

Dile al que está a tu lado:

 

¿Quieres este año o no.?

 

¿Cuántos quieren ser sanos?  ¿Cuántos  quieren caminar en libertad?  ¿Cuantos quieren salir adelante? ¿Cuántos van a terminar el 2012 bendecidos?

 

¿Cuántos quieren?

 

¡Tienes que querer!

 

Hay gente que no quiere.

 

Tienes que querer salir adelante.

 

Dile al que esta a tu lado:

 

¡Yo si quiero!

 

¡Tienes que querer salir adelante!

 

Lo primero que Jesús le dice al paralítico es:  ¿Quieres?

 

Por más predicas que oigas y por mas que vayas a la iglesia si no quieres………… ……..

Lo que yo puedo hacer por ti no se compara con lo que puedes hacer por ti si le crees al Señor en cada palabra que el tiene para ti.  Debes de creerle a Dios con todo tu corazón.

 

Y mira lo que continúa:

 

Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo: ¿Quieres ser sano?

 

Señor, le respondió el enfermo, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; y entre tanto que yo voy, otro desciende antes que yo.

 

Tenía una parálisis parcial porque sí podía llegar.

 

38 veces.  Si el ángel bajaba una vez al año, eran 38 oportunidades.   Y si bajaba dos veces al año, 76.  Y si bajaba tres veces, usted hace las cuentas en su casa.

 

Lo primero que le dice el paralítico a el Señor es:

 

-Señor, no tengo quien me meta al estanque.

 

Jesús le dijo, y a muchos no le gusta esto:

 

-¡Levántate.!

-¿No has escuchado cada vez que yo quiero meterme al estanque otro se me adelanta?

 

-¡No puedo!

 

¿Que esperaba este hombre que Jesús le dijera?

 

¡Pobrecito!

 

Y Jesús que le dice:

 

¡Levántate!

 

El mundo seguro que tenía lastima de él y llamaba la atención de todos.  Son de aquellos que llaman la atención del mundo

 

-Y aquel anda en depre esta encerrado desde hace 2 días.

 

Y el mundo le pone atención:

 

-pobrecito muchá,  ¿y qué vamos a hacer?

 

-Es que ustedes no saben……

 

Ummmmm, antes se mete otro al estanque.

 

-A todos les salen las cosas y a mi no.

 

-Pastor créeme, es que no me entandes.

 

-Es que no te puedo entender.

 

-Es que nadie me quiere.

 

El que tiene identidad con Dios y se sabe hijo de Dios aunque no nos celebren nuestro cumpleaños nosotros nos lo celebramos.  Le creemos a Dios.  Dios está con nosotros y no tenemos complejos.

 

Levántate!!

 

Sabes al mundo definitivamente le das lástima.  Pero el mundo no te puede libertar.  Me llamo la atención que Jesús hace la diferencia.

 

Le dice:

 

¡Levántate!

No se que estaba esperando él.

 

¡Pobrecito!

 

¿Cuántos  han oído esto?

 

-Es que  no saben lo que he vivido desde pequeño. Es que mi papá no me quería, mi mamá,  mis hermanos, mis primos.

 

Oiga esta:

 

-Mirá Pastor:   yo te quiero contar que soy alcohólico y te quiero decir algo.  No voy a morir alcoholizado, pero sí alcohólico.  Es que sabés que pasa, es que no me entienden.  No saben lo que es pasar por esto. En cambio en AA sí me entienden.

 

-Lo que no has entendido es el sacrificio de Jesús en la cruz del Calvario.  No has entendido JJJ.  No has entendido que Cristo es más poderoso.. Que para Él no hay nada imposible.

 

-No Pastor es que……….

 

-No te puedo comprender porque tengo un Dios de victoria.

 

El mundo te apapacha pero no te puede libertar.  Jesús te dice levántate.  Este es tú año!!!

 

¡¡Prepárate!!

 

Para muchos la respuesta de Jesús es insensible.

 

¿Cómo le dijo eso?  ¿Cómo le dice levántate?

 

Amor, amor quiero y más amor.  Yo quiero que me soben el ama.

 

Los almáticos les encanta que les soben el alma.

 

¡Levántate!

 

Levántate hoy es tu día.

 

Mira lo que viene:

 

Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda.

 

¿Que dice?

 

Levántate, toma tu lecho y anda.

 

Este hombre había hecho sólo lo primero, pero nunca las tres cosas juntas.

 

El se levantaba y cuando llegaba, ya otro se había metido.  Nuca había hecho las tres cosas juntas.

 

Jesús le dice:

 

Levántate, toma tu lecho y anda.

 

Este hombre cada vez que se levantaba dejaba su lecho.

 

-Voy, pero si no hay milagro, está mi lecho.

 

En Cristo Jesús nunca puedes ver para atrás, sólo para adelante.  Hoy te vas a levantar, vas a tomar el lecho, porque no hay regreso.  En Cristo Jesús o eres libre o eres libre, para los que quieren.  Levántate toma tu lecho y camina.

 

¿Cuántos lo van a hacer este año?

 

Siempre iba a andando, pero siempre lo esperaba su lecho.

 

Allí está mi lecho por si otros llegan antes que yo.

 

Jesús te dice:  ¡Te me levantas, tomas tu lecho y andas!

 

Tu tienes que hacer esto.  O te levantas o te levantamos en el nombre de Jesús.  De que te levantas, te levantas.

 

Toma el lecho. Toma esa comodidad de tu vida y échatelo al hombro.  Ya no más comodidad, hay un milagro para ti.  Esa comodidad no te ha permitido llegar a tu milagro, porque siempre estaba el lecho.  Me regreso al lecho.  Este año no hay regreso.  Es el mejor año de tu vida.

 

Antes el trofeo era el lecho.  Antes el trofeo era la parálisis.  Por eso Jesús le dice:

 

“toma el echo y anda.”

 

-¿Vos no es ese el paralitico?

 

-Antes era famoso por mi parálisis, ahora soy famoso por mi libertad.  Cristo me ha sanado. .

Imagínese a este hombre 38 años observando como otros eran sanos y el……….    nada.

 

Cuántos años has visto pasar en tu vida y has visto a otros prosperando, predicando, bendecidos y tu?………………..  nada.

 

¡¡38 años!!

 

¿La parálisis paso a ser un trofeo en tu vida?

 

Pobrecito yo, mira lo que me hicieron.  Nadie me quiere.

 

Ese trofeo ya no es para tu vida.  La parálisis no es este año para tu vida. Es la libertad.  Toma tu lecho y lo vas a llevar a todos lados, y vas a decir que lo que un día te detuvo, esa comodidad, hoy es tu trofeo. Que en Cristo Jesús hay victoria.

 

Pero cuéntales que hiciste las tres cosas juntas.

 

Hoy te va s a levantar, vas a tomar tu lecho, que por años te ha detenido, y vas a comenzar a andar.  Lo que no has visto en 15, 20 o 30  años, lo ves este año.  Este año lo vas a ver.

 

¡¡Este es tu año!!

 

¡¡Este es el año que vas a ver milagros!!

Leave a Reply